Por Diana Llorens

glucocorticoides reduce gravedad neumonia covid
iStock by Getty Images

A medida que se conoce como actúa el virus causante de la Covid-19 en nuestro organismo, se van descubriendo nuevos tratamientos que pueden ayudar a tratarla y reducir la mortalidad.

Uno de los fármacos que recientemente se ha visto que podría servir para los casos graves de Covid-19 es la metil-prednisolona.

Un estudio realizado por el Hospital Universitario de Cruces, Biocruces Bizkaia, la Universidad del País Vasco y el centro de investigación biomédica CIBERESP y publicado recientemente en la revista Plos One indica que la administración a dosis altas de este fármaco en la segunda semana de la enfermedad disminuye la mortalidad y la necesidad de intubación en pacientes con neumonía grave por Covid-19.

Metil-prednisolona en la segunda semana

La metilprednisolona es un glucorticoide, es decir, una hormona que participa en la regulación del metabolismo de carbohidratos. Generalmente se usa para aliviar la inflamación.

El objetivo del estudio llevado a cabo por investigadores vascos, liderados por el doctor Guillermo Ruiz Irastorza de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Universitario Cruces, era analizar los efectos de la metilprednisolona administrada en forma de "pulsos" (dosis alta durante un tiempo concentrado y en el momento preciso) en pacientes graves de Covid-19.

Se pretendía observar de qué manera estas dosis, administradas de manera similar a como se hace en enfermedades pulmonares inflamatorias autoinmunes, afectan al pronóstico e identificar qué pacientes se pueden beneficiar de este tratamiento y en qué momento de la evolución de la enfermedad.

Concretamente, querían observar los efectos si la administración se producía durante la segunda semana de la enfermedad en pacientes con neumonía grave por Covid-19.

Disminución de la mortalidad en casos graves

Los investigadores analizaron 242 pacientes ingresados en los servicios de Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas del Hospital de Cruces durante los meses de marzo y abril de 2020 con neumonía por Covid-19 y marcadores de inflamación elevados.

  • 61 pacientes (el 25%) recibieron el glucocorticoide metil-prednisolona en la segunda semana de la enfermedad por Covid-19.
  • 33 (14%) recibieron las dosis en otras semanas (o bien la primera o bien la tercera).
  • 148 (61%) no recibieron el fármaco.

Se observó una disminución “drástica” en la mortalidad y la necesidad de intubación en los pacientes con neumonía grave por Covid-19.

  • El 6,6% de los pacientes a los que se administró metilprednisolona en la semana 2 murieron.
  • En el resto de pacientes, la tasa de mortalidad fue del 9,9%

Esto significa que la mortalidad fue un 50% más baja en los pacientes que recibieron el glucocorticoide. Entre los pacientes más graves (con insuficiencia respiratoria y menor saturación de oxígeno), la diferencia en la tasa de mortalidad fue aún mayor:

  • El 7,1% de las que recibieron metilprednisolona en la segunda semana murió.
  • En el resto de pacientes, la mortalidad fue del 17,5%.

Disminución de las intubaciones y los ingresos en la UCI

Los resultados del estudio revelan que la administración de metil-prednisolona al inicio de la segunda semana de la enfermedad es efectiva para mejorar el pronóstico de los pacientes con neumonía por la Covid-19 con deterioro respiratorio.

Los resultados también apuntan a una menor necesidad de intubar a los pacientes graves tras la administración del glucocorticoide, con lo que también se reduciría el número de pacientes que ingresan en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Por todo ello, los autores indican que en los pacientes de alto riesgo se debería usar este fármaco lo más pronto posible durante la segunda semana de la enfermedad.

Tags relacionados