Por Soledad López, periodista especializada en salud

secuelas pulmones covid19

A medida que avanza la pandemia se van conociendo las secuelas, algunas de ellas irreversibles, que puede dejar el coronavirus.

Y el órgano más afectado en este sentido es sin duda el pulmón ya que el virus, aunque puede afectar a otros órganos, dónde primero entra es en las vías respiratorias.

Dónde primero entra el virus es en el pulmón

  • Se calcula que aproximadamente un 40% de los pacientes que han sufrido la enfermedad de forma grave y han estado en la UCI tiene secuelas a nivel pulmonar.

"Secuelas quiere decir que, una vez te has curado de Covid-19, hay síntomas que continúan. Eso no significa que vayan a durar para siempre, aunque en algunos casos probablemente sí", explica el Dr. Joaquim Gea, jefe de neumología del Hospital del Mar de Barcelona.

Las consecuencias de la Covid no solo afectan a pacientes que han estado graves. "Desde los centros de atención primaria se están notificando casos de personas que han pasado la infección de forma más leve en casa y que siguen teniendo dificultad respiratoria de esfuerzo (notan que se ahogan cuando hacen algún pequeño esfuerzo) y no remontan", añade el Dr. Gea.

Cómo afecta el SARS-CoV-2 al pulmón

El coronavirus provoca dos consecuencias distintas en el pulmón.

Fibrosis pulmonar

  • El SARS-CoV-2 puede afectar a la carne del pulmón. El virus inflama el parénquima o tejido pulmonar, lo que provoca cicatrices.
  • Esto hace que el pulmón, que es esponjoso, se vuelva rígido y tenga dificultades para inflarse y desinflarse. "Esto no es nuevo porque las enfermedades víricas que no evolucionan bien, incluso una gripe grave, provocan inflamación y acaban fácilmente en fibrosis", asegura el Dr. Gea.
  • Pero, a diferencia de otros virus, el SARS-CoV-2 provoca una inflamación muy importante. El Dr. Gea lo explica de forma muy gráfica: "Es como si un coche te pasa por encima de un brazo, las cicatrices que provoca son tan grandes que nunca volverá a su estado original".
  • En estos casos se trata con corticoides con la esperanza de evitar que la enfermedad progrese y que el daño sea menor.

La fibrosis es una enfermedad que provoca dificultad respiratoria porque los músculos implicados en la respiración tienen que trabajar mucho. Da sensación de ahogo al mínimo de esfuerzo y si se agrava puede provocar insuficiencia respiratoria.

Tromboembolismos pulmonares

  • El SARS-CoV-2 afecta también a los vasos sanguíneos de todo el organismo, y los primeros que se encuentra son los del pulmón, por eso este órgano es el más afectado.
  • En realidad lo que hace es facilitar que las plaquetas se agreguen, se junten, y formen trombos.
  • Pero no solo eso, también lesiona las células de los vasos sanguíneos, lo que genera inflamación. Y esa inflamación, sumada a los trombos, hace que los vasos, que son como tuberías, se obstruyan con facilidad provocando tromboembolismos pulmonares.

Cómo serán esas secuelas pulmonares

"La mayoría de los especialistas tenemos el convencimiento de que los enfermos que queden con secuelas pulmonares sufrirán una combinación de fibrosis pulmonar y trombos", aclara el jefe de neumología del Hospital del Mar de Barcelona.

"En cada paciente podría predominar una afección u otra. Y esto puede ocurrir tanto en personas que han sufrido la enfermedad de forma grave como en esos pacientes leves que han pasado la enfermedad en casa y no se acaban de recuperar", aclara el Dr. Gea.

  • Obviamente, la gravedad de las secuelas no será la misma en función del daño que haya provocado el virus en los pulmones.

De todas formas, el neumólogo insiste en que es importante hacer un seguimiento de esos pacientes leves que siguen con dificultad para respirar cuando realizan un esfuerzo. "Es preciso estudiar bien el problema, evaluar de donde proviene esa secuela y ver qué se puede hacer para paliarla".

  • En los grandes hospitales de España se han creado unidades post-covid para estudiar las secuelas que está dejando la Covid. Y no solo a nivel pulmonar: hay personas que han sufrido ictus porque los trombos se han formado en el cerebro o bien insuficiencia renal porque han aparecido en el riñón.

¿Serán secuelas para siempre?

El Dr. Gea insiste en que no hay que ser alarmista ni se puede generalizar, aunque "sí es cierto que hemos visto placas pulmonares de enfermos que han estado en la UCI y que todo hace pensar que esas secuelas no desaparecerán".

Sin embargo, también hay pacientes que han sufrido un inflamación menor y, con el tiempo, se irán recuperando: "los vasos con trombos se irán deshaciendo, las cicatrices poco a poco serán más pequeñas y la fibrosis será menor... Y todo ello hará que su vida no se vea tan afectada", aclara el Dr. Gea.

En cuanto a los tratamientos disponibles para estas afecciones pulmonares, para la fibrosis no existe cura pero sí hay fármacos que evitan que evolucione. En el caso de los trombos, hay tratamientos para que no se formen nuevos trombos, pero contra los ya existentes poco se puede hacer.

Tags relacionados