Por Pablo Cubí, periodista

vacuna coronavirus

El proceso de investigación va bien, pero las vacunas no son algo que se consiga de un día para otro.”

Nos los explican desde el Centro Nacional de Biotecnología (CNB), uno de los laboratorios punteros a nivel mundial sobre coronavirus y donde llevan 25 años trabajando en vacunas para los diferentes tipos de coronavirus que aparecen.

Hablamos con el investigador Luis Enjuanes, director del laboratorio de coronavirus del CNB.

¿Cuándo hay posibilidades de que se encuentre una vacuna para el coronavirus?

Creo que muy pronto. Hay que tener en cuenta que hay experiencias anteriores con otros coronavirus, los que provocaron el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo y Grave) y el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio).

Ya ha habido muchas reuniones. Reuniones organizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con científicos de todo el mundo y en especial con el Centro Nacional de la Salud de Estados Unidos. Nuestro laboratorio ha participado en esas reuniones.

HAY DOS POSIBLES VACUnaS

¿Qué tipo de investigación hacen?

Hay muchos tipos de vacunas, aunque simplificando podemos decir que hay de dos extremos. Hay unas vacunas están basadas en una proteína del envoltorio del virus. Es la que mayor induce a la protección, en lo que se llama el fragmento S1. Esas vacunas se pueden generar muy rápidamente.

En 3 meses se puede tener ya un tipo de vacuna, aunque no muy efectiva

Según el Instituto Nacional de la Salud, en tres meses se puede tener esta vacuna. Es una vacuna sencilla y bastante segura, no parece que dé problemas secundarios.

¿Tienen algún problema?

Que no tiene una gran efectividad, porque no es un organismo replicativo, que se autoamplifique y aumente la respuesta inmune.

  • Nosotros estamos implicados con el otro tipo de vacunas que son un poco más complicadas. Pero es una vacuna con una alta potencia y, al mismo tiempo, es muy segura.

¿Éstas pueden ser vacunas más efectivas?

Sí, nosotros ya hicimos vacunas de este tipo para prevenir nuevos casos del SARS del 2002 y para el MERS en el 2012. Tenían una eficacia del 100% cuando se testaban en animales.

SE BASA EN CREAR UN VIRUS MÁS ATENUADO

¿En qué consisten estas vacunas?

Está basada en lo que denominamos un replicón RNA, es decir en el ácido ribonucleico del virus.

  • Los coronavirus son virus ARN, por el ácido ribonucleico cambian genéticamente cada vez que se replican. Billones de variaciones. Por eso a veces pueden saltar de una especie animal a otra o a los humanos.
  • La clave es que los virus consiguen una variación en que las células humanas les dejen entrar. Los virus necesitan entrar en las células para replicarse.

Para crear este replicón hemos seleccionado cinco genes del virus (hemos cambiado al estructura cromosómica). Este replicón ha dejado de ser un virus y por tanto ya no se puede transmitir de célula a célula.

¿Qué ventajas tienen respecto al otro tipo de vacunas?

Al no poderse transmitir de célula a célula le da una gran seguridad, pues no puede revertir de un virus atenuado a uno más virulento.

La que preparamos será más segura y potente

Este replicón no sale de las células. Y tiene una gran potencia, porque el replicón cuando se mete en las células puede aumentar la dosis antigénica diez mil o veinte mil veces.

EN DOS MESES PUEDE HABER RESULTADOS

¿Para cuándo podremos contar con esta vacuna más eficaz?

La vida va muy rápida y mi colaboradora Sonia Zúñiga ha aplicado rápidamente las tecnologías que ya teníamos de ingeniería genética a este virus.

  • Ya tenemos reconstruidos siete coronavirus distintos. Luego lo convertimos en virus atenuado y ese virus atenuado es un candidato a vacuna.

¿Se puede hablar de algún plazo

A veces aparece algún inconveniente técnico. Si todo va bien, en 2 meses podemos tener un candidato, uno de esos virus atenuados.

  • Luego hay que demostrar que ese candidato es seguro, que es genéticamente estable y que no provoca efectos secundarios.
  • Hacemos lo que llevamos haciendo desde el 2000, cuando sacamos el primer clon infectivo de coronavirus, fuimos los primeros del mundo.

La investigadora Sonia Zúñiga del Centro Nacional de Biotecnología insiste también en este punto de prudencia pese a lo adelantado de su trabajo.

El proceso de investigación de la vacuna va bien. Pero una vacuna no es algo que se consiga de un día para otro".

"No tenemos que pensar en una vacuna como algo para curar de inmediato, sino para prevenir en el futuro”.

qué tenemos ahora contra el coronavirus

En palabras del Dr. Enjuanes:

  • "Para curar nosotros y otros laboratorios del mundo hemos desarrollado medicamentos antivirales que para otros coronavirus similares al de Wuhan funcionan".
  • "De manera que no se descartaría que en el futuro cuando se sepa algo más del coronavirus de Wuhan, pudiera comprobarse que alguno de los tratamientos sirve para curarlo".

Tags relacionados