Por Nuria Blasco

vida normal tras aumento pecho

Si has decidido aumentarte el pecho y eres deportista o sueles realizar actividad física con regularidad hay una serie de recomendaciones a tener en cuenta antes de volver de forma segura a tu rutina habitual.

¿Sabías que el running o el tenis son algunas de las prácticas que debes evitar durante un tiempo? ¿O que es totalmente imprescindible usar un buen sujetador deportivo?

El equipo médico de Clínicas Dorsia nos desvela cómo y cuándo retomar el ejercicio físico, así como una serie de consejos para evitar problemas durante el proceso de recuperación. Piensa que seguir a rajatabla las pautas del médico especialista son la clave del éxito de la intervención.

Cuándo se puede practicar deporte

Si eres una persona habituada a hacer ejercicio físico, pasar por una cirugía de aumento mamario no va a suponer un problema. Pasado un tiempo prudencial, podrás reanudar tu rutina de actividad física.

  • Lo primero y más importante a tener en cuenta es el ser estricta respecto al periodo de recuperación pautado por el médico. Como norma general, se advierte no practicar ningún deporte durante el postoperatorio, sobre todo si intervienen los brazos o el abdomen.
  • Teniendo siempre presente esta premisa y, una vez concluido el tiempo de recuperación, que variará dependiendo de cada caso, es posible volver a realizar ejercicio en un mes o mes y medio, aproximadamente, después de haberse sometido a la operación, siempre y cuando el cirujano estime que es el momento adecuado.
  • Eso sí, se deberá retomar la práctica deportiva gradualmente y de manera moderada y, sobre todo al principio, deberás tener especial precaución con los ejercicios que trabajen tu musculatura pectoral.

lo que debes saber antes de volver a la rutina

Se aconseja guardar reposo durante al menos siete días, no realizando ninguna clase de esfuerzo para garantizar una buena recuperación y una correcta cicatrización.

  • Tras la primera semana ya se puede retomar la vida diaria de forma progresiva, sin realizar esfuerzos excesivos, evitando movimientos bruscos o cargar peso. Sin embargo, para practicar deporte debes esperar algunas semanas más.

En cualquier caso, es recomendable que antes de someterse a la operación se informe al cirujano del hábito deportivo, ya que puede afectar a la decisión de colocar el implante por encima o debajo del músculo pectoral.

Los deportistas suelen recibir la recomendación de colocarla debajo del músculo, ya que estos casos tienen los pectorales más desarrollados.

Factores a tener en cuenta

Sobre el periodo de inactividad antes de comenzar a practicar deporte de nuevo tras una operación, será el cirujano quien indique los plazos de recuperación, que pueden variar en función de factores como:

  • La evolución post-operatoria de cada paciente.
  • El tipo de intervención: la recuperación no es igual si la incisión ha sido alrededor de la areola o al nivel sub-mamario. También varía dependiendo de la prótesis y de dónde se haya colocado.
  • El correcto seguimiento de las indicaciones médicas, que acelerará o ralentizará el proceso de curación.
  • Otros consejos como no fumar, no tomar el sol, guardar reposo o no hacer esfuerzos influirán en que la recuperación sea óptima.

¿Qué tipo de deporte puedo practicar?

Ante todo, las personas operadas de pecho deben interiorizar la importancia de llevar un buen sujetador deportivo que garantice una correcta sujeción. Algunas características que debe tener esta prenda son: diseño sin aros o específico para practicar deporte.

Teniendo en cuenta este consejo sobre la equipación, se podrá retomar la rutina deportiva que se deberá hacer de forma gradual.

Hay unos deportes que puedes empezar a prácticar antes que otros.

Los deportes que deben esperar

  • Los expertos suelen desaconsejar comenzar con ejercicios, como el running, el stepper (máquina de subir y bajar escaleras), el HIIT (entrenamiento por intervalos de alta intensidad) o los ejercicios aeróbicos.
  • Esto se debe a que los movimientos rápidos o constantes hacia arriba y abajo pueden impactar en exceso en el tren superior, causando lesiones o pudiendo provocar un desplazamiento o una mala cicatrización. Para realizar este tipo de actividad deberías esperar, al menos, dos meses.
  • También se recomienda esperar un par de meses para realizar deportes de contacto, de raqueta o de equipo como el fútbol, el baloncesto, etc.


Los deportes que sí puedes hacer

  • Lo ideal es realizar ejercicios de baja intensidad que ayuden a mantener un cuerpo tonificado y bien trabajado, como son la natación o caminar.
  • Asimismo, el yoga y el pilates, al ser disciplinas de bajo impacto, pueden ser una buena alternativa durante la recuperación para tonificar el cuerpo de manera gradual y sin impactos.
  • Antes del ejercicio, se recomienda hacer unos estiramientos previos de la musculatura del pecho y de los brazos. Por supuesto, ante cualquier molestia o dolor se aconseja parar la actividad.

Tags relacionados