Por Soledad López, periodista especializada en salud

La Covid puede afectar al corazón en jóvenes sanos y asintomáticos
iStock by Getty Images

Si algo sabemos sabemos sobre la Covid es que afecta de forma mucho más grave a las personas mayores. La razón no es otra que la inmunosenescencia, es decir, el debilitamiento del sistema inmunitario –que en definitiva es el que se enfrenta al virus– a causa del envejecimiento.

Por eso la edad es el principal factor de riesgo de muerte por Covid. Y explica en gran medida por qué los jóvenes, en su mayoría, pasan la enfermedad de forma asintomática y sin mayores consecuencias.

Además, los jóvenes también tienen menos comorbilidades (enfermedades que aumentan el riesgo de Covid grave) como la hipertensión o la obesidad.

Sin embargo, un nuevo estudio apunta que la Covid no sería tan inofensiva en los jóvenes ya que podría dejar secuelas a largo plazo en los vasos sanguíneos y la salud del corazón.

Rigidez en las arterias

El estudio al que nos referimos, publicado en Experimental Physiology, revela el posible impacto de la Covid en adultos jóvenes relativamente sanos que no fueron hospitalizados y que solo tenían síntomas leves debido al virus.

  • Los investigadores observaron una mayor rigidez de las arterias en estos jóvenes que habían pasado la enfermedad, lo que aumenta el riesgo de complicaciones cardiovasculares bastante tiempo después de haber superado la Covid.

Si bien es cierto que el SARS-CoV-2 es más conocido por los síntomas respiratorios que provoca, cada vez está más demostrado que es una enfermedad vascular, por lo que afectaría a los vasos sanguíneos de todo el cuerpo.

Esto explicaría la gran variedad de síntomas que provoca la Covid, incluido el posible daño en el sistema cardiovascular.

La forma de actuar del SARS-CoV-2 a nivel vascular podría ser comparable a la de otras infecciones bacterianas y virales agudas que también alteran la rigidez arterial.

  • Hablamos de la fiebre reumática, la enfermedad de Kawasaki, la neumonía, la H. Pylori y el lupus, cuyas secuelas a nivel arterial pueden persistir mucho después de que los síntomas se hayan resuelto.

Obviamente, la Covid-19 no suele cursar de forma tan grave como por ejemplo la enfermedad de Kawasaki, pero al tratarse de una enfermedad vascular sí existe el riesgo de que provoque daño arterial en mayor o menor medida, y de que perdure una vez superada la enfermedad.

Cómo se ha hecho el estudio

Para comprobar las secuelas a nivel arterial que puede dejar la Covid en pacientes jóvenes, los investigadores estudiaron a adultos jóvenes entre 3 y 4 semanas después de haber sido infectados por el SARS-CoV-2.

  • En concreto, lo que hicieron fue utilizar un ultrasonido en la arteria carótida y tomar grabaciones de esa imagen durante 10-15 latidos cardíacos.
  • Las grabaciones se analizaron mediante un software para detectar si había rigidez en la carótida.
  • Una vez obtenidos los resultados, los investigadores pudieron comprobar que el virus puede tener efectos perjudiciales en las arterias de todo el cuerpo, incluida la arteria carótida que suministra sangre al cerebro.

Es cierto que este estudio tiene sus limitaciones porque los investigadores no pudieron comprobar si los jóvenes tenían daño arterial antes de contraer el virus.

Tampoco controlaron el ciclo menstrual o las variaciones en el uso de anticonceptivos en ninguno de los grupos. Sin embargo, estudios anteriores revelan que el uso de anticonceptivos y las fluctuaciones del ciclo menstrual entre mujeres jóvenes sanas no tiene por qué influir en los resultados del estudio publicado en Experimental Physiology.

¿Cuánto puede durar la rigidez arterial?

De momento no se sabe cuánto puede durar esa rigidez arterial que provocaría la Covid en algunos adultos jóvenes. ¿Puede revertirse con el tiempo o puede dejar secuelas permanentes?

El siguiente paso de los autores del estudio es hacer un seguimiento del grupo de jóvenes estudiado durante 6 meses para observar cómo evoluciona su salud arterial.

Por tanto, no hay que ser alarmistas porque las secuelas podrían desaparezcan. Pero lo que sí revela este estudio es que, aunque los jóvenes se recuperen rápidamente de la Covid, puede que su salud arterial no lo haga a la misma velocidad y esto puede influir en la salud de su corazón.

"Estos hallazgos sugieren un impacto potencial a largo plazo de la Covid-19 en adultos jóvenes relativamente sanos que, de otra manera, podrían pensar que el virus no les está afectando", concluye el Dr. Steve Ratchford, principal autor del estudio.