bajar trigliceridos altos

Actualizado el

bajar trigliceridos altos

Cuando hablamos de lípidos (o grasas) en sangre casi siempre pensamos en el colesterol. De hecho es uno de los valores que más nos llama la atención en una analítica si está alto.

Sin embargo a los triglicéridos, que son también un tipo de grasa que se encuentra en la sangre, les prestamos menos atención aunque los valores sean elevados. Y esto es un error porque la hipertriglicemia (triglicéridos altos en sangre), si no se controla, también aumenta el riesgo cardiovascular.

Los triglicéridos altos son tan dañinos como el colesterol

Otro error bastante común es pensar que para bajar los triglicéridos basta con hacer una dieta baja en grasas, como en el caso del colesterol.

Para aclarar esta y otras dudas hemos hablado con la Dra. Cecilia Liñán, endocrinóloga del Instituto Catalán de Endocrinología y de la Clínica Mi Tres Torres de Barcelona.

Qué puede pasar con los niveles altos

  • Los triglicéridos, como el colesterol, pueden acumularse en la arterias y provocar placas de ateroma que dificultan el paso de la sangre por las arterias.
  • Unos niveles por encima de 200 mg/dl en sangre aumentan el riesgo trombosis y, por tanto, de infarto de miocardio o de ictus.

Por qué suben los triglicéridos

El aumento de los triglicéridos está ligado directamente con la alimentación. No ocurre lo mismo con el colesterol, ya que hay personas que tienen una predisposición hereditaria a "fabricar" colesterol (hipercolesterolemia familiar) y no consiguen bajarlo aunque no tomen grasas saturadas.

Relacionado con este artículo

Por tanto, si el culpable de unos triglicéridos altos casi siempre es la dieta, conseguir unos niveles saludables es fácil si controlamos nuestra alimentación. Pero... ¿sabes cómo conseguirlo?

No basta con reducir las grasas

Así como en el caso del colesterol alto, la recomendación es reducir el consumo de grasas saturadas y trans, en el caso de los triglicéridos no es suficiente con disminuir este tipo de lípidos, también conviene:

  • Controlar el consumo de hidratos de carbono. La razón es que las personas que suelen tener los triglicéridos altos tienen una alteración metabólica que provoca que los hidratos de carbono (incluso los complejos como el cereal integral -pan, pasta, arroz...-) se transformen en grasas con mucha facilidad.

Tu plan dietético para bajarlos

Si tienes en cuenta estos consejos a la hora de planificar tus menús conseguirás equilibrar sus niveles:

  • Reduce el consumo de carnes rojas, embutidos, vísceras y lácteos enteros. Son alimentos muy ricos en grasas saturadas.
  • Elimina la bollería industrial y los precocinados. Suelen ser muy ricos en grasas trans.

Relacionado con este artículo

  • Limita los hidratos de carbono simples (harinas refinadas, azúcar de mesa) a momentos muy puntuales porque no te convienen.
  • Reduce los hidratos complejos. Aunque son más recomendables que los anteriores, las personas con triglicéridos altos los transforman enseguida en grasas. Solo puedes tomar al día 60 g de legumbres o 40 g de arroz o 120 g de patata o 80 g de pasta.

Controla los hidratos de carbono complejos y consume 'grasas buenas'

  • Toma dos raciones de verdura al día (una al vapor y la otra en crudo).
  • Consume alimentos ricos en grasas poliinsaturadas (grasa buenas): aceite de oliva, frutos secos, pescado azul... Obviamente estos alimentos son calóricos, por lo que deben consumirse con moderación si tienes sobrepeso, un factor que ya de por sí favorece los triglicéridos.

Otros factores que conviene controlar

Aunque el origen es casi siempre una alimentación rica en grasas e hidratos, hay otros factores que también aumentan el riesgo:

  • La obesidad, en especial la abdominal. La grasa visceral genera sustancias proinflamatorias y favorece el aumento de los triglicéridos.
  • El consumo de alcohol y de bebidas azucaradas favorecen la síntesis hepática de los triglicéridos.

Relacionado con este artículo

  • El sedentarismo.
  • Algunos fármacos como los anticonceptivos y los diuréticos.
  • Enfermedades como la diabetes se asocian a triglicéridos altos si no está controlada.

Y no olvides el ejercicio

La dieta es clave para controlar estos lípidos, pero la actividad física también.

La razón es que activa la formación de la llamada grasa parda. Una grasa que tu cuerpo utiliza para regular la temperatura corporal y que consume triglicéridos y glucosa cuando se activa.

¿Y si no puede controlarse con la dieta?

En algunos casos resulta difícil controlar los triglicéridos con la alimentación. En estas situaciones, el endocrino puede considerar la opción de recetar fármacos.

  • Fibratos. Están formulados específicamente para reducir los triglicéridos.
  • Exetimiba. Reduce la absorción intestinal de los triglicéridos.