Cómo aparece y cómo avanza un cáncer

Nuestro organismo tiene mecanismos de defensa para eliminar las células malignas y evitar que se desarrolle un cáncer, aunque no siempre son suficientes. Hemos hablado con el Dr. Joaquim Bosh, reputado investigador en cáncer, que nos explica por que hay células que se acaban convirtiendo en tumores.

Actualizado a
Sira Robles
Sira Robles

Periodista especializada en salud

Cómo se desarrolla y progresa un cáncer
iStock

En algunos casos las células malignas no prosperan y, en otras pocas ocasiones, sí lo hacen y se desarrolla un cáncer. 

Sabemos que el cáncer está formado por células que han "degenerado" y han transformado totalmente su metabolismo, pero aún no lo conocemos todo sobre los mecanismos por los que se desencadena o se cura un cáncer. En muchos casos, estas células "precancerosas" no acaban generando un cáncer. ¿De qué depende entonces la enfermedad se desarrolle o no?

El Dr. Joaquim Bosh, un oncólogo referente en cáncer de pulmón y eminente investigador del Instituto Catalán de Oncología y del Instituto de Investigación Biomédica de Girona, nos aclara en esta entrevista por qué muchas veces estas células no prosperan y, en otras pocas ocasiones, sí lo hacen.

Células malignas, el origen del cáncer

  • ¿Por qué hay células "malignas"?

Nuestro cuerpo está formado por millones de células. Cada célula tiene el mismo ADN (los mismos genes), pero por distintos mecanismos, las células se especializan y sólo utilizan algunos de ellos para desarrollar su función dentro del organismo.

Sin embargo, cuando se producen alteraciones en esos genes (mutaciones, re-ordenamientos, sobre-expresión, etc.), la célula puede perder el control y dedicarse a replicarse sin parar y sin realizar la función para la que estaba especializada.

  • En definitiva, la célula se multiplica mucho más rápido de lo que debería y deja de ser "útil"...

Y también puede adquirir la capacidad de viajar por la sangre o los vasos linfáticos, y causar metástasis (nuevas colonias) en otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son las causas del cáncer?

  • ¿Qué hace que esa célula, de repente, pierda el control?

Hoy en día se conocen diversos mecanismos por los que una célula puede adquirir mutaciones en su ADN que acaben convirtiéndola en una célula cancerosa.

Las radiaciones pueden hacer que la célula pierda el control

Un ejemplo son los agentes físicos, como por ejemplo las radiaciones nucleares. Es lo que le sucede a la gente que ha estado expuesta a la radioactividad como en Hiroshima, Chernobyl o más recientemente Fukushima.

También las radiaciones UVA pueden desarrollar cánceres de la piel. Incluso el calor extremo (ingerir bebidas muy calientes de forma habitual) es capaz también dañar las células de la mucosa gastrointestinal.

  • ¿La exposición a agentes químicos afecta?

Sí, otro grupo muy importante es la exposición a agentes químicos, siendo el ejemplo más conocido el humo del tabaco, que contiene cientos de sustancias que pueden causar mutaciones en el ADN de nuestras células, o el alcohol, que también puede causar tumores en el hígado (donde se metaboliza).

El alcohol y el tabaco pueden hacer que el ADN mute

También se han descrito algunos virus relacionados con el cáncer. Incluso en el proceso normal de reproducción de una célula (por el proceso llamado mitosis) se pueden producir errores a la hora de copiar el ADN para formar las nuevas células, y ser el origen de una célula tumoral.

¿Cómo nos defiende nuestro organismo del cáncer?

  • ¿De qué depende que esa célula "mala" finalmente se convierta en un tumor?

Que una célula se vuelva cancerosa o maligna es cuestión de probabilidad. Por fortuna, nuestro organismo tiene mecanismos de defensa para eliminarlas.

  • ¿Qué mecanismos son estos?

Disponemos de genes que sintetizan proteínas reparadoras del ADN (corrigen los errores que pueda cometer accidentalmente la célula al copiar el ADN).

También la célula tiene un sistema llamado apoptosis (o muerte celular programada), que cuando detecta una alteración que no puede subsanar, actúa como botón de autodestrucción para evitar males mayores.

Disponemos de tres sistemas de defensa frente al cáncer

Además, nuestro sistema inmune elimina la mayoría de las células tumorales que no se autodestruyen, lo que llamamos la immunovigilancia.

¿Cómo y por qué se desarrolla el cáncer?

  • ¿Por qué a veces el cáncer evoluciona?

Se calcula que para que una célula tumoral pueda desarrollar un cáncer requiere de al menos 7 mutaciones que le permitan sobrevivir a todos esos mecanismos de defensa.

Solo si todas las "barreras" fallan, el cáncer prospera

Cuando todos estos mecanismos fallan, es cuando la célula tumoral es capaz de crecer y acabar causando el cáncer.

  • ¿Cómo logra esa célula "burlar" a nuestros sistemas de defensa?

Hoy en día hemos aprendido cómo las células tumorales evitan que el sistema inmune las destruya. En un 30% de los casos aproximadamente expresan unas proteínas (PD-L1), que hacen que nuestro sistema inmune no las ataque.

  • ¿Saber eso es importante?

Importantísimo. Hoy se están desarrollando nuevos fármacos que bloquean esta proteína, que están dando resultados muy esperanzadores en diversos tipos de tumores.

Entender cómo avanza el cáncer nos ayudará a combatirlo

Entender mejor los mecanismos que convierten una célula sana en una célula cancerígena nos permite poder disponer de nuevos fármacos más específicos que nos ayuden a combatir esta enfermedad de una forma más precisa y eficaz.