hongos piel

Actualizado el

hongos piel

La mayoría de los hongos que proliferan en la piel prefieren el calor y la humedad. Por ello, el 10% de las afecciones dermatológicas en verano tienen que ver con las infecciones de estos parásitos, conocidas como micosis. Son muy molestas pero son fáciles de prevenir y tratar.

las Lesiones provocadas por hongos

Hay muchos tipos de micosis pero algunas de ellas son mucho más frecuentes en verano. Reconocer una infección es fácil si conoces dónde se “esconden” los hongos y quéconsecuencias provocan.

Relacionado con este artículo

Hay síntomas que se presentan por el cuerpo y que a veces no relacionamos con la presencia de hongos. Conocerlos te ayudará a resolver antes el problema.

Manchas blancas sobre la piel

Si rascas estas manchas con unas pinzas y se desprende un polvo blancuzco parecido al talco es posible que se deban al "bronceado del tigre", la infección más común de la piel en verano.

  • El responsable es el hongo Microesporum furfum, que prolifera tanto en la arena de la playa como en los bordes de las piscinas o en las telas de las hamacas.

Unos puntos blancos tras la exposición solar pueden ser por un hongo que impide que la piel se broncee

Suelen descubrirse esos puntos blancos tras exponerse al sol porque este hongo impide que la piel se broncee y se presentan en la espalda, los hombros y el tórax.

No obstante, pueden llegar a multiplicarse e invadir todo el cuerpo, provocando incluso la sensación de tener una especie de mapa en la piel.

Enrojecimiento en ingles o cintura

Otro tipo de infección es la llamada "dermatosis del bañador", que se presenta como un enrojecimiento en ingles y/o cintura por lo que es fácil pensar que se trata de un simple roce.

Relacionado con este artículo

En realidad, ese roce es el desencadenante de la infección y por eso es habitual entre deportistas.

Síntomas en pies y manos que alertan de infección

En verano, nuestros pies tienen mucho más riesgo de infección que en otras épocas del año, debido sobre todo, a que nos descalzamos con frecuencia en piscinas y playas, y el uso de chanclas y sandalias. Debemos vigilar con los siguientes síntomas ya que nos alertan de una posible infección:

Picor muy intenso entre los dedos de los pies

  • Este síntoma, junto a la presencia de zonas enrojecidas difusamente en las plantas (que además pueden supurar o presentar costras) alertan del llamado “pie de atleta”, provocado por los hongos trichophyton rubrum y el trichophiton interdigitalis.

El hongo más habitual es el que provoca el "pie de atleta"

  • Ambos prefieren el ambiente húmedo del calzado para desarrollarse, aunque también se contagian al caminar descalzos por suelos contaminados por otros pies que ya están infectados.
  • Si no se tratan, el dolor y los picores pueden llegar a ser insoportables.

Pequeños cortes interdigitales

  • Que aparezcan pequeños cortes entre los dedos de los pies puede ser el primer síntoma de que se estádesarrollando el ya citado “pie de atleta”.
  • Fíjate en si además la piel interdigital estáblanda, es de color blanquecino y es fácil retirar la capa superficial de esa piel con solo rascar con la uña.

Una manchita roja en la mano o en el brazo

  • Si va extendiéndose hasta formar un círculo con los bordes bien delimitados e hinchados, puede ser por el hongo Micoresporum canis, que proviene de los perros y los gatos.

El 'hongo del perro' lo transmiten las mascotas y es muy contagioso

  • Esta micosis, también llamada “el hongo del perro”, se transmite al acariciar a las mascotas y resulta muy contagiosa, por lo que hay que tratarla para evitar transmitirla a otros miembros de la familia.

cómo tratar una infección

Si detectas que puedes estar padeciendo una infección de piel provocada por hongos:

  • Hay que tratarla siempre. Los hongos se extienden con facilidad tanto en tu propio cuerpo como a otras personas. Por ello, no conviene dejar la infección y esperar que se cure por sí misma espontáneamente.
  • Visita al dermatólogo cuanto antes. Es esencial que confirme el diagnóstico, ya que es el primer paso para administrar un tratamiento adecuado al tipo de infección que sufres.

Consejos para evitar el contagio de hongos

Ten en cuenta las siguientes recomendaciones básicas para evitar las infecciones de la piel:

Relacionado con este artículo

  • No ir descalzos en las duchas de playas y piscinas.
  • Tumbarse sobre toallas limpias y secas (nunca sobre la arena).
  • Usar zapatos o zapatillas aireadas, que permitan la transpiración.
  • Secarse bien los pies entre los dedos.
  • Controlar la sudoración para evitar la humedad en los pies.
  • Usar crema hidratante en pies y manos para evitar la sequedad.

Remedios naturales contra los hongos

Si pese a seguir estos consejos sufres micosis, la medicina natural te ayudará:

  • Gotas que curan. Aplicar unas gotas de plata coloidal sobre la zona afectada 2 o 3 veces al día o tomar en ayunas de 5 a 10 gotas durante una semana (a una concentración de 120 partes por millón) resuelve la infección. Si se trata de una infección de tipo “bronceado de tigre” hay que tener más paciencia ya que probablemente se necesite prolongar el tratamiento.
  • Ungüentos útiles. Machaca ajo con un mortero y aplica sobre la zona afectada durante 20 minutos. Después lava y seca muy bien. También es útil para tratar cualquier tipo de micosis el ungüento de caléndula.

Extractos líquidos que ayudan

  • Antifúngicos. El nogal, el tomillo, la ajedrea, el helenio o la bardana tienen una potente acción antifúngica. Aplícalas 2 o 3 veces del día sobre la piel en forma de extracto líquido.
  • Cicatrizantes. La cola de caballo, la manzanilla, el escaramujo, el rosal silvestre, el hamamelis y la zarzamora son cicatrizantes y regeneradoras de la piel. Puedes combinar sus extractos.
  • Muy eficaces. Aplicar extracto de árbol de te sobre la piel 2 veces al día durante una semana ayuda (seca bien después con un secador, sin frotar la zona). Si es recurrente, usa uno de pomelo.