deporte alergia

Actualizado a

deporte alergia

Más de 8 millones de personas en España seguramente “tiemblan” cuando llega la primavera. Es el número de alérgicos al polen, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

  • Congestión nasal, estornudos, goteo, lagrimeo… son algunos de los síntomas con los que tienen que convivir al exponerse al polen que les causa la alergia.

Si a ti te ocurre y decides “encerrarte” en casa el mayor tiempo posible como única opción para evitarlo, ten en cuenta que ciertas medidas (algunas muy sencillas) pueden ponértelo mucho más fácil y hacer que también puedas disfrutar, por qué no, de hacer deporte al aire libre.

esta primavera, menos efectos

De momento, este año las previsiones son buenas: la SEAIC pronostica una primavera leve o muy leve en la mayor parte de la península y las islas.

  • El crecimiento de las gramíneas (el polen que más alergias provoca), está muy ligado a la lluvia, y al haber sido este invierno muy seco no han proliferado tanto, informan desde la SEAIC.

Relacionado con este artículo

  • Extremadura y Andalucía son la única excepción: en ambas comunidades autónomas se prevén unas concentraciones de polen muy elevadas, sobre todo en tierras extremeñas.

Pese a estas buenas perspectivas no hay que bajar la guardia, porque no se debe olvidar tampoco que los pólenes son mucho más agresivos ahora que hace unos años. De hecho, se calcula que en los últimos 10 años se ha duplicado el porcentaje de alérgicos a los pólenes que más problemas causan.

Se calcula que 7 millones de españoles son alérgicos a las gramíneas

“Las gramíneas han pasado del 35% al 74%, la arizónica del 9% al 23%, el plátano de sombra y la salsola del 7% al 14% y el olivo del 30% al 52%. La causa parece hallarse en el efecto de la contaminación y el cambio climático sobre los pólenes”, afirma el doctor Antonio Valero, presidente de la SEAIC.

Ante este panorama, ¿qué pueden hacer las personas alérgicas para evitar que los síntomas les impidan disfrutar del ocio al aire libre, por ejemplo practicando deporte?

El deporte puede ayudarte

Independientemente de cada caso, lo cierto es que a nivel general hacer ejercicio físico contribuye a la buena salud de tu sistema de defensas, algo fundamental para el control de la alergia.

Relacionado con este artículo

Por ello, si eres de los que evitas los gimnasios y prefieres hacer deporte al aire libre no tienes por qué renunciar a ello en primavera.

Los siguientes consejos te ayudarán a sobrellevar mejor los molestos síntomas.

  • Antes de salir, prepara tu “kit antialergia”. Las gafas de sol son imprescindibles para evitar el lagrimeo y el picor de ojos. No olvides tampoco coger un botellín de agua: beber a menudo te ayudará a prevenir la deshidratación y a aliviar el típico picor de nariz y garganta.
    Incluso puedes llevar un recipiente pulverizador lleno de agua y rociar tu cara con él, de vez en cuando, mientras corres, caminas, o juegas al pádel al aire libre. Te refrescará y, al mismo tiempo, limpiará tu rostro ante la posible presencia del alérgeno.
  • … y consulta los niveles de polen. Puedes hacerlo a través de la web de la SEAIC o mediante varias apps para el móvil. Es una forma sencilla de conocer si ese día el polen al que eres alérgico está a un nivel muy alto o no.
  • Aprovecha los días de lluvia. El agua hace que las partículas de polen bajen al suelo. Por eso salir a hacer deporte justo después de que haya llovido es una estupenda opción.

Relacionado con este artículo

  • El mediodía no es la mejor hora. “Hay que evitar hacer deporte en las horas centrales del día”, apunta el doctor Valero. Y es que las horas de mayor concentración de pólenes suelen estar entre las 12 del mediodía y las cuatro de la tarde.
  • La playa, mejor que la montaña. Si vives en una ciudad o un pueblo que tiene tanto mar como montaña, en primavera elige siempre la primera opción para hacer deporte. ¿El motivo? Parece ser que los pólenes tienden a acumularse más a medida que aumenta la altura. En la playa, además, no suele haber tanta vegetación como en las zonas verdes.
  • Un parque en el centro no es buena opción. A los potenciales alérgenos pueden sumarse los efectos nocivos de la contaminación sobre ellos, que hace que los pólenes se vuelvan más agresivos. Lo mejor es evitar las áreas de tu pueblo o ciudad en las que haya más tráfico.
  • Cuando vuelvas a casa, date una buena ducha. Te ayudará a eliminar los posibles restos de polen.

vacunarse, una posible opción

Sufrir los síntomas de las alergias primaverales no es algo a lo que tengas que resignarte sin más. Con un correcto tratamiento convivir mejor con la enfermedad es posible.

En este sentido, para el presidente de la SEAIC la inmunoterapia es un arma fundamental. “Es el único tratamiento que puede modificar la evolución natural de la patología alérgica”, remarca.

Relacionado con este artículo

De hecho, se calcula que vacunarse contra la alergia reduce hasta en un 40% los gastos en servicios médicos y un 30% los referidos al uso de fármacos para aliviar los síntomas, según datos facilitados por esta sociedad.

El alergólogo, además, podrá orientarte sobre cómo actuar en tu caso (dependiendo del tipo de polen al que seas alérgico y de la gravedad de tus síntomas).

Tags relacionados

Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud