osteosarcoma cancer huesos infantil

Los temas de cáncer y sobre todo de cáncer infantil son siempre angustiantes. Por eso empecemos señalando que no es para nada una enfermedad común, por eso la información de cualquier nuevo caso se extiende con rapidez y parece más habitual de lo que es.

El cáncer de huesos se produce por la aparición de células malignas en la estructura blanda o dura del hueso. Hay varios tipos de cáncer de hueso, según la parte del hueso donde se inicia.

El sarcoma es el cáncer que afecta al exterior, la parte dura del hueso

El osteosarcoma o sarcoma osteogenético es el más común, afecta sobre todo a niños en etapa de crecimiento y, en menor medida, en la vejez.

diferentes tipos de CáNCER DE HUESO

En los huesos tenemos células dedicadas a hacer crecer los huesos y repararlos en caso de traumatismo: son estas las que se vuelven "malas" y originan este tipo de cáncer. “Nuestros huesos no son una estructura rígida, están vivos, crecen y también enferman”, nos recuerda el oncólogo José Antonio López Martín, oncólogo del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

Hay varias formas en las que puede originarse un cáncer en los huesos.

Relacionado con este artículo

  • Si la alteración de las células se inicia en el centro del hueso, la parte blanda, el tuétano, se llama mieloma y es muy poco común.
  • Si se produce en las células que forman la parte dura, el hueso exterior, se llama sarcoma (el osteo inicial significa “del hueso” en griego). A su vez hay varios tipos de sarcomas, todos son muy minoritarios, aunque menos que el mieloma.
  • La metástasis. Es la forma más habitual de que aparezcan células malignas en los huesos. Es un cáncer iniciado en otro órgano y cuyas células tumorales se han extendido y se han desplazado por el torrente sanguíneo a los huesos.

las causas de este SARCOMA

La causa de que algunas células se malignicen en el hueso aún no está clara.

  • Se ha comprobado que unos tienen un origen hereditario, pero son una pequeña parte.
  • Y sí es algo genético, en el sentido de que su origen es una alteración de los genes que controlan la multiplicación de las células.

La mayoría de casos se detectan en los huesos largos, junto a la rodilla o el hombro

Lo que sí se ha constatado es que la edad es un factor importante, ya que se afecta especialmente a niños y, en un 10% de casos, se da en adultos de más de 60 años. Por estadística, suele ser más frecuente en niños que en niñas.

  • Hay estudios que apuntan que la colocación de implantes metálicos permanentes tras una fractura podrían aumentar el riesgo en personas con otros factores de riesgo.

Este tipo de cáncer se produce sobre todo en los huesos largos, el fémur y la tibia (los huesos que se unen en la rodilla) o el húmero (del brazo al hombro).

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Es el tipo de cáncer de hueso más habitual aunque hay que decir que es un tumor poco frecuente y representa el 3% de los cánceres detectados en niños.

Es muy raro. Por eso, el dolor de los huesos leve, que es un signo habitual de los niños en fase de crecimiento tiene que alarmar a ninguna familia.

Relacionado con este artículo

  • El dolor por sarcoma óseo es fuerte y puede no dejar dormir. Aumenta cuando se mueve la articulación (la rodilla, el codo o el hombro).
  • Puede acompañarse de un bulto y más adelante de pérdida de movilidad.
  • Como el hueso se debilita, es más fácil que se fracture. Al tratar una fractura es cuando se detecta muchas veces.

Pese a que el dolor y los bultitos son habituales en niños que se mantienen activos, “los pediatras y médicos de atención primaria están alertados de esta posibilidad y se pondrán en contacto con especialistas para descartar un tumor óseo”, tranquiliza el oncólogo López Martín.

¿CÓMO SE TRATA EL OSTEOSARCOMA?

Todos los tipos de osteosarcomas requieren un abordaje en un centro con experiencia y que reúna varias disciplinas: radiólogos, cirujanos, médicos especializados en radioterapia, ortopedas, y todos coordinados por los oncólogos”, aclara el doctor.

Para confirmar el alcance de la enfermedad y si son células malignas se harán diferentes pruebas:

  • Un escáner (una visión con múltiples radiografías del hueso).
  • Una resonancia magnética (visión de las partes blandas).
  • Una biopsia (el análisis de una muestra en laboratorio).

Lo mejor es hacer un abordaje desde distintos ámbitos de la medicina

La experiencia del especialista que hace la biopsia es fundamental pues permitirá que luego el sarcoma puede tratarse adecuadamente por los cirujanos”, apunta López Martín.

LA GRAN MAYORÍA SE CURAN

En las últimas décadas se ha evolucionado y mejorado tanto en la rapidez de diagnóstico como en tratamiento.

  • Cómo los síntomas son inespecíficos (hasta que la enfermedad no está muy avanzada) los médicos deben centrarse en un diagnóstico temprano ya que uno de los problemas que más preocupan es que las células cancerosas se extiendan del hueso a otros órganos, como los pulmones.

Afortunadamente, nuevos tratamientos con medicamentos (la quimioterapia) están evitando que esto ocurra en la mayor parte de los casos y mejoran las posibilidades de curación con radioterapia”, recuerda el doctor.

  • Obviamente son tratamientos largos sin embargo, las expectativas suelen ser positivas. Los datos más actuales apuntan que el 80% de los pacientes quedan totalmente libres de la enfermedad.

LOS POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS

Precisamente, porque el grado de curación es alto, los especialistas se preocupan también de que los afectados tengan los mínimos efectos secundarios a largo plazo en su calidad de vida.

  • Por ejemplo, se han reducido mucho las operaciones que suponían la amputación del hueso. Y la radioterapia se ajusta al máximo para minimizar sus efectos secundarios.

Los esfuerzos van ahora a una mejor calidad de vida del paciente

No obstante "la vigilancia y supervisión por el servicio de traumatología y oncología en años sucesivos son necesarios" nos aclara el doctor. “A pesar de la agresividad de esta enfermedad, la mayor parte de estos niños se curan y podrán seguir una vida normal”, concluye el doctor López Martín.

Tags relacionados