nurofren

Actualizado a

A veces resulta agotador porque van enlazando una dolencia con otra, y aunque a nosotros nos cansa, al final son ellos los que lo padecen.

Pero es algo absolutamente normal, los más pequeños de la casa son propensos a sufrir casi cualquier tipo de infección como gripe o resfriado común, aunque es perfectamente lícito que, como padres, nos preguntemos si es algo que forma parte del crecimiento del niño o si quizá haya alguna causa subyacente que requiera mayor atención, en cuyo caso debería ser un pediatra quien determinara si es así y el grado de molestia o enfermedad que pudiera tener nuestro hijo.

Mi hijo se enferma mucho, ¿por qué?

Lo primero que hay que saber es que no debemos alarmarnos, ya que los datos dicen que, hasta los 4 años de edad, los niños presentan un promedio de 6 a 8 episodios de resfriados al año, igual que las infecciones virales del aparato respiratorio, que suponen más del 50% de las infecciones agudas con fiebre que tienen lugar en la niñez.

Pero si pensamos un poco la razón, en realidad es pura lógica. Estamos hablando de un sistema inmunológico que prácticamente se “estrena” ya que todavía se está desarrollando y que se expone a nuevos virus casi al día. Si tenemos en cuenta que hay más de 200 virus capaces de producir infecciones, parece casi poco que solo enfermen 8 veces al año.

Obviamente las guarderías son un caldo de cultivo, pero también los hermanos mayores, incluso fumar dentro de casa, aunque se haga en una estancia distinta a la que está el pequeño, puede aumentar las posibilidades de sufrir de un resfriado.

Así, que en caso de presentar fiebre, existen medicamentos para aliviar sus síntomas. Nurofen Pediátrico 20 mg/ml suspensión oral sabor naranja o fresa o Nurofen Pediátrico 40 mg/ml suspensión oral sabor fresa, son medicamentos a base de ibuprofeno indicados para el alivio sintomático de la fiebre y del dolor ocasional leva o moderado en niños a partir de los 3 meses de edad. En el caso de menores de 2 años consultar siempre al pediatra. No administrar en caso de úlcera gastroduodenal. Lee el prospecto antes de usar estos medicamentos y consulta a tu farmacéutico.

Nurofen pediátrico es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A

Nurofen_OK

Mi hijo se resfría muy seguido: señales para acudir al pediatra

Los más pequeños son unos luchadores natos, y mientras que los mayores estaríamos sin poder movernos del sofá prácticamente, los niños no paran y nos cansan solo de vernos, incluso estando enfermos. Por lo tanto, si tu hijo sigue con sus actividades habituales del día a día, no hay motivo para preocuparse más de un control rutinario.

Pero si empezamos a notar ciertos síntomas entonces debemos acudir de inmediato al pediatra. Por ejemplo, debemos estar atentos a si la fiebre persiste más de 2-3 días, si presenta dificultad respiratoria que no mejora tras realizarle lavados nasales, si se queja de dolor en los oídos, si vomita o rechaza líquidos, si lo notamos desganado, ese será sin duda el que más pistas nos dé a su estado en el caso de estar complicándose el catarro. En el caso de menores de 2 años, debemos acudir al médico lo antes posible siempre que presenten fiebre.

Además, no está de más tener en cuenta que se pueden empezar a desarrollar las primeras alergias, ya sean leves o con más importancia. Los síntomas, en ocasiones, son muy parecidos y cuesta diferenciarlos, sobre todo al principio. Por ejemplo, en una alergia es habitual que la nariz se congestione, que los ojos sufran picazón y lagrimeo y que esto dure un periodo demasiado prolongado, que sin llegar a empeorar, se convierte en habitual durante varias semanas. En ese caso sería posible que estuviéramos hablando de una alergia, ya que un proceso catarral o una gripe no se prolongan más de dos semanas. En estos casos siempre hay que consultar con el médico.