riesgo cardiovascular. Riesgo cardiovascular

1 / 7 Riesgo cardiovascular

Una investigación coordinada por el cardiólogo Valentín Fuster, director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), sostiene que: "las personas que duermen menos de seis horas al día tienen un riesgo 27% superior de sufrir aterosclerosis, una acumulación de grasa y colesterol en las paredes de las arterias que se relaciona con el infarto de miocardio y con la angina de pecho. El riesgo sube incluso hasta el 34% cuando ese sueño es de mala calidad".

  • Por otro lado, y según informa la Sociedad Española de Neurología y Cirugía Torácica (SEPAR) trastornos como la apnea del sueño se asocia a mayor riesgo cardiovascular que podría ser prevenible si se mide y trata la hipertensión nocturna.
salud cerebral. Salud cerebral

2 / 7 Salud cerebral

Según informa la SES, "un descanso inadecuado propicia una acumulación excesiva en el cerebro de proteína beta-amiloide (esencial para la correcta transmisión de información entre neuronas) y una mala eliminación de residuos en esta área".

  • La acumulación de proteína beta-amiloide es un hallazgo clásico de la enfermedad de alzhéimer.
enfermedades neuromusculares. Enfermedades neuromusculares

3 / 7 Enfermedades neuromusculares

“Existe una relación bidireccional entre el sueño y el Alzhéimer”, sostiene la la Dra. Merino. Hay evidencia de que los problemas de sueño (respiratorios y neurológicos) son más prevalentes en los trastornos neurodegenerativos. A su vez, se ha demostrado que "la deficiencia de sueño provoca un menor rendimiento cognitivo que hasta en un 15% de los casos ha sido identificado erróneamente como una enfermedad de Alzheimer".

  • Por su parte, la Sociedad Española de Neurología (SEN) expone que la mala calidad de sueño, desencadenante o riesgo para determinados trastornos neurológicos, como ictus, Parkinson, Alzheimer o diversas enfermedades neuromusculares.
cefalea. Cefaleas

4 / 7 Cefaleas

Según explica la web del Instituto del Sueño (IIS), con frecuencia, "las cefaleas son un síntoma secundario a un trastorno del sueño". Algunos trastornos como el insomnio o el síndrome de apnea obstructiva producen cefalea.

diabetes. Diabetes

5 / 7 Diabetes

La diabetes puede estar detrás de los problemas de sueño. Se ha comprobado que las personas con Diabetes Mellitus tipo 2 tienen mayor probabilidad de padecer trastornos del sueño, pero también se ha demostrado a la inversa: las personas que no descansan bien tienen más riesgo de padecer diabetes tipo 2.

  • Según datos expuestos por el IIS, entre un 38-45% de los pacientes con Diabetes tipo 2 sufren trastornos del sueño, y la probabilidad de padecer diabetes es dos veces mayor en aquellas personas que habitualmente duermen menos de 6 horas.
ganar peso horizontal. Obesidad

6 / 7 Obesidad

Dormir menos de lo recomendado es un factor de riesgo para padecer obesidad, sobre todo en la infancia y adolescencia. El autor el Dr. Rafael Casas, autor del I Estudio sobre la Situación Actual de la Obesidad y el Sobrepeso Infantil en España, en colaboración con DKV Seguros, sostenía que hay una tendencia a dormir menos horas de las recomendadas y eso se transmite erróneamente a los más pequeños. Los menores que duermen menos de lo recomendado engordan con más facilidad.

  • Los niños/as deben dormir de 11 a 13 horas en edad preescolar y entre 10 y 11 horas en edad escolar. En España, un tercio de los niños y niñas tiene exceso de peso.
depresion. Depresión

7 / 7 Depresión

Recientemente, una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Binghamton (Estados Unidos) comprobó que dormir menos de los 8 horas recomendadas que deben dormir los adultos aumenta el riesgo de ansiedad y depresión.

  • Además, según el IIS, el 80% de los pacientes con depresión se quejan de un deterioro en su calidad y cantidad de sueño.

Actualizado a

riesgo cardiovascular

No cade duda que el sueño y el descanso es un pilar fundamental en nuestra vida. El no dormir bien o no tener un sueño lo suficientemente reparador puede traernos problemas a largo plazo en nuestra salud, aunque a veces no reparemos en ello.

Por ello, la World Sleep Society (WSS) ha lanzado un mensaje claro, con motivo del Día Mundial del Sueño, un evento internacional que este año se celebra este año el 15 de marzo: "Sueño saludable, envejecimiento saludable".

"El sueño insuficiente o no reparador tiene importantes consecuencias en el bienestar del sujeto, en su rendimiento y a nivel orgánico”, ha afirmado la Dra. Milagros Merino, miembro del comité científico de la Sociedad Española del Sueño (SES), que impulsa actos en España para concienciar sobre la importancia del sueño, con motivo de este Día Mundial.

Desde la World Sleep Society recuerdan que la relación que existe entre el sueño insuficiente y sus posibles consecuencias:

  • Riesgo de obesidad
  • Riesgo de hipertensión
  • Deterioro cognitivo relacionado con la edad
  • Problemas endocrino-metabólicos o de desarrollo
  • Menor respuesta inmune
  • Mayores tasas de depresión.
  • Algunos estudios, incluso, han vinculado el sueño regular con un menor envejecimiento en la piel y con un mayor tono de los tejidos.

BUSCA AYUDA PROFESIONAL

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN):

  • Entre un 20 y 48% de la población adulta sufre en algún momento de su vida, dificultad para iniciar o mantener el sueño.
  • Un 10% de la población sufre algún trastorno de sueño crónico y grave.

"Se tiende a banalizar muchas de las alteraciones o cambios que se pueden producir a lo largo de nuestra vida en los patrones de sueño, catalogándolos como normales o propios de la edad en la que se padecen, cuando la experiencia nos muestra que la gran mayoría de ellos responden a una causa concreta que puede ser tratada con un diagnóstico correcto", señala el Dr. Carles Gaig Ventura, Coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y Sueño de la SEN.

Por ello, añade el doctor, es el momento de visitar a un profesional:

  • Cuando se produzca una disminución paulatina o prolongada del tiempo en el que permanecemos dormidos
  • Si aumenta la cantidad y la duración de los despertares nocturnos
  • Si nuestro sueño deja de ser profundo o experimentamos somnolencia y fatiga diurnas

una buena higiene de sueño

Para tener una buena higiene de sueño, la World Association of Sleep Medicine (WASM) propone estos 10 consejos.

  1. Establecer un horario regular de sueño.
  2. Si existe el hábito de dormir siesta, evitar que el episodio de sueño diurno exceda de 45 minutos.
  3. Evitar la ingesta excesiva de alcohol al menos cuatro horas antes de acostarse y no fumar.
  4. Evitar el consumo de cafeína, té, chocolate o bebidas energéticas al menos seis horas antes de dormir.
  5. Evitar las comidas pesadas o picantes al menos cuatro horas antes de dormir. Es recomendable hacer una comida ligera antes de acostarse.
  6. Hacer ejercicio regularmente, pero no inmediatamente antes de acostarse.
  7. Utilizar ropa de cama cómoda y agradable.
  8. Encontrar un nivel de temperatura agradable y mantener la habitación bien ventilada.
  9. Eliminar todo el ruido que pueda causar distracción y eliminar la luminosidad de la habitación al máximo durante la noche.
  10. Reservar el dormitorio para dormir. Evitar utilizarlo para trabajar y para actividades lúdicas en general (como ver la TV).

Tags relacionados