La poderosa infusión que hay que tomar en primavera para fortalecer el pelo y las uñas

Si quieres llegar al verano con un pelo y unas uñas de escándalo, esta es la infusión que debes tomar durante esta primavera. También es buena para los huesos, la piel y los riñones.

Celia Perez León
Celia Pérez León

redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

infusion cola caballo

Gracias a su alto contenido de sílice, esta infusión puede fortalecer y aportar flexibilidad a las uñas y al cabello, evitando roturas y reduciendo su fragilidad. 

Durante los meses de calor, con la piscina y el cloro, la playa y la sal, así como la exposición a los rayos del sol, el pelo suele estropearse bastante. Por eso, a medida que nos acercamos a la estación cálida, conviene cuidarlo con mayor dedicación que nunca. Y para ello hay muchas opciones disponibles.

Además de tratamientos capilares y visitas a la peluquería, una buena forma de cuidar del pelo y de otras partes del cuerpo, como las uñas o la piel, es elegir una buena alimentación. Mantener una dieta equilibrada, rica en nutrientes esenciales como proteínas, vitaminas (en especial las del grupo A, B, C, D y E), minerales (como el hierro o el zinc) y ácidos grasos omega 3 es fundamental para tener una buena salud capilar y unas uñas fuertes. Y en esta tarea puede ayudarte la infusión que te recomendamos hoy.

Una infusión muy poderosa a nivel nutricional

Las infusiones son una forma fantástica de introducir algunos nutrientes adicionales en nuestro día a día. Además, el agua caliente es muy bueno para la salud digestiva y metabólica, por lo que tomar este tipo de preparaciones de forma diaria puede ser beneficioso para nuestra salud en términos generales.

Aunque está claro que hay infusiones más poderosas que otras a nivel nutricional, que aportan más antioxidantes y nutrientes esenciales para nuestro cuerpo y, por tanto, son mejores que otras.

La infusión de la que te vamos a hablar hoy es una de las más conocidas. Se suele recomendar para bajar de peso, aunque sus beneficios van mucho más allá. Es especialmente buena para la salud del cabello y de las uñas porque es rica en sílice y en antioxidantes. ¿Sabes de qué estamos hablando? De la infusión de cola de caballo.

cola caballo

Efecto de la cola de caballo sobre el pelo y las uñas

De todas las infusiones disponibles, la que tiene un mayor efecto sobre la salud del cabello y de las uñas es la cola de caballo. Hay otras que también pueden ayudarte, como la infusión de ortiga o de romero, que son ricas en vitaminas y pueden mejorar la circulación sanguínea. Pero ninguna es tan eficaz como la cola de caballo.

Esta planta es una de las mejores fuentes de sílice que podemos encontrar en la naturaleza. Este mineral es esencial para la síntesis de colágeno y queratina que, como seguro que ya sabes, son compuestos fundamentales para dar fuerza y elasticidad, tanto a las uñas como al cabello. De esta forma, previene la fragilidad y las roturas.

Además, los minerales y los antioxidantes presentes en la cola de caballo pueden estimular el crecimiento del cabello, mejorando así su calidad y su apariencia.

Otros beneficios de la infusión de cola de caballo

Aunque el beneficio que más nos interesa en esta ocasión sea el de proteger, fortalecer y promover la salud capilar y de las uñas, lo cierto es que la infusión de cola de caballo nos aporta otras muchas propiedades positivas. Las más importantes son las siguientes:

Efecto diurético

La cola de caballo es conocida por ser un diurético natural. Es decir, que ayuda a eliminar el exceso de líquidos y de toxinas del cuerpo. Esto puede ayudarnos al mismo tiempo a reducir la retención de líquidos y la hinchazón que se produce en el vientre, por ejemplo, tras comidas ricas en carbohidratos.

Además, este efecto diurético, a largo plazo, puede ayudar a prevenir y tratar infecciones del tracto urinario, reduciendo el riesgo de sufrir cálculos renales y otros problemas relacionados con el riñón.

Mejora la salud ósea

Aunque hemos destacado como principal mineral de la cola de caballo la sílice, esta planta también es rica en calcio y magnesio, dos minerales esenciales para la densidad ósea y la prevención de enfermedades como la osteoporosis.

Propiedades antioxidantes y antiinflamatorias

La cola de caballo, además de rica en minerales, es una fuente importante de gran cantidad de antioxidantes y compuestos antiinflamatorios. Estos ayudan a combatir el daño causado por los radicales libres, reduciendo el estrés oxidativo y la inflamación.

De esta forma, protegen al cuerpo del envejecimiento y de ciertas enfermedades crónicas, como problemas cardiovasculares o determinados tipos de cáncer.

Protege la piel

Otra de las propiedades más conocidas de la cola de caballo es su capacidad regenerativa. Gracias a la misma, puede ayudar a acelerar la cicatrización de heridas y contribuye a mejorar la textura de la piel.

Además, sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, es una gran aliada contra ciertas afecciones cutáneas, como el acné o los eczemas.

Cuida del sistema digestivo

Algunos estudios indican que la cola de caballo, en especial cuando se toma en forma de infusión, puede ayudar a mejorar la digestión, aliviando problemas como la indigestión o el estreñimiento.

Gracias a esto, no solo proporciona una sensación de general bienestar cuando se toma antes o después de las comidas, sino que mejora la capacidad absorción de nutrientes de nuestro organismo.

Control del peso

Aunque su efecto sobre el control del peso sigue siendo motivo de debate en la comunidad científica, la cola de caballo tiene algunos efectos que pueden ser claramente positivos para personas que están intentando adelgazar.

En primer lugar, porque gracias a su efecto diurético favorece la eliminación de líquidos y reduce la hinchazón del vientre. No obstante, cabe de destacar que este efecto es temporal, y no representa una pérdida de peso real y consolidada.

Por otro lado, y dado su efecto positivo sobre la digestión, puede contribuir a una mejor absorción de nutrientes, lo que, a su vez, puede prolongar la sensación de saciedad tras cada comida. Esto puede favorecer la reducción de la ingesta calórica, lo que, a la larga, puede traducirse como una pérdida de peso.