Por Diana Llorens

desaconsejan mascarilla tela covid
iStock by Getty Images

El uso de la mascarilla, junto con la higiene de manos y la distancia social, es una de las mejores medidas para protegernos del contagio del nuevo coronavirus. Así lo aseguran las autoridades sanitarias y diversos organismos internacionales.

Sin embargo, existen diversos tipos de mascarillas con diferentes grados de eficacia: EPI (equipo de protección individual, son las mascarillas FFP1, FFP2, y FFP3, según sea su grado de filtración), quirúrgicas e higiénicas.

Son las higiénicas (de tela) las que están en el punto de mira en las últimas semanas, debido a la dificultad para determinar si cumplen los requisitos para considerarse una barrera efectiva.

Prohibidas en el entorno hospitalario

El País Vasco fue la primera comunidad autónoma en cuestionar la eficacia de las mascarillas higiénicas. El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ha prohibido su uso en los centros sanitarios.

La medida no pretende prohibir el acceso a las personas que acudan a los centros con mascarilla de tela, sino hacer que las cambien por las quirúrgicas. Para ello, han empezado a repartir mascarillas de este tipo en la entrada a todas aquellas personas que acudan con una de tela.

  • El objetivo, según las autoridades sanitarias vascas, es proteger tanto al personal sanitario como a los pacientes y mantener la higiene dentro de los centros de salud.

Para acceder a diversos hospitales de Galicia también es obligatorio el uso de mascarillas quirúrgicas. Del mismo modo ocurren en el Hospital General de Valencia.

  • Es probable que esta medida se extienda en las próximas semanas a otras comunidades de España.

Falta de homologación

El principal problema con las mascarillas de tela es que existen tantas diferentes (muchas hechas en casa, otras fabricadas según las normas de la Unión Europea, otras que no…), que es muy difícil saber si cumplen con su objetivo de proteger del contagio.

  • Esto no quiere decir que las mascarillas de tela no sean útiles. Si están certificadas (es decir, fabricadas según la normativa) y se usan de la forma correcta sí que sirven para prevenir el contagio.

El problema es que muchas de las que se ven por la calle no cumplen con la normativa y no se lavan cuando se debería, y es entonces cuando se da una falsa seguridad que puede ser incluso perjudicial.

¿Cómo deben ser las mascarillas de tela?

Para garantizar que cumplen su función, las mascarillas higiénicas de tela deben cumplir la norma UNE 0064 (si son de un solo uso) o la UNE 0065 (si son lavables y reutilizables).

  • Si las mascarillas que adquirimos cumplen esta norma, debe aparecer en el etiquetado.

El Ministerio de Sanidad también publicó los requisitos que deben cumplir las mascarillas de acuerdo con estas normativas para aquellas personas que las quieran fabricar en casa, algo que era especialmente necesario al inicio de la pandemia cuando aún no estaban disponibles en las farmacias o comercios.

Deben lavarse correctamente

Otro problema que presenta este tipo de mascarillas es que no siempre las utilizamos bien.

  • Las mascarillas reutilizables de tela deben lavarse a menudo y desecharse una vez las hemos lavado el número de veces establecido por el fabricante (tiene que figurar en el etiquetado).
  • Para lavarlas, es importante seguir las instrucciones del fabricante. Las que cumplen la normativa UNE 0065 se pueden lavar a alta temperatura, entre 60º-90º (ciclo normal de lavadora) y con el detergente habitual.
  • Después de lavarlas, hay que esperar a que estén completamente secas antes de guardarlas (para evitar que proliferen bacterias en su superficie).
  • Las puedes guardar en una bolsita o sobre de papel individual.

Cómo hacer un buen uso de las mascarillas

Otro punto importante para garantizar su eficacia, y que no solo afecta a las higiénicas o de tela sino a todo tipo de mascarillas, es hacer un buen uso.

Para ello, ten en cuenta estos consejos:

  • La mascarilla debe cubrir en todo momento la nariz, la boca y la barbilla.
  • Se debe cambiar la mascarilla si está húmeda.
  • No es recomendable usar la misma mascarilla durante más de 4 horas seguidas.
  • No debes tocarla con las manos mientras la llevas puesta.
  • En caso de que te la tengas que quitar por algún motivo (por ejemplo, para comer), debes extremar la higiene de manos al quitártela y ponértela, y guardarla en un recipiente o bolsa de papel limpios. Colócala de manera que no se contamine la parte interior que va a estar en contacto con tu cara.

Tags relacionados