Por Soledad López, periodista especializada en salud

inmunoterapia cancer endometrio
GTRES

Las enfermas de cáncer de endometrio avanzado tenían hasta ahora unas expectativas de supervivencia de apenas 12 meses porque no existe tratamiento efectivo que logre controlar la enfermedad.

Sin embargo, esto puede cambiar. Los resultados preliminares del estudio GARNET, un ensayo clínico de fase I realizado con diferentes grupos de pacientes con este tipo de cáncer, ha demostrado que la administración de inmunoterapia puede funcionar en estas pacientes.

Fracaso de la quimioterapia convencional

El cáncer de endometrio avanzado o recurrente representa el 30% de los casos de cáncer de endometrio.

  • En estos casos existe una deficiencia en el sistema de reparación de errores del ADN de las células.
  • El cáncer progresa en estas pacientes porque no responden al tratamiento con quimioterapia basada en platino.

Los tratamientos basados en platino resultan muy efectivos porque consiguen frenar el crecimiento del tumor (el platino crea puentes en las hebras de ADN de las células cancerígenas, lo que evita su expansión y mueren).

Son unos de los fármacos quimioterápicos más utilizados desde hace años, aunque no están exentos de efectos secundarios.

descubierta una terapia efectiva

Ahora, los resultados del estudio GARNET, liderado por el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, han demostrado que la administración de dostarlimab, un anticuerpo monoclonal, como primera línea de tratamiento:

  • Consigue controlar la enfermedad en un 42% de los casos.

El estudio, realizado sobre 104 pacientes y publicado en JAMA Oncology, ha demostrado una alta duración de la respuesta de las pacientes. No hay que olvidar que en ocasiones los tratamientos son eficaces al inicio pero luego el paciente no responde a ellos, con lo que no funcionan.

Además, se han observado pocos efectos adversos, y eso también es muy positivo.

Una esperanza para estas pacientes

En Europa no existe ningún tratamiento con inmunoterapia aprobado para estos casos.

Por eso se espera que, con los resultados de este ensayo clínico, la Agencia Europea del Medicamento pueda aceptar el tratamiento para este grupo de pacientes con cáncer de endometrio avanzado, para las que no hay actualmente un tratamiento estándar.

"Los resultados preliminares del estudio GARNET abren la puerta a una nueva opción de terapia para estas pacientes que puede cambiar realmente los resultados a largo plazo en el tratamiento del cáncer de endometrio avanzado", comenta la Dra. Ana Oaknin, jefa del Grupo de Neoplasias Ginecológicas del VHIO y jefa del Programa de Tumores Ginecológicos del Hospital Universitario Vall d’Hebron, y primera autora del estudio.

  • El descubrimiento puede ayudar incluso a evitar que el cáncer de endometrio avance: "ya estamos incorporando dostarlimab en primera línea de tratamiento en pacientes recién diagnosticadas con cáncer de endometrio en un ensayo clínico internacional denominado RUBY que empezaremos en breve en Vall d’Hebron, y en el que se probará el uso de fármacos basados en el platino con dostarlimab", añade la Dra. Oaknin.

Cáncer de endometrio, un tumor muy común

El cáncer de endometrio es el tumor ginecológico más frecuente en la mujer.

  • En estadios iniciales tiene muy buen pronóstico ya que se curan un 85% de las pacientes, pero cuando la enfermedad avanza o se diagnostica de forma metastásica, la supervivencia global se situaba hasta ahora en los 12 meses, entre otras cosas porque, como decíamos, no había ninguna terapia más allá del tratamiento con quimioterapia de primera línea basado en platino.

En un 5% de los casos, el cáncer de endometrio avanzado tienen su origen en una mutación genética, el Síndrome de Lych, que es hereditario y que provoca errores en la reparación del ADN celular.

Tags relacionados