Una nueva ola de covid se extiende por medio mundo por la subvariante BA.2

La covid vuelve a crecer por la subvariante de ómicron BA.2, la llamada sigilosa. En Asia está provocando preocupación y aislamientos masivos. En Europa ya se notan los efectos, aunque solo en contagios, no en hospitalizaciones. Algunos expertos alertan de que subirán los casos graves.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Una nueva ola de covid se extiende por medio mundo por la subvariante BA.2
iStock by Getty Images

España aún se está recuperando de la sexta ola de la covid. Las buenas cifras hacen que el debate se centre en cómo y cuándo se pondrá fin a las pocas medidas de control de la pandemia que aún quedan, sobre todo las mascarillas.

Si abrimos el foco y vemos el resto del mundo, la situación es diferente. La subvariante de ómicron BA.2, la llamada sigilosa, no causa una covid más grave, pero provoca más contagios. y se extiende muy rápido.

La expansión de la subvariante BA.2

En la primera quincena de marzo, los contagios de covid subieron en Alemania un 19%, en Italia casi el 18% y en Austria más del 25%. También hay subidas más suaves en Portugal, Bélgica o Francia.

La nueva subvariante de ómicron BA.2 ha disparado los contagios en China como nunca antes y vuelve a crecer en Europa

La nueva ola que se extiende por Europa es peor que la variante ómicron original -ha advertido el epidemiólogo Eric Feigl-Ding, asesor de la Organización Mundial de la Salud-. Retirar las medidas de protección causará enfermedad y muerte a mucha gente. Y no, no solo los vulnerables están en riesgo”.

El doctor Feigl-Ding, exprofesor de Harvard y coordinador de covid en Nueva Inglaterra, es uno de los que han dado la señal de alarma en Estados Unidos, donde la subvariante BA.2 ha pasado en una semana de ser el 12% de los casos a abarcar el 24%. En España todo apunta a que la variante sigilosa ya es mayoritaria.

Las dudas de este experto están en que no hay datos claros de si es la vacunación o la nueva variante la que permite que los casos sean más leves. Es un matiz importante, puesto que a medida que baje la protección de la vacuna, puede crecer el riesgo de colapsar los hospitales.

La situación se agrava en China

En China la situación es más preocupante. Los confinamientos allí son masivos: 24 millones de personas en la provincia de Jilin, los 12 millones de habitantes de la ciudad de Shenzhen, y confinamiento parcial de los 26 millones de Shanghái.

En Hong Kong los casos de mortandad se han disparado. No podemos comparar la situación con Europa, puesto que la estrategia china fue la evitar los contagios de modo radical. Allí prácticamente no ha habido casi contacto con el virus ni inmunización natural.

Las autoridades sanitarias de Shenzhen admitieron que la nueva variante “se propaga rápidamente y tiene un alto grado de ocultación”, lo que ha acabado desbordando su estrategia de 26 meses de contención.

Otro factor: sus vacunas, Cansino y Sinovac, no son tan efectivas y además la dosis de refuerzo no está tan extendida entre la población.

Eso explica su mayor repercusión en hospitalizaciones y muertes. No quiere decir que a nosotros no nos afecte para nada. En Inglaterra la BA.2 esta haciendo que aumenten los casos en todos los grupos de edad. También vuelven a aumentar las hospitalizaciones. Inglaterra ya no tiene ninguna restricción.

Aprendamos de lo que pasa en otras partes, porque la covid no se ha acabado y los políticos occidentales que lo plantean se engañan”, asegura el doctor Feigl-Ding.

La OMS se muestra prudente

¿La nueva subvariante es lo suficientemente diferente y contagiosa como para poder merecer una letra griega? La Organización Mundial de la Salud (OMS) se mantiene prudente, pese a que algunos de sus asesores en covid, como el propio doctor Feigl-Ding piden que se la considere variante de preocupación.

  • "Había menos diferencias entre la variante original de Wuhan y la delta que entre las variantes BA.1 y BA.2 de ómicron", apunta el especialista.

Las cifras de contagio infantil en Inglaterra son un baremo de a qué se enfrentan algunos países: 58% de incremento en una semana. Hay 375 niños hospitalizados menores de cinco años.

La OMS se mantiene en que no es una variante nueva, sino que mantiene su percepción de una subvariante de ómicron, que no supone más riesgo significativo.

No es momento de olvidar la pandemia

Más preocupa a la OMS que se baje los niveles de detección de la pandemia. “Varios países están reduciendo drásticamente las pruebas diagnósticas. Esto anula nuestra capacidad para ver dónde está el virus, cómo se está propagando y evolucionando”, ha advertido el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la organización.

"Los casos de covid notificados y las muertes están disminuyendo en todo el mundo, y varios países han levantado las restricciones”, ha admitido el doctor Ghebreyesus. Pero hemos dado las olas de covid por resueltas ya en varias ocasiones y han regresado.

La pandemia está lejos de terminar, y no terminará hasta que no se acabe en todas partes", ha advertido.