Mujeres Agotadas

Cómo lograr que cuidarse no sea un esfuerzo sino un hábito

Es una tendencia actual: muchas conversaciones acaban girando en torno a la necesidad de comer bien, de hacer más deporte... "Debería dejar de comer", "Debería salir a caminar", "Debería..." Hay mucha intención y a menudo poca práctica. Es hora de cambiar de fórmula.

Pilar Benítez

Pilar Benítez

Experta en hábitos saludables y cocina terapéutica. Autora de los libros “Mujeres agotadas” y “¡Siéntete Radiante! en 8 semanas”. (Ed. Grijalbo)
www.sienteteradiante.com

saludable y en forma

Actualizado el

saludable y en forma

Soy una persona sociable por naturaleza, y me gusta conversar con todo tipo de personas, me encanta conocer gente, y observar cuan distintos podemos ser: profesiones distintas, gustos, tendencias, intereses, creencias diferentes…es apasionante lo múltiples y diversos que somos entre nosotros.

Y ya sabes, cuando profesionalmente estás encasillada en un ámbito, suele ser tema un tema recurrente de conversación. El asunto del “vivir con más conciencia de uno mismo” da mucho para hablar…

Y, ¿sabes? Nunca, nunca dejo de sorprenderme de que a pesar de lo diversos que podamos ser, todos tenemos mucho en común, si, aunque te parezca imposible que te puedas parecer en algo a esa persona con las que siempre entras en conflicto!

Relacionado con este artículo

Todos necesitamos estar lo más sanos posibles para poder seguir adelante con nuestras vidas, todos necesitamos comer, descansar y regenerarnos del desgaste diario. ¡Nadie se salva!.

"Vivir con más consciencia de uno mismo es algo que todos debemos plantearnos"

Es por ello por lo que el “healthy lifestyle” está tan de moda, cuidarse es una necesidad básica que compartimos todas y todos. Pero no siempre es fácil saber cómo empezar a hacerlo.

Hoy le vamos a echar un vistazo a cómo puedes empezar a comer de forma más saludable sin que te resulte difícil ni estresante.

Las bases para comer más sano

Muchos de nosotros queremos hacerlo, pero las piedras en el camino aparecen demasiado a menudo, las tentaciones en casa, en la oficina y en la calle son constantes. No sería realista si te propusiese que te armes de voluntad, te conviertas en una superheroína y las dejes todas de lado.

Relacionado con este artículo

  • El secreto: no te plantees hacer grandes cambios de golpe, el éxito se basa en ir cambiando pequeñas cosas poco a poco.
  • ¿Cómo lograrlo? Paso a paso hasta que en un tiempo, tu día a día sea la suma de pequeños cambios que has ido incorporando a lo largo del tiempo y que ya forman parte de tus hábitos.

Veamos algunos ejemplos:

Lo primero y más sencillo que puedes hacer es añadir alimentos de calidad a tus desayunos. Empieza simplemente por eso. Puedes hacerlo así:

El desayuno es imprescindible para tener una energía estable durante el día.

  • Sustituye el pan industrial por un buen pan integral de levadura madre, es un gran paso.
  • Combínalo con algún alimento que te aporte proteínas de calidad, como fiambre de pavo, queso fresco si comes carne y lácteos, bonito en aceite o salmón, si comes pescado, o aguacate y frutos secos si eres vegano.
  • También puedes optar por un muesli a base de avena, frutos secos y fruta fresca, por ejemplo. Para hidratar tu muesli, puedes ir alternando el consumo de productos lácteos con bebidas vegetales de arroz o avena. Son ricas en nutrientes y están libres de grasas saturadas.

Relacionado con este artículo

Ambos desayunos te aportan energía estable que te ayudará a rendir durante la mañana además de proteínas, minerales y grasas buenas. Todo lo que necesitas para pasar una mañana sin acordarte de la bollería industrial.

Si tomas varios cafés al día, proponte sustituir alguno de ellos.

  • Puedes empezar probando un buen té verde, por ejemplo. Si quieres aprovechar la bebida de la mañana para drenar algo de peso sobrante, el té rojo es ideal.

Relacionado con este artículo

Cuando tengas ganas de comer algo entre horas..¿porque no echas mano de una fruta de temporada?

  • Otra buena opción es un puñado de frutos secos endulzados con fruta seca, como unas nueces combinadas con arándanos, o unas almendras con orejones. Fácil de encontrar ,energético, económico y muy rico.

Para tus comidas principales, acuérdate de las legumbres, puedes empezar a disminuir la cantidad de carnes rojas y aumentar tu consumo de lentejas, garbanzos, guisantes…es una gran opción para ingerir proteínas!

Por último, bebe más agua, intenta ir rebajando los refrescos comerciales azucarados que bebes durante a semana por agua, simplemente agua.

CONVIERTE LA PRÁCTICA EN HÁBITO

La idea es escoger, de las opciones anteriores, un par de ideas e incorporarlas hasta que no sean un esfuerzo, algo en lo que tengas que pensar, sino que sean un hábito en tu día a día.

Después, ve haciendo lo mismo con el resto de ideas sobre tu nuevo plan de alimentación saludable. Poco a poco y casi sin darte cuenta irás cambiando tus hábitos de forma natural.

  • Si pasas gran parte del día fuera de casa, y no prevés un poco lo que necesitarás comer, te puede pasar que acabes comiendo y bebiendo productos procesados, llenos de azúcar y te frustres en tu intento por mejorar.
  • Así que un mínimo de planificación te puede ayudar, y mucho. Cuando vayas a la compra, busca snacks saludables como chips de verduras, barritas, frutos secos, verduras, tortas de cereales, galletas integrales…son buenas opciones para llevar encima o tener en el cajón de la oficina.

A la vez, intenta no tener las tentaciones a mano: la mejor forma de no comer caprichos que no le convienen ni a tu dieta ni a tu salud es no comprarlos. Si no lo tienes en casa, ya tienes mucho ganado para no caer en tentaciones.

Prueba el truco de la despensa libre de tentaciones

Por último hoy, algo importante. Estos pequeños cambios probablemente no producirán cambios rápidos en tu peso en tu estado de forma física, si esos son tu objetivo. S

Pero sé paciente, hay mucho más a decir al respecto, pero para construir una escalera, hay que empezar por el primer peldaño. Empieza con estos pequeño cambios y te llevarán de forma natural a implementar otros nuevos que se derivan de los anteriores…verás que comer bien, te ayuda a sentirte mejor y es la plataforma segura para beneficiarte en muchos ámbitos de tu vida.

No estamos hablando de una dieta, sino de una forma de comer que va muy vinculada a vivir más atenta.

Loading...