strepsils garganta

Si bien es cierto que se trata de una patología común originada en su mayoría por infecciones virales, son varias las causas que la pueden provocar, como los cambios de temperatura, forzar la voz, un consumo excesivo de tabaco, alergias o hábitos como por ejemplo respirar por la boca durante la noche. Estos y otros síntomas pueden aliviarse y en este artículo vamos a explicarte qué debes hacer cuando tienes la garganta inflamada y dolor al tragar.

Qué hacer para calmar la garganta inflamada y el dolor al tragar

A veces notamos un poco de tos, algo de picor en la garganta, la voz ronca, una pequeña inflamación en la zona del cuello… Todos estos síntomas son característicos de la garganta inflamada, y reconocerlos nos ayudará a actuar de manera más eficaz contra la molestia.

La mayoría de las acciones que debemos llevar a cabo para mitigar esta dolencia, están relacionadas con los líquidos. Y es que mantener la garganta húmeda es básico para que pueda desaparecer la irritación, ya que en seco se acentúa el dolor. Pero evidentemente no cualquier líquido van a ayudarnos en la tarea, del mismo modo que ciertos hábitos pueden incrementar las molestias.

Conviene no fumar al menos durante los días que persista el dolor, puesto que el humo reseca la garganta. Aplicar calor en la zona en forma de compresa mejora la circulación en la garganta y por tanto, ayuda a reducir la inflamación. Una ducha caliente también es muy recomendable, puesto que se trata de huir de la sequedad y la humedad que se genera en el baño abre nuestras vías respiratorias y ayuda a suavizar la garganta.

Pero como decíamos antes, la ingesta de líquido es una de las acciones más recomendadas. Conviene tener agua cerca porque nos ayuda a estar hidratados, fundamental para ayudar a nuestro organismo a eliminar cualquier enfermedad, y además porque humedece las mucosas y por tanto disminuye la sensación de dolor.

Hacer gárgaras con agua tibia y sal aliviará la inflamación gracias a las propiedades antimicrobianas de la sal, conviene realizarlas entre 2 y 3 veces al día. El té es también un gran alivio, el de limón con miel o el de jengibre, ayuda a aumentar las defensas del organismo de manera natural gracias a las propiedades antibacterianas y al contenido de vitamina C que reúnen los ingredientes.

También los de malva o malvavisco poseen propiedades antiinflamatorias, por lo que disminuyen la inflamación de la garganta a la vez que la lubrican. En todos los casos, la ingesta de té debe ser a temperatura tibia, ya que demasiado caliente seguiría irritando la garganta.

Medicamentos para el dolor e inflamación de garganta

Pero además de seguir los consejos mencionados, también se puede optar por medicamentos para el dolor y la inflamación de garganta que ayuden a reducir las molestias, como la gama de productos de Strefen, como Strefen 8,75mg pastillas para chupar sabor miel y limón, indicado para reducir las molestias gracias a que contiene 8,75mg de flurbiprofeno, un antiinflamatorio de la familia del ibuprofeno, eficaz para aliviar el dolor y combatir la inflamación de garganta. Este producto está indicado para adultos y adolescentes a partir de 12 años. Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Strefen es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.

Strefen_producto1

De cualquier forma, no hay que dejar de acudir el médico si además del dolor de garganta aparece algún síntoma más como por ejemplo dificultad para respirar o abrir la boca, que el dolor persista más de una semana, dolores de oídos o en articulaciones, fiebre alta, placas de pus en la zona, bulto en el cuello o por supuesto sangre en la saliva o la flema.