1CREMA ZANAHORIA. Digestiva: Calabaza + Zanahoria + Albahaca

1 / 6 Digestiva: Calabaza + Zanahoria + Albahaca

La calabaza, una excelente reguladora del aparato digestivo, aporta muchos aminoácidos y vitaminas A y B y casi nada de calorías. El “toque” de albahaca también favorece la digestión.

Cómo prepararla:

  1. Pela y pica una cebolla y un ajo. Pela 4 zanahorias y córtalas a rodajas. Lava y pela un tomate y un trozo grande de calabaza y córtalos a dados pequeños.
  2. Rehoga la cebolla con un poco de aceite, añade el ajo, la zanahoria y la calabaza. Sazona con sal, pimienta y nuez moscada.
  3. Agrega medio litro de caldo de verduras y cuece 10 minutos. Incorpora el tomate y deja cocer 5 minutos más. Pasa la verdura por el pasapuré o tritura.
  4. Pon la crema en cuencos, pica unas hojas de albahaca finamente y espolvorea con ellas por encima. Sirve caliente.
2CREMA COLIFLOR. Diurética: Coliflor + Puerro + Manzana

2 / 6 Diurética: Coliflor + Puerro + Manzana

El puerro favorece la eliminación de líquidos y toxinas del organismo. Debido a su elevado contenido en agua y potasio y bajo aporte de sodio, la coliflor resulta también muy diurética. La histidina de la manzana estimula la secreción de jugos gástricos y facilita la digestión de la coliflor.

Cómo prepararla:

  1. Lava aproximadamente un kilo de coliflor y desprende sus flores. Pela tres manzanas y córtalas a dados. Reserva.
  2. Guarda unos cubos de manzana para decorar. Lava y pica un puerro finamente.
  3. Sofríe en una olla con un poco de aceite el puerro y, cuando esté transparente, agrega la coliflor y la manzana. Cubre con caldo de verduras, sazona y deja cocer hasta que se ablande la coliflor.
  4. Tritura con una batidora la verdura con la manzana hasta que quede bien fina y sirve en cuencos individuales.
  5. Dora los daditos de manzana reservados en una sartén caliente y utilízalos para decorar.
3CREMA ESPINACAS. Rica en calcio: Espinacas + Apio + Leche

3 / 6 Rica en calcio: Espinacas + Apio + Leche

Añadir un poco de leche le da más consistencia a la crema y le aporta una dosis extra de calcio. Las espinacas, que también aportan este mineral tan necesario para nuestros huesos, son ricas en vitaminas. Destacamos la vitamina K, que ayuda a la retención del calcio en la matriz ósea. Evítalas si sufres artritis o gota.

Cómo prepararla:

  1. Pela y trocea una cebolla. Pica finamente un apio y enjuaga 250 g de espinacas frescas.
  2. Rehoga el apio y la cebolla en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Vierte medio litro de caldo de verduras y deja hervir. Agrega las hojas de espinacas.
  3. Deja cocer 15 minutos, añade dos tazas de leche desnatada, sazona y cuece 5 minutos más.
  4. Tritura la verdura con la batidora hasta que quede consistencia de crema y rectifica de sal.
  5. Sirve en cuencos individuales, espolvorea con un poco de perejil y sirve con unos picatostes de pan tostado.
4CREMA REMOLACHA. Anti-cáncer: Col lombarda + Remolacha + Huevo

4 / 6 Anti-cáncer: Col lombarda + Remolacha + Huevo

Se ha demostrado que el pigmento rojo de la remolacha (betanina), las sustancias fitoquímicas de la col lombarda y la luteína del huevo protegen frente al desarrollo de varios tipos de cáncer.

Cómo prepararla:

  1. Lava y trocea una col lombarda y 2 cebollas moradas en juliana. Rehoga en una olla a presión durante 10 minutos.
  2. Incorpora una pizca de pimentón, dos remolachas cocidas y cortadas en cuartos y 2 patatas peladas y laminadas.
  3. Cubre con 3 vasos de caldo de verdura, sazona con sal y pimienta y deja unos minutos más. Pásalo por el pasapuré o tritura.
  4. Cuece un huevo, pélalo y trocéalo a dados muy pequeños. Pela un ajo y rehógalo junto al huevo.
  5. Sirve la crema en recipientes individuales. Reparte el huevo con el ajo por encima.
5CREMA LENTEJAS. Más saciante: Nabos + Cebolla + Lentejas

5 / 6 Más saciante: Nabos + Cebolla + Lentejas

Las lentejas contienen hidratos de absorción lenta, con lo que tu cuerpo tarda en volver a tener hambre tras comerlas. La pimienta también reduce el apetito porque provoca distensión abdominal.

Cómo prepararla:

  1. Limpia y pela un puerro y 2 nabos y pícalos. Quita las capas externas de una cebolla y trocéala.
  2. Saltea en una cazuela con un poco de aceite el puerro y la cebolla hasta que estén transparentes. Cubre con 3 vasos de caldo de verdura. Añade los nabos y cuece 5 minutos.
  3. Agrega las lentejas que habrás tenido en remojo desde la noche anterior y hierve 15 minutos más.
  4. Adereza con sal y pimienta y hierve un par de minutos más. Tritura todo con la batidora.
  5. Decora con cebollino y sirve con un trocito de pan tostado al horno.
6CREMA ACELGAS. Para el ánimo: Acelgas + Patata + Romero

6 / 6 Para el ánimo: Acelgas + Patata + Romero

Las verduras de hoja verde, como las acelgas, son ricas en magnesio, cuya carencia puede afectar al ánimo. Los hidratos de carbono de la patata te dan energía y el romero es vigorizante.

Cómo prepararla:

  1. Pela 2 patatas grandes y trocéalas a dados pequeños. Pica una cebolla finamente y lava cuidadosamente 750 g de acelgas.
  2. Cuece las patatas, la cebolla y las acelgas en una cazuela con un litro de caldo de verduras.
  3. Añade un chorrito de aceite de oliva, deja cocer 2 minutos más y tritura con la batidora.
  4. Vierte un poquito de leche desnatada y mezcla hasta que quede con una consistencia suave .
  5. Sirve en cuencos individuales, adereza con romero y acompaña la crema con unos trocitos de pan previamente horneados.

Actualizado el

CREMA LENTEJAS

Gana salud y pierde peso con cremas de verduras

Recurrir a las cremas de verduras variadas te permite comer platos “de cuchara” sin engordar y ganando salud (puedes tomarlas de primero 3 o 4 veces a la semana). Son una opción fácil de preparar, económica y las puedes tomar tanto frías como calientes, aunque esta última es la opción que más sacia.

Relacionado con este artículo

Además, según las verduras que elijas puede hacer que la crema tenga unas propiedades específicas: diurética y desintoxicante, digestiva, rica en calcio...

Más ligera con las cremas que más sacian

  • Cóctel multivitamínico. Mezclar varios tipos de verdura en una misma crema le confiere mucho sabor, pero no solo eso: como cada verdura aporta sus propias vitaminas, por lo que se convierte en un plato muy completo.
  • Adelgaza con ellas. Todas las comidas calientes y líquidas logran que el estómago se dilate y por ello tu cerebro interpreta que está lleno y envía señales de saciedad. Además, la fibra que contienen muchas verduras hace que te sientas lleno antes. Por eso, comer cremas de verduras disminuye tu apetito.
  • Recetas “a medida”. Puedes adaptar cada crema a tus necesidades nutricionales y a tus problemas de salud. Fíjate en las ideas que te hemos sugerido: son sabrosas y eficaces. Pero puedes preparar tus propias recetas mezclando las verduras que más te gusten.