Por Pablo Cubí, periodista

errores segunda ola

No, no lo hemos hecho bien. La evolución de la pandemia de Covid-19 desde el fin del estado de alarma ha acabado siendo un fracaso.

Basta ver los nervios y las restricciones con los que hemos llegado a septiembre:

  • Más de 26.500 casos nuevos el último fin de semana.
  • Superamos ya la barrera psicológica del medio millón de casos confirmados.
  • Ya hay más de mil personas ingresadas en la UCI y crecen los casos entre mayores de 60 años.

Por suerte, se están estabilizando dos de las zonas con más casos: Cataluña o Andalucía, a la espera de ver cómo evolucionan con la vuelta a los colegios y oficinas. En Madrid la evolución no es tan buena.

VAMOS A LA CABEZA DE CONTAGIOS

Y no a todos los países europeos nos ha ido igual. Que España ha hecho mal las cosas lo demuestra la comparación con nuestros vecinos, que acabaron el confinamiento igual o peor:

Casos a final de agosto por cien mil habitantes:

  1. España: 230
  2. Francia: 100
  3. Portugal: 36
  4. Italia: 26
  5. Reino Unido: 25
  6. Alemania: 21

Con la excepción del vecino galo, que está repuntando también, aunque mucho menos que nosotros, todos tienen una propagación del coronavirus muy por debajo.

¿Qué han hecho ellos que no hemos hecho nosotros? O al revés. Qué hemos hecho mal.

LOS CUATRO GRANDES ERRORES

Un grupo de investigadores de Biocomsc (Departamento de Biotecnología Computacional y Sistemas Complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña) ha apuntado en un informe algunos de estos posibles errores.

Desescalamos demasiado pronto

La salida del estado de alarma fue precipitada en algunos casos. Por ejemplo, en Cataluña la fase 3 duró horas.

Las prisas por recuperar la economía han jugado en contra

  • Teníamos prisa en permitir la llegada de turistas y abrir bares. Al final tampoco llegaron turistas y los bares de noche hemos tenido que cerrarlos otra vez.

Al aire libre bajamos la guardia

Hubo quizá demasiados mensajes quitando importancia al riesgo en los espacios al aire libre. Hay menos contagios, pero también hay riesgo.

  • Y si se baja la guardia, se tiene nuestro ejemplo: ha habido más contagios de los deseados.

El sistema sanitario no estaba preparado para los brotes

Cuando aparecieron los primeros brotes grandes no había suficiente capacidad de test ni sistema de seguimiento.

  • Se vio claramente con los casos de los temporeros en Huesca y Lleida. La transmisión comunitaria no tardó en aparecer.

Por fortuna, las administraciones han aumentado de manera exponencial su capacidad de detección a lo largo del verano. Pero ya íbamos por detrás de la pandemia.

Las interacciones sociales

Allí estamos todos o casi todos. Los jóvenes, por supuesto, que han vuelto a la noche como si salieran de una pesadilla pasada.

Los grupos familiares, que han creído equivocadamente que por ser familiares y conocidos estaban inmunizados del coronavirus.

QUÉ SE VA A HACER AHORA

Y ahora que sabemos los errores, ¿qué?

Tenemos que vigilar mucho, tanto en las comunidades con una baja transmisión como en las que hay una alta transmisión.

"Las comunidades autónomas están preparadas para la pandemia"

Se espera que pueda haber crecimientos en zonas que ahora están bien por la alta movilidad.

A finales de la semana que viene o a principios de la otra comenzaremos a ver cómo ha sido el inicio escolar”, ha explicado el doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias.

Las autoridades sanitarias confían en que “las comunidades autónomas están preparadas para hacer frente”.

PUEDE CONFINARSE MADRID

El foco de atención es Madrid, que aglutina una gran parte de los contagios ahora.

El viernes se publicó un bando en la Comunidad de Madrid con medidas rígidas. “Esperemos que el suficientes”, ha dicho el doctor Simón.

  • No se descarta que se acabe confinando la ciudad de Madrid o toda la comunidad. El propio alcalde ha admitido la posibilidad.

Lo que es importante es que todas las medidas estén en la mesa y que todas se discutan y si hay que aplicar alguna, se haga sin dudarlo”, ha dicho el epidemiólogo.

El peligro es aplicar las medidas demasiado tarde, sea la que sea.

LA VACUNA LLEGA EN DICIEMBRE

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado que, si se confirman los buenos resultados de la vacuna de Oxford, en diciembre se podrán tener tres millones de dosis.

En diciembre habrá tres millones de vacunas, según Illa

El doctor Simón ha recordado que servirán para vacunar a los grupos más vulnerables. Y que "la vacunación generalizada aún tardará".

  • Lo que interesa es proteger a los vulnerables de forma general y homogénea.

No se plantean de momento vacunaciones más masivas en una zona con mayor grado de transmisión que en otro. “Se estudiará en su momento con las comunidades autónomas”, ha explicado el epidemiólogo.

Tags relacionados