por que no funcionan los antidepresivos

Actualizado el

por que no funcionan los antidepresivos

Si te recetaron antidepresivos hace semanas y no notas mejoría debes hablarlo con tu médico, puesto que es posible que ese fármaco en particular no sea el más adecuado para ti.

Se calcula que el primer comprimido de este tipo que se prueba solo resulta efectivo en la mitad de las personas. Y según las conclusiones del trabajo más amplio sobre la efectividad de los antidepresivos, el estudio STAR*D, solo el 30% de quienes los toman mejoran tras 14 semanas de tratamiento.

Por qué a veces no funcionan los antidepresivos

Los fármacos más utilizados contra la depresión, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (IRS), actúan aumentando los niveles de serotonina en el cerebro, lo que mejora la comunicación entre las células vinculadas con el ánimo. Pero…

Relacionado con este artículo

  • Sigue siendo un enigma qué causa la depresión. No se ha determinado de manera exacta qué es lo que “falla” en las personas con esta alteración. La serotonina –y otros neurotransmisores relacionados con el ánimo– pueden influir en muchas personas, pero en realidad se sabe que esta enfermedad puede manifestarse de diferentes maneras en cada uno. Eso significa que un fármaco que le va bien a mucha gente puede no funcionarte a ti.
  • Quizá la tristeza no “nace” (solo) en tu cerebro. Lo habitual es pensar que la de presión surge en la mente y, de hecho, el arsenal terapéutico del que disponemos actúa esencialmente sobre el cerebro. Sin embargo, científicos del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo sospechan que en algunos casos la depresión estaría relacionada en parte con el sistema inmunológico. Por ello, las medicinas pueden, en ocasiones, no estar actuando de forma global contra esa tristeza y decaimiento.

A veces hay que cambiar el tratamiento hasta dar con el que funciona

  • Los genes a veces causan "interferencias". Según el Centro de Investigación Biomédica EuroEspes de La Coruña, el 70% de las personas que toman antidepresivos no perciben mejoría porque su perfil genético hace que metabolicen esos fármacos de forma deficiente. Esto también puede hacer que sufran con más intensidad los efectos secundarios que suelen provocar los antidepresivos (alteraciones del sueño, agitación, migrañas, afectación a la sexualidad, ansiedad...).

Relacionado con este artículo

  • Cómo acertar con el tratamiento. Se calcula que el 40% de las personas que toman píldoras para el ánimo necesitan probar varios tratamientos para dar con el adecuado.
  • Sé paciente. Otro de los problemas de este tipo de fármacos es que actúan muy lentamente (son necesarias 2 o 3 semanas para notar resultados). Por ello, el proceso para dar con el más adecuado quizá sea lento. No ver resultados puede ser desalentador, pero hay que ser paciente.

Para salir de la depresión es necesario combinar varias estrategias terapéuticas

  • No lo dejes todo en manos del fármaco. Debes tener claro que los fármacos para la depresión no "curan", simplemente ayudan a reducir los síntomas que provoca la alteración. La comunidad médica cada vez tiene más claro que es necesario combinar el tratamiento farmacológico con otras estrategias: recibir psicoterapia, hacer ejercicio físico, fomentar las relaciones sociales...

Ciertos hábitos rebajan la eficacia de fármaco

Las sustancias que llegan a tu organismo (por ejemplo, a través de la alimentación) pueden "interactuar" con los antidepresivos y repercutir en su efectividad.

Si sueles comer poco equilibrado. Se ha demostrado que la presencia o ausencia de algunos nutrientes puede alterar la eficacia de los antidepresivos.

  • Ácido fólico. Un estudio en Journal of Clinical Psychiatry sugiere que su carencia empeora la respuesta.
  • Ácidos grasos omega 3. Contrariamente, los niveles óptimos de este nutriente mejoran su efectividad.

Comer bien, retomar la vida activa... es esencial para superar una depresión

Si sigues tomando algo de alcohol. Combinar los antidepresivos con alcohol aumenta el riesgo de sufrir efectos secundarios. Y además:

  • El antidepresivo queda "anulado". Este tipo de bebidas contrarrestan los efectos del fármaco.
  • El ánimo puede ir incluso a peor al tomar ambas sustancias conjuntamente.

hábitos para combatir la depresión

Aunque sigas un tratamiento farmacológico te conviene no descuidar tu vida. Puede resultar difícil: empieza con pequeños retos.

Sal a pasear

Si te cuesta salir de casa, plantéate recorrer tu calle cada día. Después trata de pasear durante 5 minutos, 10, 15... Hazlo de día: la "vitamina del sol" mejora tu ánimo.

¡Exprésate!

Es probable que no te apetezca hablar, pero compartir tus sentimientos será de gran ayuda. Busca alguien en quien apoyarte: un buen amigo, un familiar, tu pareja...

Date mimos

Regálate pequeñas alegrías: vístete con algo de color, retoma una vieja afición, cocínate tu plato preferido...