diabetes y encias

Las bacterias que forman la placa y se adhieren a las encías no solo son las responsables de la gingivitis (inflamación de la encía) o la periodontitis (infección), también pueden ser la antesala de una diabetes.

Pero no solo eso, los pacientes con diabetes, debido a la propia enfermedad, también tienen más riesgo de tener problemas bucales.

La Dra. Cristina Serrano Sánchez-Rey, periodoncista y miembro del grupo de trabajo SEPA-SED (Sociedad Española de Diabetes)de diabetes y enfermedad periodontal nos explica el vínculo entre ambos trastornos.

¿De qué forma las bacterias bucales acaban favoreciendo la diabetes, cuál es el mecanismo que lo propicia?

  • Las bacterias de la boca están agrupadas formando un microbioma (conjunto de bacterias) y eso es saludable porque existe un equilibrio entre dicho microbioma y la respuesta inmune del individuo frente al mismo.

Relacionado con este artículo

  • En personas que tienen más riesgo de enfermedad periodontal, ese equilibrio se rompe y se produce lo que conocemos como disbiosis, es decir, un cambio en dicho microbioma que, como consecuencia, provoca una respuesta inmune exagerada frente a dichas bacterias con el objetivo de destruirlas, pero no lo consigue.
  • En esa respuesta del sistema inmune se liberan multitud de sustancias tóxicas, como citoquinas proinflamatorias y radicales libres que van a ser, al final, los responsables de la destrucción de los tejidos periodontales.
  • Pero este aumento de sustancias proinflamatorias no se "queda" en la boca: se produce también a nivel sanguíneo.

Las bacterias bucales favorecen el aumento de las mismas sustancias inflamatorias que provocan la diabetes

  • En concreto, pueden elevarse tres sustancias (factor de necrosis tumoral alfa, proteína C reactiva e Interleuquina 6) que están muy relacionadas con la diabetes, ya que promueven la resistencia a la insulina y el fallo del páncreas.

Por tanto, el mecanismo que propicia una mayor predisposición a diabetes en pacientes con enfermedad periodontal sería sobre todo el gran proceso inflamatorio derivado de la enfermedad, más que el efecto de las bacterias en sí mismo.

¿Es cierto que la periodontitis triplica el riesgo de descompensación de la diabetes?

Los estudios nos indican que sí:

  • Hoy sabemos que una persona con periodontitis tiene, por término medio, niveles de glucosa en sangre más elevados que un individuo sin periodontitis. Esto se ha visto tanto en pacientes con diabetes como sin diabetes.

La personas con periodontitis tienen la glucosa más alta, aunque no tengan diabetes

  • Asimismo, las personas con periodontitis tienden a tener también niveles más elevados de colesterol y triglicéridos.
  • Grandes estudios epidemiológicos realizados en Estados Unidos, Japón y Taiwán demuestran que un paciente con periodontitis moderada-avanzada va a tener más riesgo de desarrollar en un futuro una prediabetes o una diabetes. Esto ha sido demostrado para la diabetes tipo 2, pero todavía no hay suficiente evidencia sobre la diabetes tipo 1.

Relacionado con este artículo

  • Además, si no se trata dicha periodontitis, tendrá un riesgo mayor de que la diabetes se descontrole y de sufrir un mayor número de complicaciones asociadas, entre ellas el aumento de la mortalidad cardiorrenal.

Y al revés, ¿por qué la diabetes puede afectar a la salud de las encías?

Porque la hiperglucemia que presentan los pacientes con diabetes se ha demostrado que está relacionada con un aumento del riesgo y severidad de enfermedad periodontal.

  • A peor control glucémico, mayor predisposición a periodontitis.
  • Y es que dicha hiperglucemia es la responsable de la acumulación, tanto en sangre como en diferentes tejidos (entre los que se encuentran los periodontales) de los llamados "productos finales de la glicación avanzada" (productos AGE).

La hiperglucemía ha demostrado afectar mucho a las encías

  • Se trata de unas sustancias químicas que estimulan la liberación de citoquinas proinflamatorias y radicales libres, que destruyen el tejido periodontal.

¿Un diabético debe llevar controlar mucho más su salud bucal?

Cuando se realiza por primera vez el diagnóstico de diabetes, el médico debería explicar al paciente que, por el hecho de tener diabetes, tiene una mayor predisposición a enfermedad periodontal, y que la ausencia de tratamiento puede tener un impacto negativo en el control de su glucemia, por lo que debe ser valorado por un dentista.

En el caso de que no tenga problemas periodontales en ese momento, el profesional dental le enseñará técnicas adecuadas de higiene dental e interdental, le realizará una profilaxis profesional e instará a revisiones al menos 1 vez al año.

Acudir al dentista debe formar parte del plan para controlar la diabetes

Es importante que el paciente conozca los síntomas de que puede tener una enfermedad periodontal:

  • Sangrado de encías,
  • Hinchazón
  • Color de encías más rojizo,
  • Aumento de los espacios entre dientes.
  • Mal sabor de boca.
  • Halitosis.
  • Retracción de las encías.
  • Sensación de dientes flojos.

Asimismo, es importante que sepa que si es fumador, puede que no le sangren las encías a pesar de tener inflamación, por lo que son fundamentales las revisiones que confirmen que la salud oral se mantiene adecuadamente.

Si el paciente con diabetes ya tiene inflamación de las encías (gingivitis) o periodontitis, será conveniente que, además de mejorar su técnica de cepillado, sea tratado convenientemente mediante técnicas de raspado y alisado radicular, con el objetivo de que desaparezcan los signos de infección e inflamación.

Es importante que sepa que esto le ayudará a llevar un mejor control glucémico.

  • Los estudios han demostrado unas reducciones de hasta un 0,4-0,6% en los índices de hemoglobina glucosilada tras la realización del tratamiento periodontal adecuado.

¿De qué forma podría detectarse una diabetes no diagnosticada en la consulta del dentista?

Precisamente la Sociedad Española de Periodoncia está realizando actualmente un estudio en clínicas dentales seleccionadas de toda España (DIABETRISK) para evaluar la posibilidad de que los dentistas podamos detectar en nuestras consultas a pacientes prediabéticos y diabéticos.

Los dentistas pueden hacer pruebas en su consulta para detectar la diabetes

A los que se les considera de alto riesgo, se les realiza una prueba de hemoglobina glucosilada en la propia consulta. Y los resultados preliminares son muy prometedores.

  • No hay que olvidar que en España hay cerca de 2 millones de personas con prediabetes o diabetes no diagnosticada. El hecho de poder sacar a la luz un porcentaje de estos pacientes ayudaría en el diagnóstico precoz y evitaría complicaciones asociadas.

Tags relacionados