¿El papel de aluminio tiene un lado tóxico y no hay que usarlo para cocinar?

Un bulo recurrente asegura que solo una de las caras del papel de aluminio es apta para estar en contacto con los alimentos. Lo cierto es que es un producto que siempre ha creado dudas sobre si es o no inocuo y en qué casos puede ser perjudicial. Hemos pedido a un experto en biología molecular que nos lo aclare.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

¿El papel de aluminio tiene un lado tóxico?
Istock

Si un lado del papel de aluminio es más brillante y otro más opaco es debido al proceso de producción pero no afecta a su composición.

Cada cierto tiempo en grupos de WhatsApp o de redes sociales se distribuyen noticias sobre el posible peligro del papel de aluminio que se utiliza en cocina.

La más extendida es un comunicado falso, atribuido al sindicato CSIF, que dice que “el lado no brillante del papel de aluminio es altamente tóxico”. Se trata de un bulo que lleva tiempo circulando y que el propio sindicato ha desmentido.

Por qué el aluminio tiene dos lados diferentes

El papel de aluminio tiene exactamente las mismas características de composición y propiedades en ambos lados. “No hay distinción a la hora de envolver y cocinar los alimentos”, explica el profesor José Miguel Mulet, catedrático de bioquímica y biología molecular en la Universidad Politécnica de Valencia.

Si un lado es más brillante y otro más opaco es debido al proceso de producción: se prensan dos láminas de aluminio y se hacen pasar por unos rodillos para que el producto sea más fino.

Las capas que pasan por los rodillos quedan más pulidas y más brillantes que las capas en contacto con la otra lámina de aluminio. Pero “esto no altera sus propiedades. Pueden usarse ambas caras indistintamente”, añade el profesor.

Una de las razones de que este tipo de bulos tengan tanto predicamento es que siempre ha existido dudas sobre la idoneidad de usar papel de aluminio para cocinar.

¿Es peligroso cocinar con papel de aluminio?

Las autoridades sanitarias, tanto españolas como europeas, tienen una legislación determinada. “Cualquier material que vaya a estar destinado al contacto con los alimentos debe cumplir con esta legislación”, nos recuerdan desde el Ministerio de Sanidad.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, encargada de velar al respecto, recoge esta amplia normativa. Si supusiera un peligro, no se admitiría.

Hasta aquí, la norma. ¿El papel de aluminio es totalmente inocuo? Obviamente no es un producto comestible. Debemos vigilar que su uso sea solo para conservar los alimentos y cocinarlos. Pero la comunidad científica mayoritariamente cree que no supone ningún problema cocinar con él.

El aluminio es muy insoluble. No va a transmitirse a los alimentos y no tenemos que preocuparnos por su toxicidad”, tranquiliza el profesor Mulet.

¿Cuántas veces se puede usar a la semana?

Y aun así, también hay expertos que mantienen sus prevenciones. El aluminio es un metal y puede afectar al organismo si se acumula en cantidades en el cuerpo. Eso es difícil en principio, pero los expertos también afirman que, junto a la acumulación de otros elementos tóxicos que nos rodean, todo junto es lo que hace que algunos especialistas recomienden moderar su consumo.

Pero ¿hay un máximo de veces que puede usarse para cocinar? El profesor Mulet cree que hablamos de cantidades muy grandes, que difícilmente podríamos alcanzar cocinando. Si cocinas mucho con papel de aluminio al horno “es que tu dieta es poco variada y me preocuparía más por eso que por el aluminio en sí”.

No hay riesgo en preparar un plato al papillote con este papel, la forma más usual de utilizar el papel de aluminio en la cocción. La única forma en el aluminio puede pasar a los alimentos es con un ácido, por ejemplo echando el vinagre.

Y no será en cantidades importantes que pueden preocuparnos. En todo caso, el papel se deshará y tampoco nos servirá”, añade el experto.

¿Es mejor papel de aluminio o estuche de silicona?

Otra opción para cocinar tapando los alimentos es el estuche de silicona. ¿Es más recomendable uno u otro? No hay objeción a ninguno de los dos, según el profesor Mulet, y pueden usarse indistintamente.

Es como los envases de plástico. No he visto ningún estudio científico epidemiológico que haya observado más cáncer u otros problemas en grupos de población que usaban envases de plástico”, remarca.

El papel de aluminio químicamente es seguro. Eso sí, no lo reutilices. “Por un tema de higiene, no de toxicidad. Me preocupa más las bacterias que se pueden acumular en el papel arrugado que en los químicos que pueda desprender”, añade el profesor.