Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Cómo pueden afectar los implantes mamarios al sistema inmunitario
iStock by Getty Images

Solo en Estados Unidos, cada año unas 400.000 personas, principalmente mujeres, se ponen implantes mamarios de silicona.

Según la FDA, la mayoría deben reemplazarse al cabo de 10 años para evitar complicaciones.

Ahora, un equipo del prestigioso del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ha analizado cómo la superficie de los implantes mamarios de silicona influye en el desarrollo de efectos adversos: desde cicatrices o inflamación hasta un tipo raro de linfoma.

A tenor de los resultados del estudio, la superficie del implante puede afectar drásticamente a la respuesta del sistema inmunitario, aumentando así el riesgo de complicaciones.

Los investigadores esperan que este estudio ayude a los cirujanos en la elección del implante y también a los científicos para que diseñen implantes con materiales más biocompatibles en el futuro.

Las superficies de los implantes

Los implantes mamarios de silicona se han utilizado desde la década de 1960 y las primeras versiones tenían superficies lisas.

  • Sin embargo, con estos implantes, los pacientes a menudo experimentaban una complicación llamada contractura capsular, en la que se forma tejido cicatricial alrededor del implante y lo aprieta, creando dolor o malestar, así como una deformación visible del implante.

Estos implantes también podían girarse después de la implantación, lo que obligaba a ajustarlos o extraerlos quirúrgicamente.

  • A finales de la década de 1980 se empezaron a fabricar implantes con superficies más rugosas a base de picos para reducir el riesgo de contractura capsular y conseguir que se adhieran mejor al tejido y permanezcan en su lugar.

Pero en 2019, la FDA solicitó a un fabricante de implantes mamarios que retirara del mercado todos los implantes mamarios de alta textura (alrededor de 80 micrones) comercializados en los Estados Unidos debido al riesgo de linfoma anaplásico de células grandes (un cáncer del sistema inmunológico) asociado a implantes mamarios.

Para prevenir estas complicaciones, surgió hace una década un nueva generación de implantes mamarios con una superficie única y patentada:

  • Estos implantes tienen un ligero grado de rugosidad superficial (4 micrones de promedio). La distribución, el tamaño y el número de picos o puntos de contacto están expresamente estudiados y diseñados para evitar complicaciones.

Estudiar el efecto de los implantes

Los profesores Omid Veiseh y Joshua Doloff, autores del estudio al que nos referimos, llevan desde 2015 analizando como estos implantes de superficie única y otros de uso común interactúan en el tejido circundante y en el sistema inmunitario.

Empezaron estudiando cinco implantes comercializados:

  • El de gran textura retirado en 2019.
  • Uno que es completamente suave.
  • Tres que se encuentran en algún punto intermedio. Dos de ellos tenían la superficie única antes mencionada (uno con una rugosidad de 4 micrones y el otro de 15).

En un estudio realizado con conejos, comprobaron lo siguiente:

  • El tejido expuesto a las superficies más rugosas del implante mostraba señales de mayor actividad de los macrófagos, la células del sistema inmunitario encargadas de eliminar células y sustancias extrañas.
  • Todos los implantes estimularon las llamadas células T del sistema inmunitario, pero de diferentes formas. Los implantes con superficies más rugosas estimularon más respuestas de células T proinflamatorias, mientras que los implantes de superficie única, incluida la rugosidad promedio de 4 micrones, estimularon las células T que inhiben la inflamación del tejido.

Los investigadores también probaron versiones mini de estos implantes en ratones (los resultados de estudios en ratones son más aplicables a humanos).

En este caso también demostraron que los implantes de mayor textura provocaban más actividad de los macrófagos, más formación de tejido cicatricial y niveles más altos de células T inflamatorias.

También realizaron una secuenciación de ARN de las células inmunes de estos tejidos y confirmaron que expresaban más genes proinflamatorios.

Los implantes más rugosos entrañan más riesgos

Los hallazgos de los investigadores sugieren que los implantes más ásperos rozan el tejido circundante y causan más irritación.

Esto podría explicar por qué los implantes más rugosos pueden provocar linfoma: la hipótesis es que parte de la textura se desprende y queda atrapada en el tejido cercano, donde provoca una inflamación crónica que eventualmente puede conducir al cáncer, explican los investigadores.

Los implantes con superficie completamente lisa también tenían niveles altos de macrófagos y fibrosis, pero en los rugosos era mucho mayor.

A tenor de los resultados de estudio, son los implantes de superficie única con un punto óptimo de rugosidad (unos 4 micrones de promedio) los que generan menos efectos adversos:

  • Provocan menos cicatrices e inflamación en comparación con los implantes con mayor rugosidad o una superficie completamente lisa.

"Creemos que esto se debe a que la arquitectura de la superficie de estos implantes es la misma que existe en la escala de células individuales del cuerpo, lo que permite que las células las perciban de una manera diferente", asegura Doloff.

Estudios en tejido humano

Después de realizar estudios en animales, los investigadores analizaron tejido canceroso de un gran banco de muestras en MD Anderson para estudiar cómo los pacientes humanos responden a diferentes tipos de implantes mamarios.

En estas muestras, los investigadores detectaron los mismos tipos de respuesta inmunitaria que habían vistos en los estudios con animales.

Entre sus hallazgos, vieron que las muestras que habían estado sometidas a implantes de alta textura durante muchos años tenían una respuesta inmune crónica a largo plazo. Además, el tejido cicatricial era más grueso.

Después del arduo trabajo, los investigadores esperan que sirva para mejorar el diseño de implantes mamarios de silicona y otros tipos de implantes médicos a base de este material para hacerlos más seguros.