alergia alimento

Desde cualquier fruta hasta un huevo, pasando por pescado o frutos secos, los síntomas de una alergia alimentaria suelen aparecer a los pocos minutos (o a las pocas horas) de ingerir el alimento.

los síntomas de alergia alimentaria

La Dra. Anna Cisteró, Jefa del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Dexeus, nos da pistas para saber identificar si nos está ocurriendo:

1. Picor en labios y cara

A veces son tan leves que solo provocan picor en la mucosa de la boca y la lengua, enrojecimiento alrededor de los labios

  • Es lo que se conoce como síndrome de alergia oral. A algunas personas también les escuecen los ojos y los oídos.

2. Cuidado si te pican las manos

Es una señal de que se puede tratar de una alergia alimentaria grave (también es un síntoma en la alergia por algunos medicamentos) y de que podría empeorar.

A diferencia de la alergia, la intolerancia da solo síntomas digestivos, nunca orales

  • No se sabe exactamente la razón, pero se cree que posiblemente ocurre porque los vasos sanguíneos se contraen para compensar los trastornos circulatorios que aparecen en una reacción alérgica grave.

3. Las molestias intestinales

Si los síntomas se agravan aparecen náuseas, vómitos, cólicos y diarreas.

4. Puede confundirse con ansiedad

La Dra. Cisteró revela que en algunos pacientes se producen mareos y palpitaciones como si estuvieran sufriendo una crisis de ansiedad,cuando en realidad es una respuesta del organismo a ese alimento que provoca la reacción alérgica.

qué hacer si un alimento te da alergia

Normalmente, si el trastorno no se ha diagnosticado y se sigue tomando el alimento, los síntomas suelen empeorar y son cada vez más graves, incluso pueden derivar en una anafilaxia (reacción alérgica grave que puede tener un desenlace fatal si no se actúa a tiempo).

Relacionado con este artículo

Pero tal y como afirma la Dra. Cisteró, también es cierto que si se toma el alimento en pequeñas cantidades y de forma muy controlada puede producirse lo que los médicos llaman:

  • Una desensibilización, consiguiendo así controlar la alergia. Por ello hay que acudir al médico ante la mínima sospecha (si la alergia está muy avanzada será más difícil de frenar) y valorar con el especialista la posibilidad de hacer un tratamiento de este tipo.

Los tratamientos de desensibilización al alimento logran que la alergia disminuya

  • Consiste en administrar dosis muy bajas de alimento y funciona bien en alergias a productos como el huevo, la leche, frutas... La Dra. Cisteró afirma que aunque no se consiga una desensibilización total, el paciente puede ganar mucho en calidad de vida: "Por ejemplo, si la persona es alérgica a frutos secos como las almendras o las avellanas y llega a tolerar las trazas, al menos no tendrá que estar tan pendiente de las etiquetas y puede evitar reacciones graves".

¿funcionan los tests de la alergia?

Los distintos tipos de test de este tipo (algunos muy genéricos e incluso sin un control médico tras ellos) son muy comunes hoy en día pero en ocasiones ocurre que los resultados son demasiado alarmantes porque descubres que no toleras muchos alientos.

Relacionado con este artículo

Tanto es así que, tal y como alerta la doctora Cisteró, hay personas que dejan de comer la mayoría de ellos sin haber consultado los resultados con un especialista. Sin embargo...

  • El hecho de que den positivo no implica que seas alérgico, es solo una sospecha. Para serlo de verdad, el alimento tiene que causar síntomas.
  • Otro motivo más por el que acudir al alergólogo para que sea él quien haga las pruebas pertinentes que determinen si realmente debes eliminarlo de tu dieta, cómo hacerlo y si en el futuro se podrán seguir algunas pautas para volverlo a integrar en tu dieta.

aumentan las alergias a vegetales

  • Si en el año 2005 había un 5% de españoles con alguna alergia alimentaria, hoy el porcentaje está entre un 15% y un 20%.
  • Es cierto que los productos que provocan más problemas siguen siendo la leche, el huevo, el marisco o el pescado, pero tal y como nos cuenta la Dra. Anna Cisteró, "sorprendentemente, lo que más ha aumentado en los últimos años es la alergia a los vegetales, sobre todo en personas adultas que no han sufrido ningún problema de este tipo anteriormente”.
  • Y no es por los vegetales en sí. "La causa –prosigue Cisteró–está muy relacionada con el aumento de la alergia al polen. De hecho, un 75% de las personas alérgicas a frutas y verduras también lo son a pólenes. Y las culpables son una familia de proteínas (las LTP) que comparten todos ellos y que, debido a la contaminación, provocan ahora reacciones más agresivas".

Tags relacionados