Por Soledad López, periodista especializada en salud

El déficit de hierro perjudica el corazón
iStock by Getty Images

El déficit de hierro o ferropenia funcional es el trastorno nutricional más común y extendido a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud(OMS).

A pesar de ello, es mucho menos conocido que la anemia y poca gente sabe las consecuencias graves que puede tener para la salud, en especial en personas que sufren del corazón.

Desde la Fundación Española del Corazón alertan que el 50% de los pacientes con insuficiencia cardiaca presentan ferropenia.

  • En ellos el déficit de hierro, incluso sin anemia, disminuye la capacidad funcional y aumenta mucho el cansancio, llegando a necesitar hierro intravenoso.

posibles causas de falta de hierro

Como decíamos, el déficit de hierro es habitual en personas con insuficiencia cardiaca porque se asocia a estados de inflamación crónicos.

Pero según la FEC hay otras causas que puede provocar este trastorno.

  • Enfermedades. La enfermedad celiaca, el cáncer, la enfermedad renal crónica o la enfermedad inflamatoria intestinal también pueden provocar déficit de hierro. La inflamación, las pérdidas de sangre o los tratamientos de estas enfermedades (medicamentos, diálisis, dietas más estrictas) puede estar detrás de la carencia ferropénica.
  • Cirugía bariátrica. La mitad de las personas que se han sometido a una reducción de estómago tienen déficit de hierro durante el año siguiente de la cirugía. Las causas pueden ser la pérdida de sangre por la cirugía, la intolerancia a la carne roja o la pérdida de ácidos del estómago que liberan hierro al descomponer los alimentos.
  • Menstruaciones intensas. Una de cada diez mujeres tienen reglas fuertes. Se puede necesitar hasta el doble de hierro en la dieta durante la menstruación.
  • Embarazo. La mujer requiere un aporte extra en esta etapa para el correcto desarrollo del bebé.
  • Dietas especiales. Los estudios han demostrado que los vegetarianos y los que siguen una dieta macrobiótica tienen un mayor riesgo de padecer déficit de hierro, apuntan desde la FEC.

señales de que tienes el hierro bajo

En cualquier caso, conviene estar atento a las señales que envía este trastorno porque pueden afectar a tu salud y avisar también de alguna enfermedad grave.

La campaña Que no se ponga Feo de la Fundación Española del Corazón (FEC) anima a la población a conocer estos síntomas y a descubrir qué podría pasar si no actúas:

  • Irritabilidad. La carencia de hierro no necesita llegar a anemia para provocar irritabilidad o dificultad para concentrarte. A la larga puede influir en la función cognitiva y provocar ansiedad.
  • Frío. Unas manos y unos pies muy fríos pueden revelar anemia porque el hierro interviene en la termorregulación del organismo.
  • Dolor de cabeza. Es un síntoma frecuente del déficit de hierro. Sin hierro suficiente para crear hemoglobina, la sangre no consigue llevar la cantidad de oxígeno que el cerebro necesita.
  • Uñas quebradizas. Es otra señal clara de ferropenia, que también afecta al sistema inmunitario.
  • Caída de pelo. Si pierdes más pelo de lo normal podría faltarte hierro. Esa carencia puede ser grave en personas enfermas o durante el embarazo.
  • Fatiga. Sentirte siempre cansado es otra señal clara de ferropenia funcional. La fatiga, además, puede revelar que hay una insuficiencia cardiaca.

No lo dejes pasar

Algunos de estos síntomas pueden confundirse con otros problemas de salud, por lo que una persona puede tener el hierro bajo y no saberlo.

Por esto, "es importante que la población los identifique y acuda a su médico para que, como dice la campaña, no se pongan feos", remarca el Dr. Javier Torres Llergo, miembro de la FEC, de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y cardiólogo en el Hospital Universitario de Jaén.

Y es que el déficit de hierro tiene consecuencias y es necesario tratarlo. Como indica el cardiólogo, "en pacientes con insuficiencia cardiaca, la ferropenia, incluso sin anemia, afecta al paciente disminuyendo su capacidad funcional. Para mejorar dicha capacidad funcional y sus síntomas de disnea tratamos a estos pacientes con hierro intravenoso".

consejos para unos buenos niveles de hierro

Alimentación y ejercicio son tus dos aliados para evitar el déficit de hierro, pero si sufres algún síntoma quizá con esto no baste. Acude a tu médico, que te indicará el tratamiento más indicado según los resultados de tu analítica.

  • Dieta rica en hierro. Lo que comes está directamente relacionado con los niveles de hierro. Según la FEC, lo ideal es una dieta mixta (carne y verdura) y tener en cuenta que hay alimentos que frenan la absorción de hierro (té, café o leche) y otros que la potencian (alimentos ricos en vitamina C).
  • Ejercicio. La falta de hierro reduce la hemoglobina de la sangre y, en consecuencia, la capacidad para transportar oxígeno, por eso provoca cansancio. Sin embargo, el ejercicio contrarresta ese efecto porque activa la circulación y oxigena el organismo.

Tags relacionados