color orina

Actualizado el

color orina

La orina, como las heces, puede dar pista de enfermedades. Sin embargo, de entrada no hay que alarmarse porque un color anormal no siempre es sinónimo de patologías. También puede deberse al consumo de un gran número de comidas, bebidas o fármacos.

los parámetros más normales

El color habitual de la orina puede variar del amarillo claro al ámbar oscuro. Esto depende básicamente de dos cosas:

  • Un pigmento llamado urocromo, que le da precisamente esa tonalidad amarillenta.
  • La cantidad de agua que bebas. Lógicamente cuanto más hidratado estés más pálido será el tono.

Por tanto, aunque un amarillo o ámbar oscuro estaría dentro de la normalidad, sí denota que estás bebiendo poca agua, con lo cual puedes sufrir los problemas típicos derivados de una incorrecta hidratación:

  • Falta de concentración, mareos, somnolencia.

Para no llegar a ese extremo, procura beber cada dos horas y mejor si es agua. Y no te esperes a tener sed: la sed es una señal inicial de que ya existe cierto grado de deshidratación.

Qué puede la orina de color distinto

Como avanzábamos, la causas pueden ser muchas. Algunas, como el consumo de ciertos alimentos, no revisten gravedad, pero en otros casos sí debes estar alerta y, por supuesto, acudir al médico. A veces la orina te revela que hay algo en tu organismo que no funciona bien.

Marrón oscuro

Puede ocurrir por:

  • Medicamentos: Son muchos los fármacos que pueden oscurecer la orina. Los más habituales son los antibióticos como el metronidazol. También ocurre con los laxantes con cáscara sagrada o sen, y con relajantes musculares como el metocarbamol.
  • Ciertos alimentos: Una ingesta abundante de judías o áloe la oscurece.

El áloe o los laxantes oscurecen la orina

  • Ejercicio intenso: Si es muy extremo puede provocar lesiones musculares que ocasionan daño renal, tiñendo la orina de un tono rosa o amarronado.
  • Enfermedades: También puede ser indicativo de problemas en el hígado o mal funcionamiento del riñón.

Rojo o rosa

Es el color que más alarma, pero puede no ser importante:

Relacionado con este artículo

  • Por sangre: Cuando tiñe la orina (hematuria) puede deberse a una simple infección urinaria, pero también a un agrandamiento de la próstata, quistes renales, cálculos y también tumores, que podrían ser tanto malignos como benignos.
  • Por alimentos: Si antes has comido remolacha, arándanos o zarzamoras, seguramente este tono tan alarmante se debe a estos vegetales que tiñen la orina con sus intensos pigmentos.

Los arándanos pueden teñir la orina de color rojo

  • Por medicamentos: Los antibióticos que se usan para la tuberculosis, la fenazopiridina (para las vías urinarias) y los laxantes con sen pueden volver la orina de un color naranja rojizo.

Naranja

La causa más común es la falta de agua, aunque el origen también puede ser otro:

  • El consumo de abundantes de alimentos ricos en carotenoides o el exceso de vitamina C.
  • Patologías en el hígado o las vías biliares. Si el color naranja persiste acude al médico.

Verde

Los desencadenantes suelen ser leves:

  • Algunos antibióticos y suplementos vitamínicos pueden estar detrás.

Los antibióticos suelen cambiar el dolor de la orina

  • Las infecciones urinarias provocadas por bacterias pseudomonas producen orina de color verde.
  • Los colorantes alimentarios brillantes se asocian también con orina verduzca.

Azul

Es bastante raro y cuando ocurre puede ser por:

  • Un exceso de calcio. Se trata de una enfermedad llamada hipercalcemia benigna hereditaria que suele afectar a los niños.
  • Medicamentos que contengan azul de metileno en su formulación (se usan para tratar ciertas intoxicaciones o cómo medio de contraste en algunas pruebas médicas).

Cuándo ir al médico

Cuando los cambios en el color de la orina no están provocados por fármacos ni por alimentos puede haber alguna patología detrás. Acude al médico si observas:

  • Sangre en la orina. Como te avanzábamos, la orina de color rojo puede ser señal de varias patologías, desde agrandamiento de la próstata a cáncer de vejiga o riñón, aunque la causa más común son las infecciones urinarias y los cálculos renales (ambas patologías causan dolor, mientras que el cáncer no).
  • Orina anaranjada o bastante oscura. Si además tienes los ojos y la piel de un tono amarillo y tus heces son claras podría haber una alteración en el hígado.