Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Médicos españoles consiguen regenerar con células madre la rotura de tendones
iStock by Getty Images

Los tendones son una parte esencial de nuestro sistema musculoesquelético. Son fibras que tienen la función de unir los músculos al hueso.

Son tiras de tejido fuerte, pero su papel no es hacer esfuerzos excesivos. Eso se lo dejan a los músculos. Por eso, si hacemos un deporte sin la técnica adecuada o un movimiento brusco podemos provocar una inflamación, la tendinitis, e incluso una rotura.

Dos de los tendones más propensos a sufrir lesiones son:

  • El tendón de Aquiles, que es la tira gruesa y fuerte que une el talón con la pantorrilla. Muy habitual en futbolistas.
  • El tendón rotuliano, que pasa por la rótula (la rodilla) y une el hueso que está debajo, la tibia, con los músculos del muslo. Es una de las lesiones de tendón más dolorosas. Se ve mucho en personas mayores que siguen practicando deporte que obligue a correr o saltar.

Médicos de la Clínica Teknon de Barcelona han conseguido aplicar una nueva técnica que acelera la recuperación de manera muy evidente.

Recuperación con células madre

La técnica consiste en la inyección de células madre del propio paciente, cultivadas en laboratorio. Esta inyección de millones de células consigue que se vuelva a crear tejido conectivo (el propio del tendón) en el 100% de los casos.

Un mes después del tratamiento ya pueden volver a moverse y entrenar

El éxito del ensayo clínico que han realizado se ha presentado ahora en un artículo en la revista American Journal of Sports Medicine.

  • Al mes los deportistas empezaban a entrenar y a los dos meses a competir”, explica el doctor Robert Soler, uno de los autores.

Se hizo una comparativa entre un grupo a los que se aplicó la nueva técnica y otro con tratamiento regenerativo tradicional: plasma rico en plaquetas.

  • A los seis meses con células madre habían recuperado un 40% de la lesión. Al año era del 80%. A los dos años la recuperación era total en todos los pacientes.
  • En el grupo tratado con plasma, habían conseguido que se redujera el dolor de manera drástica, pero no habían conseguido regenerar tejido.

¿Cómo se consiguen las células madre?

Las nuevas generaciones con padres previsores pueden tener la suerte de que sus progenitores hayan pedido conservar células madre del cordón umbilical. Son las mejores.

Se obtienen tanto de la sangre que hay en el cordón como de la gelatina que lo forma.

Las células se obtienen de la médula ósea del propio paciente

De todas formas, existe la posibilidad de que cualquier persona las consiga a través de una extracción de la médula ósea. Por eso los pacientes mayores también se han podido beneficiar.

  • Las células madre que se utilizan son las células mesenquimales.

Estas células tienen la propiedad de ser plurifuncionales. Cultivadas en el laboratorio pueden generar tejidos de todo tipo: nervios, tejido óseo e incluso fibras del corazón (miocardio).

Cómo es el tratamiento de tendón

Esta nueva técnica se realiza, de momento, exclusivamente en la clínica privada.

  • Su coste es de unos 12.000 euros.

Los médicos que la han creado, ya la han presentado a la Seguridad Social, con el fin de que en un futuro se pudiera extender su uso.

Las operaciones tradicionales que se llevan a cabo para intentar reparar la lesión no siempre son posibles. Y este método ha conseguido un éxito en el 100% de los casos.

Es una técnica ambulatoria. El paciente regresa a su casa a las pocas horas. Personas de más de 80 años, que por una lesión del tendón de Aquiles ya no podían bajar bien las escaleras, se mueven ahora con normalidad.

Señales de una rotura de tendones

Los tendones son fundamentales para conseguir que haya un movimiento adecuado de nuestro cuerpo.

No los confundas con los ligamentos, que tienen una composición parecida, ambos son tejidos ricos en colágeno, pero los ligamentos unen un hueso a otro. Los tendones juntan el hueso al músculo.

Cualquier deporte mal realizado, sin calentar, con un calzado inadecuado, saltando en mala posición, puede provocar lesiones en los tendones de Aquiles o rotula.

Lo síntomas son:

  • Sensación de dolor, como si te han golpeado en la pantorrilla o en la zona entre la tibia y la rodilla.
  • Rigidez en la zona y incapacidad de mover bien la pierna.
  • Hinchazón.

Por supuesto, detén la actividad física, no fuerces más los músculos y ve lo antes posible a que te la vea el médico.

Incluso si no es una rotura, solo una inflamación, puede acabar en rotura si no se trata a tiempo.

Otro tendón que suele verse afectado por lesiones es el que permite la rotación del hombro. Este tipo de lesión no ha entrado de momento en el estudio de la Clínica Teknon.