No tires la cáscara de la piña: puedes hacer una infusión con efectos sorprendentes

No solo la carne de la piña tiene propiedades saludables, también la cáscara atesora varios beneficios. Te explicamos cómo preparar una deliciosa y sana infusión con cáscaras de piña.

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud y nutrición

Actualizado a

CASCARA DE PIÑA

La cáscara de piña es rica en vitamina C y bromelina.

La piña es una fruta tropical que no solo es refrescante y deliciosa, además es rica en rica en nutrientes, como la vitamina C, el manganeso, la vitamina B6, el cobre, la tiamina, el folato, el potasio, el magnesio, la niacina, la riboflavina o el hierro, que aportan

Pero no solo la pulpa tiene beneficios, también la cáscara, que solemos tirar a la basura, esconde propiedades saludables. Para empezar, y al igual que la carne, es muy rica en vitamina C. Además, contiene cantidades importantes de bromelina, una enzima con propiedades muy saludables. Hay evidencia científica de que la bromelina reduce la inflamación, favorece la digestión, aumenta la inmunidad y reduce el riesgo de cáncer.

DIETA DE LA PIÑA

Perder peso

Dieta de la piña para adelgazar rápido: cómo se hace (con menús) y cuántos kilos se pierden

Una forma de aprovechar todas esas propiedades es preparar una infusión o té con la cáscara de la piña.

Cómo se prepara la infusión de cáscara de piña

La infusión o té de cáscara de piña es muy fácil de preparar. Si le añades jengibre y cúrcuma el efecto antiinflamatorio es todavía mayor.

Ingredientes:

  • Una cáscara entera de piña
  • Una raíz de jengibre pequeña.
  • Media cucharadita de cúrcuma.
  • Una cucharadita de clavo.

Preparación:

  • Pela la piña y lava bien las cáscaras bajo el agua del grifo.
  • En una olla pequeña dispón un litro de agua y agrega las cáscaras lavadas, la raíz de jengibre troceada, la cúrcuma y el clavo.
  • Deja hervir unos 10 minutos tapado.
  • Cuela y deja enfriar. Puedes tomar este té con unas gotas de zumo de limón.

Beneficios de la de piña para la salud

La piña es una fruta con muchas propiedades saludables. Siempre es mejor tomar la fruta fresca, pero la infusión de su cáscara también aporta beneficios. 

  • Acción antiinflamatoria. Su acción antiinflamatoria se debe a la enzima bromelina. Esta enzima también tiene propiedades analgésicas y anticoagulantes. Es una especie de aspirina natural. Tomar infusiones de cáscara de piña tras las comidas o entre horas es una buena forma de reducir la inflamación y también el dolor.
  • Combate el estreñimiento. La fruta fresca es muy rica en fibra, por lo que alivia el estreñimiento. La infusión no aporta fibra pero su acción hidratante contribuye a ablandar las heces.
  • Digestiva. La bromelina ayuda a la digestión de las grasas y reduce el trabajo del estómago.
  • Diurética. La piña y su cáscara son ricas en minerales que favorecen la eliminación de toxinas.
  • Antihipertensiva. Una taza de piña contiene solo 1 mg de sodio, una cantidad muy baja, pero 195 mg de potasio. El potasio es un mineral esencial que ayuda a regular la presión arterial en el cuerpo.
  • Antioxidante. La piña es muy rica en vitamina C, uno de los principales antioxidantes. Los antioxidantes frenan la acción de los radicales libres. Según estudios de la Universidad de Kerala, los radicales libres  promueven una gran infinidad de procesos que provocan enfermedades: favorecen la acumulación de placa de ateroma en las arterias y los ataques de asma, debilitan el sistema inmune, dañan las células del colon, contribuyen al dolor articular... Las dietas ricas en vitamina C previenen todos estos procesos.
  • Rejuvenecedora. La vitamina C es también la responsable del efecto rejuvenecedor de la piña. Esta vitamina es clave para la formación de colágeno de la piel.