Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Cinco razones por las que no debe preocuparte la parada de Janssen
iStock by Getty Images

El miedo a la vacuna de AstraZeneca, que ha provocado alarma social y cancelaciones de citas, no tiene justificación científica. Y lo mismo se puede decir del retraso en la vacuna de Janssen.

No lo dice un médico ni dos, ni un gobierno. Lo dice la práctica totalidad de la comunidad científica. El miedo es libre y no es fácil perderlo, pero quizás estas cinco razones te ayuden a situar ese miedo en su contexto real.

1. Las pausas en las vacunas indican control

Los cambios de grupos de vacunados con AstraZeneca y la parada en la vacunación de Janssen en Estados Unidos reflejan una cosa: que los controles son estrictos y funcionan. Por mala prensa que eso suponga para las vacunas.

La vigilancia no se acaba en el ensayo clínico, sigue durante años

Todo se está haciendo bien. Los ensayos clínicos se hicieron bien, demostraron seguridad, y el control posterior también”, ha asegurado en declaraciones a la cadena de radio RAC1 la doctora Beatriz Mothe, investigadora en el grupo IrsiCaixa, y que ha participado en los ensayos clínicos de la vacuna de Janssen

Los controles de las vacunas (y cualquier medicamento) no se acaban con el ensayo clínico. Se sigue monitorizando durante años e investigando cualquier sospecha.

2. Los titulares desvirtúan la realidad

El problema lo tenemos como sociedad. La pandemia ha creado temores y los medios de comunicación nos hacemos eco de cualquier contratiempo. No podemos no resaltar estos casos, porque lo contrario parecería que lo ocultamos.

  • Estamos amplificando en exceso algo que es normal, los controles de farmacovigilancia”, lamenta la doctora Mothe.

No nos preocupemos tanto. “Estamos incrementando muchísimo la incerteza y eso desconcierta”, añade.

Quizá la pausa de la vacunación de Janssen en Estados Unidos por seis trombos, después de siete millones de vacunados, es “una cautela excesiva”. Aunque fue lo mismo que pasó en Europa con AstraZeneca.

Recuperaremos el ritmo de vacunación. “Es cuestión de unos días para analizar esos pocos casos y luego se vuelve a vacunar”, dice.

3. compáralo con otros riesgos

Nada en esta vida está exento de riegos. Salir a la calle, coger el coche en fin de semana tiene más riesgos. Un 1,4%de los conductores de turismos van a tener un accidente con algún daño personal a lo largo de su vida. Y no dejamos de conducir

Las vacunas tienen riesgos. Pero son mínimos. Según datos de la Agencia Europea del Medicamento:

  • El riesgo de trombos es de un 0,0004% al inmunizarse con la vacuna de AstraZeneca y podría ser de 0,0007% con Janssen.
  • El riesgo de trombos al tomar un anticonceptivo oral es de entre el 0,05% y el 0,1%.
  • El riesgo de trombos es del 0,18% en fumadores.

Fumar, la píldora o conducir tienen mucho más riesgo

Pero incluso si no fumas ni tomas pastillas anticonceptivas, tienes más riesgo.

  • Si te contagias del coronavirus es de un 16.5%. Y solo debes mirar a tu alrededor para saber qué riesgo tienes de contagiarte.

Hablamos de seis trombos y nos olvidamos de los muertos diarios por la covid”, recuerda la doctora Mothe.

Nos lo han repetido hasta la saciedad: el beneficio de vacunarse es muy superior al riesgo.

4. “Todo lo que está pasando es positivo”

Los casos de trombos son muy raros, pero no son una sorpresa. En casi todos los medicamentos salen casos muy esporádicos de reacciones graves.

Lo que pasa es que normalmente sale un caso un mes, otro a los dos o tres meses y es muy difícil ver la relación con el fármaco.

Ahora estamos vacunando a millones y millones a la vez, por eso aparecen seis casos de golpe”, explica la doctora Mothe. “Es muy positivo lo que está pasando porque podemos detectar mejor los problemas”.

Otra buena noticia es que, como hay tanta gente vigilando y analizando, ya hay solución para quienes noten primeras señales de trombos.

5. debemos confiar en las autoridades sanitarias

Estamos en un año de Nobel científico", añade la doctora Mothe.

En un año tenemos numerosas vacunas. Un hito histórico. "Tendríamos que estar hablando de eso y no de unos pocos casos de trombos”, se lamenta esta investigadora.

Gracias a la vacunación masiva se detectan rápido y mejor los problemas

Las agencias del medicamento, ya sea la europea o española, lo forman profesionales preparados y que manejan todos los datos. No nos dejemos guiar por opinadores de redes sin información completa.

No podemos dejar de vacunar a los mayores

Se puede conceder que la gente joven ponga más reparos a la vacunación con Janssen o AstraZeneca, pues el riesgo de covid grave en su caso es menor.

  • Lo que no podemos es dejar de vacunar a los mayores en este punto de la pandemia, sea cual sea la vacuna. Todas suponen más beneficio.

Con la incidencia actual en España, por cada trombo que tengamos en una persona mayor de 65 años, estamos ahorrándonos 170 ingresos en la UCI”, apunta.

Puede ser que las personas menores de 30 años el riesgo-beneficio sea menor. “Revisemos esos casos, pero no paremos la vacunación de los mayores de 60 años”, insiste la doctora.