Por Soledad López, periodista especializada en salud

trombosis y covid-19
iStock by Getty Images

Una de las complicaciones de la Covid-19 es, sin duda, la trombosis.

Desde el inicio de la pandemia, los médicos vienen alertando de la presencia de trastornos de la coagulación en pacientes de Covid-19 grave.

De hecho, si echamos la vista atrás y nos remitimos al origen de la pandemia, el 70% de los fallecidos en Wuhan tenían alteraciones en la coagulación.

En España, por ejemplo, 3 de cada 10 pacientes de coronavirus ingresados en Cuidados Intensivos sufre episodios de trombosis.

Sin embargo, y a pesar de todos los estudios que se han hecho hasta ahora y en tan poco tiempo acerca de esta enfermedad, en España faltan datos clínicos y analíticos que recojan esta relación.

Por qué la Covid favorece la trombosis

Uno de los efectos graves que puede provocar el SARS-CoV-2 es una inflamación severa de las paredes internas de los vasos sanguíneos, conocidas como células endoteliales.

  • Esta inflamación favorece la formación de coágulos en los vasos sanguíneos, lo que aumenta los episodios de trombosis y, en consecuencia, el riesgo potencial de embolismo pulmonar que puede provocar la muerte.
  • Algunos estudios estiman que la incidencia de trombosis entre los afectados por el Covid-19 hospitalizados en Unidades de Cuidados Intensivos podría llegar al 27%.

estudio en 15 hospitales españoles

El porcentaje es tan alto que no es posible pasar por alto este vínculo.

Pero, como decíamos, faltan estudios en España que recojan datos acerca de esta relación. Ante esa urgente necesidad, se ha puesto en marcha el Estudio Observacional de la Influencia de la Infección por Covid-19 en los Eventos Tromboembólicos venosos en miembros inferiores y superiores: Estudio Nacional de Cohortes.

  • El proyecto ha sido auspiciado por la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) y el Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL) y cuenta con el apoyo de Laboratorios LEO Pharma.
  • En el participan 15 hospitales públicos de 5 Comunidades Autónomas. El estudio, que involucra a más de 400 pacientes de Covid-19 que han sufrido una trombosis venosa profunda, se inició en mayo del presente año.
  • Con la investigación todavía desarrollándose, los investigadores esperan aportar evidencia científica no solo sobre la relación entre enfermedad tromboembólica venosa y Covid-19, sino sobre el mejor tratamiento a seguir en estos casos.

Anticoagulantes en pacientes de Covid-19

En los últimos meses se han publicado diversos estudios sobre la Covid-19 y sus efectos en el sistema cardiovascular.

Uno de los más destacados es la investigación realizada por médicos del Hospital Mount Sinai de Nueva York.

Tras evaluar a más de 2.700 pacientes, se observó que la respuesta inflamatoria del SARS-CoV-2 favorece la formación de trombina en los vasos sanguíneos y los consecuentes trombos, aumentando el riesgo de los pacientes de padecer una enfermedad tromboembólica venosa (trombosis venosa o embolia pulmonar).

Asimismo, la investigación revela que el uso de anticoagulantes reduce significativamente la mortalidad hospitalaria en pacientes con coronavirus.

A la espera de los ensayos clínicos concluyentes, estos datos marcan el camino en el tratamiento de la trombosis en enfermos de Covid-19.

De hecho, sociedad médicas como la SETH (Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia), la SEACV (Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular) o la SEC (Sociedad Española de Cardiología) recomiendan el uso de anticoagulantes para la prevención de trombosis en pacientes ingresados.

La trombosis también aumenta el riesgo de ictus

  • La Covid-19 es una enfermedad con gran capacidad trombótica y la embolia pulmonar no es la única consecuencia mortal que puede tener: la trombosis también puede provocar un ictus isquémico.
  • De hecho, un estudio publicado en Neurology revela que el ictus puede ser la primera manifestación de Covid-19 en pacientes jóvenes.
  • Los investigadores observaron que muchos pacientes asintomáticos menores de 50 años sufrieron un ictus relacionado con la Covid-19, lo que significa que en estos casos el ictus fue la primera manifestación de la enfermedad.

Tags relacionados