Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Los vacunados tienen hasta un 60% menos de riesgo de contagio
iStock by Getty Images

Durante meses se ha estado especulando sobre el riesgo de que las personas vacunadas pudieran seguir contagiando la covid.

Se había encontrado muestras de coronavirus en las vías respiratorias de personas vacunadas, aunque en cantidades menores. Esas personas eran mayoritariamente asintomáticas.

Además, la experiencia en los seguimientos de casos de covid ya habían corroborado que, efectivamente, personas vacunadas contagiaban.

Varios estudios parciales han apuntado en esta dirección. Los vacunados se infectan y contagian, pero menos.

Finalmente, un amplio estudio llevado a cabo por el Imperial College de Londres ha confirmado con datos de toda la población estas suposiciones.

La mitad de riesgo de covid

Las personas vacunadas con la pauta completa tienen entre un 50% y un 60% menos de riesgo de contagiarse de la variante delta (la india), que se ha constatado más infectiva que otras.

Entre la población con síntomas de covid, la vacuna evita el contagio del 59% de vacunados

En promedio, hay la mitad de probabilidades de dar positivo en un test de covid, aunque variaba según otros factores, como la edad o si tenían o no síntomas.

  • El estudio ha incluido a las personas que eran asintomáticas ante la covid.
  • Si nos centramos exclusivamente en aquellos vacunados que sí mostraron algunos síntomas de covid-19, los datos suben hasta el 59%.

Pfizer y AstraZeneca con variante delta

Estos datos suponen bajar las prospecciones previas que había hecho la sanidad pública británica y que consideraban que la protección de la vacuna ante el contagio era mayor.

No obstante, los investigadores han puntualizado que estas discrepancias no debían sorprender ni preocupar. Las estimaciones del organismo público se basaban exclusivamente en datos de personas con síntomas que se hicieron un test.

Hemos buscado grados de infección en grupos aleatorios de población, y así han salido también casos asintomáticos”, ha explicado el epidemiólogo Paul Elliot, director del estudio.

En este nuevo estudio se han recogido datos de mucha más gente. Eso sí, al ser exclusivamente en el Reino Unido, toda la información se basa en la vacunación con AstraZeneca y Pfizer, que son las que se han inyectado a la población británica.

También se ha supuesto que los datos son respecto a la variante delta, que es la que se ha vuelto mayoritaria en el Reino Unido durante el periodo de análisis.

La vacuna aún es muy efectiva

El estudio también constató que había más hospitalizaciones debido a la variante delta y su extensión entre la gente joven que no estaba vacunada con la pauta completa, un elemento que también se ha constatado en España.

  • Los investigadores ratifican que la variante delta conlleva un mayor riesgo de hospitalización.

La vacuna protege contra covid grave de la variante delta

No obstante, la vacunación con la pauta completa ofrece una buena protección contra el desarrollo de una covid grave o mortal.

  • La prevalencia de infección por coronavirus entre la población no vacunada fue de 1,21%.
  • Es tres veces más alta que en la población con la pauta completa: 0,4%.

También confirmaron que las personas vacunadas presentaban menor carga viral.

Los jóvenes, principales portadores

Los datos confirman que en los países occidentales, donde la vacunación está avanzada, los grupos de jóvenes sin vacunar son los principales transmisores.

En el Reino Unido este estudio lo muestra de manera rotunda: los menores de 25 años suponían la mitad de los contagios, cuando representan solo el 25% de la población.

  • Los jóvenes son los transmisores de la infección ahora”, ha sentenciado el doctor Elliot.

Los datos que aportamos apoyan la idea de que no sabemos qué puede pasar en septiembre cuando los escolares regresen a las aulas y se mezclen”, ha añadido.

En previsión de esta situación, en España ya se están dando pasos para vacunar también a los estudiantes de instituto.

  • Las comunidades están abriendo la posibilidad de que los mayores de 12 años se puedan vacunar ya.

Es una forma de aprovechar las vacunas que llegan y que los grupos de más edad (entre 18 y 40 años) no están aprovechando, en parte por haber salido de su región de vacaciones.