Por Pablo Cubí, periodista

viajar comunidades autonomas pandemia

El coronavirus ha vuelto a extenderse sin control por varios puntos de España, lo que se conoce como transmisión comunitaria.

Lo más significativo es que implica a núcleos urbanos importantes: Zaragoza, Lérida y sobre todo Barcelona.

La expansión de contagios en Barcelona y su área de influencia es un elemento muy preocupante:

  • Por el volumen de gente que se mueve. En las horas posteriores después de que anunciaron medidas restrictivas salieron 400.000 coches de la ciudad.
  • Por ser un foco turístico importante. Es el principal polo de atracción de Cataluña.

El cambio de situación de la Ciudad Condal ha obligado a tomar medidas que, de hecho, pueden afectar a una parte importante de España.

LA SITUACIÓN EN CATALUÑA Y ARAGÓN

Lo que ha pasado en Cataluña y Aragón no es fácil de explicar. Hay dos problemas y no está claro cómo se relacionan:

  • En la zona de Lérida y Huesca, la llegada masiva de temporeros, de trabajadores recolectores de la fruta, provocó un rebrote que ha pillado desprevenidas a las autoridades. Se tardó en poner medidas y Zaragoza y Lérida ciudad (junto a otros municipios cercanos) están en una nueva fase 2.
  • En el área metropolitana de Barcelona el problema es otro. Un brote importante en la segunda ciudad catalana, L'Hospitalet, no se atajó a tiempo. La expansión fue muy rápida, como es de temer en una zona tan poblada.

A estos problemas se han sumado 3 factores:

  1. La capacidad de rastreo de los contagios era insuficiente para tanta población.
  2. El brote llega en un momento en que la población ha suavizado las precauciones.
  3. El brote de Lérida puede haber aumentado los contagios.

Barcelona es la zona con más contagios y se ha pedido aislamiento

Barcelona supera los mil nuevos contagios en los últimos siete días.

Solo entre el 16 y el 18 de julio ya eran casi 500. Los datos epidemiológicos indican que esta semana subirán más.

QUÉ MEDIDAS SE HAN TOMADO EN BARCELONA

Los epidemiólogos señalan que cuando se superan los 50 casos por 100.000 habitantes, el virus se ha descontrolado y solo cabe medidas restrictivas.

  • Esta pasada semana en Barcelona se superó este límite de 50. En L'Hospitalet está ya en 166.

El peligro era claro y la Generalitat de Cataluña intentó unas medidas de confinamiento que la ley no le permitía.

Al final se ha optado por algunas prohibiciones claras y otras recomendaciones que al no suponer imposición algunos médicos creen que pueden ser insuficientes.

  • No se permiten grupos de más de diez personas.
  • No se puede hacer deporte si no es al aire libre. Cierran gimnasios y polideportivos.
  • Se restringe el ocio. Han cerrado cines, teatros, bingos y otras salas de juegos.
  • Se puede ir a las playas, aunque hay medidas más estrictas de control de aforos.
  • Se puede entrar o salir de Barcelona, aunque se recomienda que la gente se quede en sus casas si no es imprescindible desplazarse.

LAS BALEARES REFUERZAN SUS CONTROLES

Los resultados de estas medidas se empezarán a ver en una semana. A la espera de ver si son suficientes, el rebrote catalán ya ha tenido consecuencias.

Baleares ha pedido controlar mejor la llegada de visitantes

En Baleares, un principal destino turístico de Cataluña por proximidad, el Gobierno autonómico ha pedido al Gobierno central que tome medidas.

  • El grupo de asesores sanitarios incluso pedía que se obligara a una cuarentena, que se ha excluido por el daño económico que podía suponer.
  • Sí han pedido que en los aeropuertos se tomen la temperatura a todos los pasajeros. Hasta ahora se hacía solo a los vuelos internacionales.
  • Controles más rigurosos para que la gente lleve la mascarilla en todo momento haya o no distancia suficiente.
  • Cierre de locales nocturnos en zonas conflictivas por el turismo de borrachera.
  • Incremento del número de rastreadores, que pasa de 140 a 400.

QUÉ MEDIDAS SE TOMAn EN EL RESTO DE ESPAÑA

En el resto de España, la situación es de una relativa tranquilidad. No hay transmisión comunitaria.

Una fiesta de fin de curso en Córdoba afecta a 1.700 personas

Brotes que preocupaban, como el de la Mariña en Galicia o el vasco de Ordizia, que obligaron a un confinamiento, se están resolviendo bien.

  • Hay brotes importantes, pero detectados a tiempo.

El más llamativo ha sido una fiesta de fin de curso en un colegio en Córdoba, con casi un centenar de contagios y más de 1.700 personas en vigilancia.

Las comunidades autónomas están tomando nota de estas experiencias. En el punto de mira de todas las comunidades está el ocio nocturno.

El perfil de los nuevos contagios, muchos jóvenes, ratifican estas suposiciones. La mayoría de nuevos brotes son en el ámbito de fiestas privadas.

Galicia, por ejemplo, ha prohibido el botellón. También se están aumentando los controles en municipios concretos, como Toledo, Jaén, Cáceres o Ciudad Real, entre otros.

También el uso de la mascarilla en todo momento, haya o no distancia social, se ha hecho obligatorio en varias Comunidades Autónomas: Extremadura, País Vasco, Asturias, Andalucía, Aragón, Cantabria, Navarra, La Rioja y Murcia. Además de Cataluña y Baleares.

Tags relacionados