Por Diana Llorens

aire acondicionado dispersar covid19

Se acerca el verano, temporada de altas temperaturas en nuestro país que hacen impensable prescindir del aire acondicionado.

  • Un reciente estudio de investigadores chinos que apunta a que el aire acondicionado podría dispersar el virus en locales cerrados ha hecho saltar las alarmas.

Gotas y aerosoles

Si bien en un principio se determinó que el virus de la Covid-19 viajaba solo en las gotas de mayor tamaño (superior a 5 micras) que expulsamos al hablar o toser, estudios recientes alertan de que también se encontraría en los aerosoles, las gotitas más pequeñas que pueden quedar en el aire.

  • Esto no supondría un riesgo en espacios abiertos, ya que la concentración de virus sería ínfima y quedaría diluida en el ambiente, pero podría ser un problema en espacios cerrados con una concentración alta de personas con la Covid-19.

Los espacios cerrados son peores escenarios para la transmisión de SARS-CoV2 que los abiertos porque las partículas víricas que pueda aportar cualquier persona portadora del virus se concentran más.”, indica la Dra. Mª Francisca Colom, profesora de microbiología de la Universidad Miguel Hernández.

Aire acondicionado y dispersión del virus

Sin embargo, la Dra. Colom advierte que “no hay evidencias ni tampoco motivos para pensar que el uso de aire acondicionado pueda suponer una mayor dispersión de virus en un espacio cerrado, con aire acondicionado”.

La duda surgió a raíz de un estudio realizado por investigadores chinos y publicado en la revista de los prestigiosos Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. que apunta a que el aire acondicionado podría ser un vehículo para dispersar el virus.

  • En el estudio se detalla cómo 10 personas de tres familias diferentes que coincidieron en el restaurante se contagiaron.
  • Por tanto, la distancia de seguridad de 1,5 a 2 metros no serviría de mucho en los locales con este sistema de refrigeración.

No hay evidencias de peso para asegurar que el aire acondicionado aumenta el riesgo de contagio

  • Sin embargo, de las 83 personas que había en el local, los contagiados fueron solo diez que estaban sentados cerca del paciente “cero” y, según apunta el estudio, bajo el flujo de entrada y salida del aire acondicionado.
  • Hay que tener en cuenta que el comedor no tenía ventanas y las mesas estaban muy juntas, factores que posiblemente también facilitaron el contagio.

En este trabajo, los propios autores reconocen que la evidencia es baja porque se contagiaron de forma irregular los clientes distribuidos más o menos cerca del paciente infectado que se propone como origen”, indica la doctora.

En el artículo tampoco se descartó que los contagiados pudieran haber usado elementos del establecimiento y, como remarca la Dra. Colom, "en el aparato de aire no se detectó el virus".

“El flujo de aire que genera la ventilación de estos equipos, si es moderado, no debe suponer un problema mayor”, concluye la Dra. Colom.

Condiciones ambientales

Lo que sí podría tener un efecto en la probabilidad de contagio son las condiciones ambientales. Se han realizado diversos estudios que indican la mayor pervivencia del virus en determinados ambientes.

“Hay una relación directa entre la capacidad para persistir de los coronavirus y las condiciones atmosféricas que genera el aire acondicionado”, indica la Dra. Colom.

“Una temperatura próxima a 20ºC con una humedad relativa de 40-45% es el entorno ideal para una larga persistencia de partículas virales en las superficies que actúan como fómites (vehículo de contagio)”, apunta la doctora.

Este aspecto hace que el aire acondicionado sea poco aconsejable en espacios públicos,“especialmente si disponen de abundantes superficies lisas de plástico, acero o cristal, en las que el virus puede permanecer viable durante días y de las que puede adquirirse fácilmente si no se mantiene rigurosas medidas de higiene y de barrera”, comenta la Dr. Colom.

Aire acondicionado en los hogares

En los hogares, al ser espacios controlados y no haber concentración de personas con el virus, el aire acondicionado no supondría un problema si se mantienen las medidas de higiene de las superficies.

Pero, ¿qué pasa si hay alguien con Covid-19 en la casa? En ese caso, deberíamos aislar a la persona en una habitación y extremar las medidas de higiene.

Ventilar con aire natural

Un estudio americano ha determinado que crear corrientes de aire naturales es la mejor forma de ventilar los espacios.

En los espacios cerrados es aconsejable que haya ventilación adecuada y renovación de aire”, aconseja la Dra. Colom.

Tags relacionados