Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Según The Lancet España llega ya a la inmunidad de grupo
iStock by Getty Images

La inmunidad de grupo fue la meta inicial de la vacunación a la que las autoridades se agarraron para poder poner fin a la pandemia. Como sabes, esto se refiere a la cantidad de personas inmunizadas necesaria para que el virus no encuentre suficientes vías de contagio y deje de circular.

  • Se calculó que necesitaríamos llegar a un 70% de la población.

Esa búsqueda de la inmunidad se fue diluyendo con los meses. Sobre todo por tres motivos:

  • La llegada de nuevas variantes más transmisibles, y en especial la delta, hizo que el porcentaje tuviera que ser forzosamente mayor.

Se planteaba que tendría que ser ya de más del 80%. Y si no se vacuna a los niños, prácticamente tendría que ser del 100% del resto de grupos.

  • Las vacunas evitan la covid-19 grave, no los contagios, por lo que no frenan del todo la transmisión.
  • La transmisión en el resto del mundo es muy alta y hay mucha interacción entre países.

España frena la subida de casos

Ahora, nuevos datos hacen pensar que quizá sí podríamos haber llegado a una inmunidad de grupo.

Así lo plantea un artículo de análisis, publicado en la revista The Lancet, que por su prestigio científico cobra especial relevancia.

"La situación en España da pistas de cuándo se podría lograr la inmunidad de grupo"

Aún no sabemos qué porcentaje de población necesita ser inmune para alcanzar la inmunidad de grupo”, admite el doctor Jesús Rodríguez Baño, jefe de enfermedades infecciosas del hospital Virgen de la Macarena, de Sevilla.

  • Sin embargo, asegura que “la situación en España da pistas”.

El dato más significativo es que después de que se relajaran las medidas de control, la cifra de contagios, y sobre todo la de hospitalizaciones, ha ido descendiendo.

Es lo contrario a lo que había ocurrido en las otras olas; la única explicación posible razonable es los altos niveles de vacunación”, razona el doctor Rodríguez Baño.

Incluso en el grupo de niños, que no están vacunados, se ha producido un descenso. Han pasado de tener una tasa de contagios de 154 por cien mil a solo 54 casos.

La diferencia con otros países

En otros países con tasas altas de vacunación, aunque no tan altas como España, la situación es diferente:

  • En el Reino Unido se retiraron todas las medidas de control. Hoy tiene una subida muy significativa.

El país tiene un 68% de vacunados, sin embargo, su incidencia acumulada a 14 días ha sido este pasado octubre hasta 20 veces mayor que España. Y el subdirector de Sanidad, el doctor Jonathan Van-Tam, ya ha reconocido que al país le vienen “meses duros”.

  • Dinamarca, con cifras mínimas de contagios en septiembre, pasó a considerar la covid una enfermedad endémica y también levantó todos las medidas. El aumento de casos fue inmediato.

Hay una nueva ola que se está extendiendo por muchos países de Europa, en especial el este.

La Organización Mundial de la Salud ha dado la señal de alarma. El director en Europa, el doctor Hans Kluge, ha asegurado que “estamos de nuevo en el epicentro”.

Qué factores a favor tiene España

España, de momento, se salva. ¿Seguirá así? El doctor Rodríguez Baño admite que “debemos ser prudentes en las predicciones”, aunque confía que este invierno no será ya como el anterior en plena pandemia.

  • Estamos ya en una vacunación por encima del 85% de la población mayor de 12 años.

La suma de vacunados y los que han pasado la covid puede ya ser suficiente

  • Además, no hay que olvidar que en España sufrimos la peor primera ola del coronavirus, con una mortalidad y una tasa de contagios muy alta.

No hubo 226.000 casos, sino 2,3 millones porque solo detectábamos uno de cada diez”, ha recordado esta semana el doctor Fernando Simón, director de alertas sanitarias.

  • También ha habido un fuerte ola de contagios en la quinta ola, que afecto al grupo de jóvenes, que es donde la tasa de vacunados es más baja.

Son pistas de que podríamos efectivamente estar con unos índices de protección cercanos a la inmunidad de grupo.

Qué nos falta por saber

Como ningún país ha seguido exactamente la misma política sanitaria que los otros, no se puede hacer una comparación científica.

Portugal tiene una tasa aún más alta de vacunación y, aunque en cifras controlables, ha doblado la incidencia”, ha recordado la doctora Carmen Cabezas, secretaria de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña.

  • ¿Qué pasaría si España retirara también las pocas medidas de control que aún tiene, como la mascarilla?
  • ¿Durará la inmunidad de la vacuna sin poner una tercera dosis a toda la población?

Esa inmunidad de grupo, de ser cierta, es aún muy débil. En España tendremos que esperar la evolución para ver qué ocurre.

En las próximas semanas veremos una mayor incidencia de casos. También porque tenemos una capacidad de detección muy alta. Pero no será preocupante”, ha pronosticado la doctora Cabezas.