María Real Capell
María Real Capell

Farmacéutica, nutricionista y psiconeuroendocrina

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

La dieta que te conviene si tienes artritis
iStock by Getty Images

El término artritis proviene del griego y significa inflamación.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune. El propio organismo fabrica anticuerpos que atacan la membrana sinovial de la articulación generando inflamación y destrucción del cartílago.

Puede empezar en articulaciones pequeñas como las falanges de las manos, o grandes como las rodillas y suele cursar con brotes.

Ser mujer y tener predisposición genética aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad y contra ello nada puedes hacer.

Pero hay factores que también predisponen a sufrir brotes. Son el tabaco, la exposición al sílice (habitual en pinturas), a virus y bacterias, y también la alimentación.

  • Los alimentos que favorecen la inflamación pueden actuar como desencadenantes de los síntomas de artritis.
  • Pero la dieta también puede convertirse en una gran aliada para controlar esos episodios de dolor agudos si introducimos alimentos que tengan un efecto antiinflamatorio.

María Real Capell, farmacéutica, nutricionista y psiconeuroendocrina, nos explica al detalle qué alimentación debemos seguir para aliviar los síntomas de artritis reumatoide.

Eso sí, lo primero que debes hacer es perder peso si te sobra porque los kilos de más cargan las articulaciones e intensifican el dolor.

Citoquinas inflamatorias y antiinflamatorias

Cuando los alimentos entran en contacto con las bacterias del intestino pueden generar citoquinas inflamatorias o antiinflamatorias.

Es importante hacer un repaso de ellas porque según lo que comas pueden aumentar unas u otras:

Sustancias inflamatorias

  • La TNF alfa y la interleucina-6 (IL-6) son dos citoquinas inflamatorias que se utilizan como marcadores en sangre de artritis reumatoide.
  • Aunque no son citoquinas, también hay que destacar la proteína C reactiva y la velocidad de sedimentación globular (VSG), que son marcadores de inflamación de fase aguda que se ven fácilmente en una analítica y que pueden bajar o subir según la alimentación.

Sustancias antiinflamatorias

  • Hay alimentos que favorecen la liberación de otras dos citoquinas, la interleucina-2 y la interleucina-8, cuya acción es antiinflamatoria.

Dieta Mediterránea

Muchos estudios avalan los beneficios de la dieta Mediterránea para la artritis reumatoide gracias a su riqueza en antioxidantes, omega 3 y fibra.

  • Se ha demostrado que los pacientes que siguen este patrón dietético durante más de 8 semanas reducen los niveles de proteína C reactiva, marcador inflamatorio, y aumentan la interleucina-2 que tiene el efecto contrario.
  • Por eso es importante aumentar el consumo de frutas, verduras, frutos secos (sobre todo nuez, también almendra y avellana), pescado, semillas, legumbres, yogures (son ricos en probióticos que son antiinflamatorios) y aceite de oliva virgen extra.
  • Igual de importante es reducir el consumo de azúcares, edulcorantes, ultraprocesados, harinas refinadas, grasas saturadas y trans, y también el alcohol y el gluten porque favorecen la inflamación ya que aumentan marcadores inflamatorios como la TNF alfa y la interleucina-6.

Estas serían las pautas básicas de una dieta para una persona con artritis. A partir de ahí, conviene introducir determinados nutrientes que tienen una especial acción antiinflamatoria.

Nutrientes y alimentos antiinflamatorios

  • Resveratrol. Es un flavonoide que reduce tanto los niveles de proteína C reactiva como de VSG. Se encuentra en frutos rojos (moras, arándanos, grosellas). Para obtener beneficios deben tomarse al menos 300 g al día, por ello el consejo es tomarlos en smoothie (sin azúcar ni miel), ya que así incorporas más cantidad de fruta.
  • Quercetina. Se trata de un antioxidante que abunda en alcaparras y manzanas. Cuatro manzanas al día te aportan 300 mg de quercetina que reducen la proteína C reactiva.
  • Curcumina. Es el principio activo de la cúrcuma y tiene una acción antiinflamatoria comparable a los corticoides. Puedes preparar una vinagreta con dos cucharadas soperas de cúrcuma, aceite de oliva y pimienta, y añadirla a todas las ensaladas y purés. Te durará cuatro días en nevera.
  • Gingerol. El principio activo del gengibre también es un gran aliado de las personas con artritis porque, al ser termogénico (aumenta la temperatura del cuerpo), reduce el dolor. Toma dos tazas de gengibre al día con tres rodajitas de jengibre. Es muy útil sobre todo cuando hace frío.
  • Granada. Esta fruta reduce la proteína C reactiva y la VSG en sangre, pero es que además también disminuye la percepción del dolor.
  • Té verde. Sus catequinas también disminuyen los marcadores inflamatorios en sangre.

Alimentos que no siempre sientan bien

A algunos pacientes con artritis reumatoide no les sientan bien las solanáceas (patatas, berenjenas, tomate o pimientos).

En menos de un día pueden sentir más inflamación tras comerlos y, probablemente, la causa sea algún polimorfismo genético. Si observas que empeora tu dolor cuando los tomas limita su consumo.

por qué es una enfermedad tan femenina

La artritis reumatoide es una enfermedad con una alta prevalencia en España: afecta a 1 de cada 200 personas y 3 veces más a las mujeres que a los hombres.

  • Vinculada al cromosoma X. La razón de que afecte más al sexo femenino es porque se trata de una patología ligada al cromosoma X. La mujer tiene dos cromosomas X en cada célula, a diferencia del hombre que posee X Y. Por eso ellas tienen más riesgo de artritis.
  • Influido por las hormonas. Los brotes propios de la artritis están vinculados a fluctuaciones hormonales. Esta otra razón explica porqué la mujer, que durante la etapa fértil sufre oscilaciones hormonales a lo largo del mes, es más propensa a padecer esta enfermedad.