Diana Llorens

Periodista

¿Cuáles son los riesgos de pasar demasiado tiempo sentado?
iStock by Getty Images

Nuestro estilo de vida nos lleva a pasar muchas horas al día sentados, ya sea trabajando, mirando la tele o usando las redes sociales en nuestros momentos de ocio.

Sin embargo, cada vez hay más evidencia de que pasar mucho tiempo en esta postura se vincula con diversas enfermedades e incluso con un mayor riesgo de morir de forma prematura.

Riesgo cardiovascular

Aunque se realice actividad física de forma regular, estar sentado mucho tiempo puede aumentar el riesgo cardiovascular.

Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses ha analizado el impacto del tiempo que pasan sentadas en el corazón de casi 81.000 mujeres posmenopáusicas (con una edad media de 63 años) sin diagnóstico previo de insuficiencia cardiaca.

En los nueve años que duró el estudio, 1.402 mujeres fueron hospitalizadas debido a una insuficiencia cardiaca. Los investigadores observaron que, en comparación con las mujeres que pasaban menos de 4,5 horas sentadas, el riesgo de hospitalización por insuficiencia cardiaca era:

  • Un 14% mayor en las que estaban sentadas entre 4,6 y 8,5 horas diarias.
  • Un 54% mayor en las que estaban en esta postura más de 8,5 horas al día.

"Estos hallazgos son consistentes con otros estudios que confirman que las personas que pasan más tiempo al día de forma sedentaria tienen más probabilidades de desarrollar afecciones crónicas como diabetes, presión arterial alta,ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y muerte prematura por enfermedad cardiaca y otras causas", explica el Dr. Michael J. LaMonte, autor principal del estudio.

Realizar interrupciones frecuentes

Los autores de este estudio observaron que la asociación entre la insuficiencia cardiaca y el tiempo que permanecían sentadas las mujeres también se daba aunque fueran activas y alcanzaran los niveles recomendados de actividad física.

Esto indica que, a pesar de que tradicionalmente se ha prestado más atención en promover la actividad física (algo que sigue siendo importante), es fundamental también reducir el tiempo diario que pasamos sentados y hacer “descansos” o interrupciones frecuentes.

Esto no requiere necesariamente un período prolongado de actividad física; puede consistir simplemente en estar de pie durante 5 minutos o en estar de pie y mover los pies”, explica el doctor.

Nuestro mensaje es simple: siéntate menos y muévete más”, concluye.

Los resultados de este estudio son similares a otros realizados en hombres, lo que indica que las consecuencias negativas de pasar demasiado tiempo sentado serían similares en ambos sexos.

Otras enfermedades

Pasar mucho tiempo sentado se ha asociado también con el desarrollo de diabetes tipo 2. Una revisión de estudios de 2019 que incluyó a cerca de 450.000 personas concluyó que aquellas personas que pasan más horas al día sentadas tienen un mayor riesgo de diabetes, sea cual sea su actividad física.

La obesidad y los niveles altos de colesterol son otras patologías que se han relacionado con frecuencia con las horas que pasamos en el sofá o frente a la pantalla del ordenador.

Asimismo, numerosos estudios han encontrado evidencia de la vinculación entre llevar un estilo de vida sedentario y algunos tipos de cáncer.

Contrarrestar los riesgos con ejercicio físico

De acuerdo con un reciente análisis de la actividad física y el sedentarismo de más de 44.000 hombres y mujeres, pasar demasiado tiempo quieto puede aumentar el riesgo de morir de forma prematura.

De acuerdo con los autores de este estudio, si las personas sedentarias poco activas realizan entre 30 y 40 minutos diarios de ejercicio moderado o vigoroso pueden reducir este riesgo.

Cualquier tipo de actividad física cuenta, y se puede adaptar a nuestro día a día, por ejemplo:

  • En lugar de coger el ascensor, podemos subir las escaleras.
  • Cuando vamos a la compra, podemos aprovechar para dar una vuelta a nuestra manzana.
  • Mientras miramos la tele, podemos doblar ropa estando de pie.
  • Aprovechar las pausas publicitarias para levantarnos y realizar alguna tarea.
  • En el trabajo o en casa, podemos andar mientras hablamos por teléfono.

También nuestros hobbies pueden ser una oportunidad para hacer actividad física, desde pasear o ir en bici, practicar algún deporte de equipo o hacer jardinería, por ejemplo.

Hay que recordar que las nuevas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud indican que a la semana debemos realizar entre 150 y 300 minutos de actividad física de intensidad moderada, o de 75 a 100 minutos de actividad física de intensidad vigorosa.