Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Identifican los pacientes con covid persistente que no deberían vacunarse
iStock by Getty Images

Como sabes, la vacunación contra el coronavirus se recomienda en España también a los que han pasado la covid si ya hace seis meses que recibieron el alta.

Sin embargo, el colectivo de pacientes con covid persistente es un grupo especial, pues pese a que en los análisis ya no se detecta el coronavirus, siguen sufriendo sus consecuencias.

Algunos de estos pacientes habían asegurado que la vacuna les había mejorado su problemática. Sin embargo, otros se quejaban de que los síntomas habían empeorado e incluso aparecían de nuevos.

Hay que prestar atención a los síntomas

Ahora, un estudio realizado por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha puesto algo de luz a esta situación.

A través de una encuesta en la que han participado cerca de 2.000 pacientes con covid persistente que se han vacunado, han podido detectar algunas pistas para recomendar o no que se vacunen este grupo de personas.

Los pacientes que, en general, empeoran con la vacuna:

  • Los plurisintomáticos. Es decir, aquellos que empezaron la enfermedad con muchos síntomas.
  • Aquellos que sufren la covid persistente más inestable. Es decir, que van apareciendo síntomas nuevos o que van y vienen con mucha frecuencia.

Desaconsejamos la vacunación de estas personas. Además de que ya han pasado la enfermedad y deben tener un grado de protección, la inmunidad de grupo les tendría que proteger”, apunta la doctora Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta de la SEMG.

El 26% se beneficia de la vacuna

Una buena noticia que se extrae de este estudio es que, en general, la vacunación puede ser un buen tratamiento para este colectivo.

  • Un 18% de los enfermos vacunados dice que ha empeorado con la vacuna.
  • Un 55% dice que se encuentra igual antes y después de vacunarse.
  • Una parte significativa, el 26%, nota mejoras en sus síntomas con el inmunógeno.

Para la mayoría la vacunación será un valor añadido”, confirma la doctora Rodríguez. Como mínimo garantiza mayor protección ante una reinfección.

Además, algunas personas notan una mejoría tanto en la intensidad de los síntomas como en el número de síntomas que persisten.

Pero la variedad de resultados hace constatar es que no se puede aplicar una norma fija. “Hay que personalizar el diagnóstico”, añade.

De hecho, los médicos de familia así lo han constatado en las consultas. “Estos pacientes nos planteaban más preguntas sobre las vacunas y cuál deberían ponerse que sobre los posibles efectos secundarios”, explica.

¿Cuánto duran los beneficios?

En todo caso, la decisión final sobre la vacunación la han de tomar ellos. La vacuna no es obligatoria. Lo único que se puede hacer es dar a los pacientes de covid larga toda la información disponible en cada momento.

Como todo lo que hace referencia a la pandemia, los médicos no pueden asegurar qué pasará en el futuro con estos pacientes.

  • No sabemos si este beneficio o el empeoramiento que provoca las vacunas es temporal o permanente”, admite la vicepresidenta de la SEMG.

Son personas que llevan hasta quince meses con síntomas y que no acaban de ver cómo salir de esta pesadilla. Personas que, en muchos casos, no pueden cogerse la baja porque no figuran como enfermos.

El estudio pone en evidencia de que hay que seguir investigando. Las conclusiones se han basado en las declaraciones de los afectados. Faltan más análisis clínicos que especifiquen el comportamiento del sistema inmune en cada caso.

Hay que consolidar los datos antes de convertir la vacuna en una terapia.

Casi medio millón de casos en España

Los enfermos de covid duradera han sido uno de los colectivos a los que se ha dejado más de lado en los primeros meses de pandemia, cuando no se acababa de entender su problemática.

Para la administraciones sanitarias eran pacientes que daban negativo en todos los test y por tanto se consideraban curados, pese a que ellos siguen sufriendo sus consecuencias.

  • Se calcula que un 10% de las personas que sufren la covid evolucionan a una covid persistente.

En España eso significa que puede haber unos 370.000 afectados”, dice la doctora. A esos hay que sumar algunos otros que, por desconocimiento, no han relacionado los síntomas que tienen ahora con la covid que sufrieron meses atrás.

  • Por eso los cálculos más aproximados ya apuntan a que puede haber unos 500.000 afectados solo en nuestro país. A nivel mundial son varios millones.

La solución de momento pasa por “un abordaje global, holístico, que ayude a mejorar los síntomas”, dice la doctora Rodríguez.

Hay herramientas que se han visto efectivas, como la fisioterapia y otros métodos de rehabilitación.