Por Pablo Cubí, periodista

espana vacuna oxford

El Ministerio de Sanidad ha anunciado que ha adquirido 30 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus que han creado investigadores de la Universidad de Oxford y que se comercializa a través de la farmacéutica AstraZeneca.

España se suma así al acuerdo al que ya llegó la Unión Europea para hacer una compra centralizada de unas 300 millones de unidades, lo que le ha permitido pactar un precio más ajustado.

¿A QUIÉN SE DARÁ LA VACUNA?

España, por tanto, no ha adquirido los 30 millones de dosis por separado. Es la parte que le corresponde en proporción a su población sobre la compra total que ha hecho la UE.

España no adquiere dosis para todos, sino para los más expuestos

Esta cantidad significa que no es una vacunación general, puesto que no llega a la totalidad de la población española. Además, es casi seguro que se necesiten dos dosis por persona por lo que se reduce más el número inicial de vacunados.

Es lo que han demostrado los primeros ensayos de la vacuna de Oxford. “La respuesta inmunitaria es más fuerte en los participantes que recibieron dos dosis de la vacuna, lo que indica que esa podría ser una buena estrategia de vacunación”, según ha explicado Andrew Pollard, investigador de la vacuna de Oxford.

Lo más lógico es que se empiece vacunando a las personas con mayor riesgo y más vulnerables, el colectivo sanitario, los mayores, problemas con patologías previas y puede que personas muy expuestas al público.

¿POR QUÉ SE HA OPTADO POR OXFORD?

La vacuna de Oxford, además de ser la más avanzada de los proyectos europeos, es de las que ofrece más garantías a las autoridades sanitarias de la UE.

  • Italia, por ejemplo, ha desarrollado otra vacuna, que aún tiene que empezar las pruebas con humanos.
  • Las vacunas de Rusia y China, que han anunciado su distribución antes de haber acabado los ensayos, han despertado dudas entre los expertos.

La vacuna de Oxford parte de un virus que provoca el resfriado en el chimpancé al que se le ha inyectado material genético del coronavirus SARS-CoV-2 y genere respuesta inmune.

La vacuna está en fase 3, se está probando con unos 10.000 voluntarios en Sudáfrica y Brasil, donde hay mucha transmisión de la pandemia ahora.

La vacuna de Oxford se empezará a distribuir en diciembre o enero

Además, la farmacéutica AstraZeneca no ha querido esperar a los resultados finales. Se ha arriesgado y está ya produciendo dosis masivas de la vacuna para que estén disponibles en cuanto las autoridades sanitarias le den autorización.

¿CUÁNDO SE DARÁ LA VACUNA?

¿Cuándo se podrá suministrar? Aún no se sabe y las autoridades han dado respuestas diversas. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que en diciembre o enero se empezará a distribuir.

La realidad es que seguramente va a depender tanto de la aprobación sanitaria europea como de la urgencia por la evolución de la pandemia.

Las autoridades sanitarias han insistido que hemos de tener todas las garantías de seguridad. Una vacuna se da a personas sanas y ha de haber garantías de que no provoque más daño del que se quiere evitar.

También es importante una comunicación muy buena en un momento en el que crecen las voces en contra de la gestión sanitaria y contra las vacunas.

En su mayoría son personas sin conocimiento técnico, pero con repercusión social en otros ámbitos (artistas, blogueros) por su gran audiencia.

NO ES LA ÚNICA VACUNA QUE COMPRAREMOS

El acuerdo con Oxford tampoco significa que se descartan otro tipo de vacunas.

De hecho, España tiene un acuerdo de elaboración de otra de las vacunas más avanzadas. Es la de la farmacéutica Moderna, en Estados Unidos, que fue la primera en probarse en humanos.

  • Empresas españolas se encargarán de la fase final, la preparación de las dosis y el empaquetado para su distribución fuera de Estados Unidos.

Un 30% de los españoles desconfía de ponerse la vacuna

Eso facilita que esté en condiciones de llegar a un buen acuerdo para adquirir parte de ese stock.

De todas formas, el Gobierno español ya ha indicado que su apuesta es con Europa y que mantendrá los acuerdos comunes a los que se está llegando.

La UE está negociando con Moderna y con la también norteamericana Pfizer, con otra vacuna en fase 3.

Una vez se confirme su seguridad, se van a ir probando todas.

Seguramente la vacuna definitiva no va a ser ninguna de estas primeras, sino variantes una vez se compruebe la eficacia de las mismas”, ha explicado el coordinador de alertas sanitarias, el doctor Fernando Simón.

Tags relacionados