Con el asesoramiento del Dr. Pedro Ojeda, miembro de la Soc. Internacional de Déficit de DAO

Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

deficit enzima dao

Para entender la relación entre la enzima DAO y la histamina imagínate que quieres preparar un puré de verduras muy suave, en el que no haya ni rastro de grumos. Para conseguirlo un colador te será de gran utilidad, ¿verdad?

Pues si seguimos con este símil, el colador sería la enzima DAO, y los grumos el exceso de histamina que puede generarse fuera de las células de nuestro organismo.

El déficit de DAO es más frecuente en las mujeres

Pero si el colador está roto, o sus agujeros son muy grandes, no lograrás eliminar todos los grumos del puré. Esto es lo que ocurre también con la histamina cuando hay un déficit de DAO.

“Las concentraciones altas de histamina que se generan circulan a través de la sangre y llegan a distintos tejidos del cuerpo. Según el tejido que esté afectado, los síntomas que generará el exceso de histamina serán distintos", nos cuenta el doctor Pedro Ojeda, miembro de la Sociedad Internacional de Déficit de DAO y codirector de la Clínica Ojeda de Asma y Alergia.

Pero, ¿qué es la histamina?

El papel de esta sustancia en el cuerpo es variado: está involucrada en la regulación de nuestro sistema nervioso, tiene un papel fundamental para que nuestras defensas se activen

Por ello nuestro organismo produce una parte de la histamina que necesita, aunque también hay alimentos (quesos, mariscos, embutidos, derivados de la soja…) que la proporcionan en abundancia.

Señales de que puede faltarte DAO

“Dado que existen receptores de histamina en muchos órganos y sistemas del cuerpo, los síntomas de un déficit de DAO pueden ser múltiples”, afirma el especialista.

Aunque, para él, lo más común es que afecte principalmente a cuatro sistemas:

1. El sistema nervioso central

Los síntomas neurológicos, sobre todo la migraña, son frecuentes. De hecho, según un estudio llevado a cabo en nuestro país, el 87% de las personas que padecen migraña tiene déficit de DAO.

  • “A veces la persona también puede presentar dificultades para concentrarse y alteraciones del sueño, porque la histamina regula el ciclo sueño-vigilia”, añade el doctor Ojeda.

2. La piel

Cuando es la piel la afectada, el exceso de histamina debido al déficit de DAO “produce fundamentalmente una tendencia a que pique o se enrojezca sin una causa aparente".

"A veces, en casos más extremos, pueden aparecer habones, ronchas o angioedemas (que es la hinchazón de tejidos blandos como los labios o los párpados)”, ilustra el miembro de la sociedad especializada en DAO.

3. El sistema digestivo

La histamina tiene muchos receptores a nivel digestivo y, entre otras cosas, regula la secreción de ácido en el intestino o la motilidad intestinal. Por eso, un exceso de esta sustancia puede ir asociado a dolor gástrico, retortijones, gases o diarrea.

4. El útero

“La histamina actúa sobre la contracción uterina, y cuando hay más de la cuenta puede generar dolor menstrual”, apunta el experto.

En el embarazo, la producción de DAO puede aumentar entre 500 y 1000 veces

De hecho se sabe que, en el embarazo, se produce muchísima más DAO. Y esto ocurre porque, en el útero, la producción de esta enzima viene condicionada por la progesterona, cuyos niveles aumentan enormemente durante la gestación.

Y una de las consecuencias que puede tener esto es que, nos cuenta el doctor, “las mujeres que han sufrido migrañas desde la adolescencia, durante el embarazo prácticamente no tienen síntomas de ese dolor de cabeza”.

5. Otros síntomas

El exceso de histamina también puede afectar al corazón (provocando palpitaciones, arritmias o taquicardias) o al sistema respiratorio, produciendo síntomas parecidos a los de una alergia (rinitis, sensación de que cuesta respirar…).

¿Es el déficit de DAO una especie de alergia?

Aunque algunos de los síntomas que provoca a veces pueden generar confusión, el alergólogo afirma rotundamente que el déficit de DAO no es una alergia. Y esto es así porque los mecanismos son muy distintos.

  • “Las alergias se producen porque el individuo se ha sensibilizado a una sustancia en concreto (un alimento, un alérgeno ambiental, un fármaco, el látex…) y se generan anticuerpos que hacen que, al entrar en contacto con esa sustancia, el sistema inmunitario se active”.
  • “En el déficit de DAO, en cambio, los síntomas no se producen debido a ningún anticuerpo, sino porque el afectado no es capaz de degradar adecuadamente la histamina que está generando en los tejidos”, aclara el doctor.

Esto también provoca algunas diferencias, sobre todo con respecto al tiempo de aparición de los síntomas.

  • En la alergia los síntomas se producen de forma mucho más rápida, normalmente en cuestión de minutos, con una respuesta inflamatoria de gran intensidad”, nos cuenta Pedro Ojeda.
  • En cambio, en el déficit de DAO los síntomas se instauran de forma gradual (al cabo de unas horas pueden ir aumentando en intensidad) y también se resuelven de forma más lenta”.

LAS CAUSAS DEL DÉFICIT DE DAO

Pero, ¿por qué puede producirse este déficit de DAO? Hay varios motivos:

  • Una alteración genética, que provoca que la cantidad de esta enzima sea escasa. O también, "aunque esto todavía no está del todo estudiado, que pese a generarse en cantidad suficiente, sea una enzima DAO ‘perezosa’”, apunta el experto.
  • Un trastorno inflamatorio intestinal, como por ejemplo la celiaquía, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa. “Pueden acabar alterando la parte más superficial de la mucosa intestinal, que es donde está más presente la enzima DAO. Al perder mucha enzima, la histamina no puede degradarse bien a nivel gastrointestinal”, aclara.
  • El consumo de ciertos fármacos.“No es que bajen los niveles de la enzima, sino que alteran su funcionalidad”. La lista de medicamentos con este efecto es amplia, y algunos son de uso muy habitual, como varios analgésicos y antiinflamatorios (ibuprofeno, aspirina…).

    Si tienes un déficit de DAO, tu médico debe saberlo para tenerlo en cuenta a la hora de recetarte ciertos fármacos.
  • Tomar alcohol en exceso. ”Es un inhibidor muy potente de la diamino oxidasa”, advierte el alergólogo. “De hecho, la famosa resaca se debe a este efecto”, puntualiza.

La dieta es básica para tratarlo

Ante la sospecha de que una persona puede tener un déficit de DAO, lo habitual es llevar a cabo un análisis de sangre en el que se detecta la concentración de esta enzima en ella.

  • Si está por debajo de 40 HDU/ml es que hay un déficit.

Una vez confirmado el diagnóstico, el tratamiento se basa en tres pilares fundamentales:

  • Identificar la posible causa de ese déficit y tratarla cuando sea posible (algo que no ocurre si el origen es genético).
  • Evitar el consumo de alcohol y de alimentos ricos en histamina.

​"Las celebraciones con marisco, queso y alcohol y en las que hay quien toma un antiinflamatorio contra la resaca son una bomba"

  • Tomar suplementos de diamino oxidasa. Si el déficit es leve, a veces se recomienda de forma puntual, cuando la persona prevea que puede consumir alimentos ricos en histamina, por ejemplo en una celebración".

    "Pero en otros casos, cuando la DAO está a niveles muy bajos, puede ser adecuado tomarla en forma de suplementos antes de desayunar, de comer y de cenar
    , concluye el doctor Ojeda.

Tags relacionados