La buena salud empieza por un buen descanso

El dormir es una parte fundamental de nuestra vida que nos permite afrontar adecuadamente las horas de vigilia. Un mal descanso acaba pasando factura a nuestra mente y nuestro cuerpo. Por eso hay que cuidar dónde y cómo dormimos. La clave es un buen colchón y un ambiente adecuado.

Actualizado a
Maxcolchon chica descanso
Maxcolchon

Si alguna vez has dormido en el suelo o en un colchón que no estaba en condiciones, sabes muy bien las consecuencias: dolores de espalda, molestias en las articulaciones, sensación de no haber descansado... Ese día se te va a hacer muy cuesta arriba. Si eso ocurre cada noche, los efectos se acumulan.

Es un ejemplo de la importancia de un buen sueño reparador, de la que parece que no siempre seamos conscientes. Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, motivo más que suficiente para que le dediquemos tiempo y atención al lugar donde lo hacemos. Es un tiempo muy importante para nuestra salud.

Por qué es importante el descanso

Un sueño de calidad es garantía de que podremos afrontar nuestro día a día en las mejores condiciones posibles. Un buen descanso nos permitirá ser más productivos, tener una vida más plena e incluso ser más felices.

Dormir es fundamental porque:

  • Ayuda a la mente. Es durante ese proceso cuando nuestro cerebro reorganiza los pensamientos y consolida la memoria de lo registrado durante el día. Diferentes estudios han constatado cómo la falta de un buen descanso dificulta el aprendizaje y la realización de actividades.
  • Nuestro cuerpo se regenera. También es el tiempo de descanso cuando se activa la capacidad de nuestro cuerpo de realizar numerosas tareas. Por ejemplo, es sobre todo durante el sueño que los niños crecen o cuando nuestro sistema inmune actúa con mayor eficacia contra las infecciones. Por eso, cuando estamos enfermos necesitamos descansar más.

Un descanso adecuado favorece la salud del durmiente, evitando los indeseados dolores de espalda y articulaciones.

  • Protege al corazón. Las situaciones de insomnio provocan un aumento de las hormonas del estrés (la adrenalina y el cortisol) por nuestros vasos sanguíneos. Aumenta la tensión arterial y la frecuencia cardíaca. Por el contrario, con un buen sueño, aumentan las hormonas relajantes que baja la presión arterial y con ello se fuerza menos al corazón, y ayudan a que nos encontremos mejor al despertar.
  • Favorece el control del peso. Las personas que no duermen bien o lo suficiente tienden a comer más, picar entre horas y, a menudo recurren a alimentos poco saludables, grasos o azucarados.

Cómo conseguir dormir mejor

Sabiendo la importancia de un buen descanso, debemos intentar siempre dedicar las horas necesarias al sueño siguiendo las recomendaciones de los expertos para maximizar los beneficios que aporta.

  • Debemos buscar un colchón que cuide de nuestra espalda, que se adapte a nuestro cuerpo y tenga la textura y consistencia perfecta para proporcionar el descanso adecuado, de manera que podamos dormir toda la noche sin desvelarnos.
  • El ambiente adecuado: los expertos coinciden en que lo ideal para dormir es la oscuridad total y en silencio. El dormitorio no ha de ser la habitación más luminosa. Y hemos de evitar en lo posible que esté en una zona de ruidos. Incluso si el ruido no te despierta, sí puede afectar inconscientemente a la calidad de tu sueño.
  • Una buena higiene del sueño: somos animales de costumbres. Dormir las horas necesarias y procurar mantener el mismo horario nos ayudará a conciliar antes el sueño y facilitará el reposo.

Cuál es el colchón más adecuado

Si el descanso es tan importante, no cometamos el error de dedicar horas y días a buscar una mesita de noche bonita y tan poco a elegir el colchón más adecuado.

Invertir en un buen colchón es invertir en un mejor descanso en los próximos ocho o diez años

Elegir un buen colchón es la clave para un buen descanso. Y para ello es importante recurrir a un especialista que nos ayude a seleccionar el producto que más se adapte a nuestras necesidades.

Es imprescindible contar con un colchón que nos aporte confort y descanso continuo. Para realizar una buena elección debemos de tener en cuenta:

  • La adaptabilidad.
  • Firmeza.
  • Transpirabilidad.
  • Tamaño: tener el espacio necesario es fundamental para evitar despertarnos durante la noche.

En Maxcolchon, fabricante de colchones desde hace más de 15 años, disponen de una amplia gama colchones adecuados a las prestaciones necesarias para cada uno de los durmientes. En el catálogo se pueden encontrar desde colchones viscoelásticos, de látex, de muelles ensacados o de espumación.

Incluso han realizado una selección de colchones saludables elegidos por la calidad de su composición que ofrecen las prestaciones necesarias para un descanso reparador.

No ahorres en un buen descanso

Aunque a primera vista los colchones de calidad pueden resultar un tanto caros, hay que tener en cuenta que se trata de una inversión a largo plazo, ya que tienen una vida de entre 8 y 10 años. Además, no es un gasto, sino una inversión, que recuperaremos en el futuro por los beneficios que aportará a nuestra salud y descanso diario.

Maxcolchon controla todo el proceso de fabricación sin intermediarios. Este les permite fabricar productos de calidad a un precio mucho más competitivo que un proveedor.

Además no cuenta con stock en su fábrica, todos los pedidos son creados específicamente para cada cliente. Confeccionan el equipo de descanso al milímetro, teniendo en cuenta medidas y una amplia gama de colores en sus tapizados.

Maxcolchon ofrece todos sus productos y servicios a través de su página web y en sus más de 90 tiendas físicas repartidas por toda España. Y una garantía del 100% en todos sus productos, con cien días de prueba en la mayoría de colchones.