Escucha tu instinto, respeta el de tu hijo

Entenderemos mejor a los niños si sabemos que la especie humana ha evolucionado y sobrevivido gracias al instinto de apego.

Nuestros hijos descienden de millones de niños que hubiesen muerto en la selva y en la sabana si no hubiesen reclamado los brazos de sus madres.

la Crianza con apego

La cría se vincula a la madre y la madre a la cría mediante mecanismos biológicos hormonales, y también a través del puro y sencillo amor. La necesidad de estar juntos y la ansiedad que les producen las separaciones es la garantía de la supervivencia de los cachorros mamíferos.

Relacionado con este artículo

No creo que haya monas, ni gorilas, ni orangutanes que dejen a su bebé en el árbol contiguo para seguir durmiendo con sus machos, porque no tendrían hijos a la mañana siguiente. Ni nuestras antepasadas lo hicieron.

Madres e hijos no están diseñados genéticamente para estar separados, ni siquiera en nuestra civilización industrial donde disponemos de cunas para dejarlos sin que venga un león a comérselos. Y por eso los bebés sanos y las madres conectadas a su esencia no estarán tranquilos si se separan.

Madres y sus bebés no están diseñados genéticamente para estar separados

En nuestra sociedad, las mujeres se han incorporado a un mundo laboral que exige la separación temprana de su hijo. Podemos hablar de una sociedad profundamente enemiga de los niños, ya que los hace pasar por situaciones que les producirán angustia.

¿Existe el apego excesivo?

¿Existe un apego excesivo? En absoluto. Hay formas en las que el apego se demuestra de modo dañino, sobre todo cuando los adultos no responden coherentemente a las necesidades de los niños.

Permitir que cada niño se vincule a otras personas (primero de su familia y luego en la escuela) se debe hacer respetando el ritmo de cada niño.

Los procesos biológicos suceden armónicamente si el bebé es llevado en brazos, acunado, lactado y cuidado de forma cercana por su madre.

Estrategias para mantener EL APEGO

Mientras que un vínculo de apego perdura, las diversas formas de conductas de apego que contribuyen a él están activas solo cuando es necesario.

El bebé o el niño no tiene que estar quejoso siempre, solo cuando sienten peligrar el vínculo de apego, temen que la madre se vaya, etc.

Relacionado con este artículo

De ahí que las separaciones tempranas, intempestivas o demasiado prolongadas inestabilicen la figura de apego. Es algo que los padres sensibles pueden notar cuando dejan al bebé durante más de uno o dos días: a la vuelta, el niño se manifiesta triste, o enfadado, o rebelde, o vulnerable...

Son diversas formas de mostrar el dolor por la pérdida y de avisar para que no se repita. Porque el mantenimiento del vínculo de apego es la principal fuente de seguridad en la infancia y una de las fundamentales en la vida adulta.

En consecuencia, la psicología y la psicopatología de las emociones coincide, en buena parte, con la psicología y la psicopatología de los vínculos de apego: unos vínculos de apego alterados porque los padres están y no están, son inestables emocionalmente, o uno de los dos está deprimido, o no controla su ira y otras emociones...

Entonces altera el desarrollo de esas emociones primitivas, lo que facilita la aparición de trastornos en el niño.

Las separaciones tempranas, intempestivas o demasiado prolongadas inestabilizan la figura de apego

De ahí que, como suele decirse, la mejor forma de ayudar a criar a un bebé y a un niño es mediante la felicidad y la seguridad interna de sus progenitores.

Para ayudar a un niño que tiene algún tipo de problema, lo mejor que pueden hacer sus padres es buscar ayuda para ellos mismos y para las relaciones que establecen, tanto los adultos entre sí como los adultos de esa familia con el niño.

Desgraciadamente, el no saber o no confiar en la importancia que tiene el apego hace que numerosas personas, incluso profesionales de la medicina y la psicología, crean que pueden modificarse los problemas del niño dándole medicaciones desde los primeros años, o tan solo con "psicoterapia para el niño", sin que los padres sean atendidos al mismo tiempo.

Tags relacionados