La séptima ola de la covid acerca España al riesgo medio hospitalario

España ha doblado en un mes el número de ingresos hospitalarios por la covid. Los datos indican que estamos en una séptima ola, mucho más irregular que las anteriores y que de momento no es crítica. Pero nos acercamos a los niveles de riesgo medio que marcó Sanidad.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Actualización de datos covid: la séptima ola sigue subiendo pero sin mayor gravedad
iStock by Getty Images

La tasa de incidencia sigue creciendo y en transmisión España sigue en un “riesgo medio”, según los valores establecidos por las propias autoridades sanitarias españolas.

Sin un control de todos los casos de covid que hay en España, el Gobierno se concentra ahora en la incidencia en mayores de 60 años y en los ingresos hospitalarios.

El último informe, publicado el 10 de mayo por el Ministerio de Sanidad, indica que hay una subida, lenta pero evidente. Una subida que aún no es preocupante, aunque ya invita a mirar con más detenimiento la evolución.

Lo que vaya a pasar en este próximas semanas ya casi veraniegas, en las que se espera que haya más ventilación y menos riesgo de contagios, marcará las siguientes decisiones de las autoridades sanitarias.

Siguen aumentando los casos

Como bien sabes, la covid ha dejado de ser a nivel práctico una enfermedad de preocupación. No se controla la población adulta joven. Por eso es muy difícil saber hasta qué punto hay transmisión entre este segmento. Y si va a más o menos.

Los gráficos del Ministerio de Sanidad hacen una especie de sierra, donde hay subidas y bajadas.

  • En los mayores de 60 años la incidencia acumulada a 14 días es de 843 casos por cien mil habitantes.

Son cifras muy altas. Acuérdate de que al principio de la pandemia el objetivo para tener controlada la covid era no pasar de 50 casos. Además, esta tasa de incidencia sigue creciendo. Ha aumentado 30 puntos respecto a la semana previa, que era de 813 casos. No son buenas noticias si lo que queremos es que el virus circule menos.

Aumenta la incidencia en mayores de 60 años, pero sin que llegue a ser aún preocupante

En transmisión España sigue en un “riesgo medio”, según los valores establecidos por las propias autoridades sanitarias españolas. Sin embargo, esa no es ahora la principal cifra de atención. Es la situación hospitalaria la que marca la pandemia desde el 28 de marzo. Una decisión no exenta de polémica, pero en la que hay un consenso mayoritario.

Se duplican los ingresos en hospitales

Y la situación hospitalaria ha empezado a dar señales de aviso. De hecho, de acuerdo con los criterios de Sanidad, estamos también a las puertas de entrar en “riesgo medio”. La principal razón, para ponerlo en perspectiva, es que de abril a mayo prácticamente se han duplicado el número de pacientes hospitalizados por covid.

Más de 7.000 personas han entrado en planta en la última semana. Eso supone que por cada cien mil habitantes, la tasa es de 14 ingresos. En abril esa tasa era de 7 ingresos.

Por comunidades autónomas, las peores cifras se registran en las provincias del norte. Asturias y Castilla León son las más castigadas. También hay que tener en cuenta que tienen índices más altos de gente mayor. Le siguen por tasa de ingresos Galicia, Cantabria y Murcia.

Las que ahora presentan mejores datos son Andalucía, Navarra y La Rioja, con una tasa de 10 ingresos por cien mil habitantes.

  • No obstante, el porcentaje de camas ocupadas no es preocupante: 5,89% en total y 3,96% de las UCI.

Hay otras patologías que suponen más ocupación hoy que la covid. La comparativa con las últimas olas previas, cuando el porcentaje de covid en las UCI era del 25%, muestra que aún hay mucho margen.

¿Se volverán a poner controles?

Pese a los incrementos, las últimas declaraciones de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, indican que no se van a plantear nuevas medidas de control hasta después del verano. De estas medidas la más probable es fomentar la cuarta dosis de la vacuna.

Las autoridades esperan a la aprobación de la nueva generación de vacunas para recomendar la cuarta dosis

Esta cuarta dosis ya se ha probado para las personas inmunodeprimidas y mayores en residencias, y se plantea, de momento, para mayores de 80 años. Los primeros que se vacunaron de la tercera dosis. Pero las autoridades sanitarias, autonómicas y centrales, no tienen mucha prisa por poner más dosis. Hay dos motivos:

  • Un exceso de dosis tiene el efecto contrario. Puede hacer que el sistema inmunitario se sature. La OMS la desaconseja de momento.
  • Las principales farmacéuticas, Moderna y Pfizer, esperan que en unos meses la Agencia Europea del Medicamento apruebe sus versiones de las vacunas adaptadas a la variante ómicron. Igual que la española Hipra espera la aprobación. Todas ellas serán mejores opciones de vacuna que las actuales.

¿Y las mascarillas? No hemos de descartar que puedan volver en otoño. No olvidemos que el virus sigue muy presente y circulando descontrolado. La tasa de positividad de los test es del 31%. Para que estuviera bajo control tendría que bajar del 5%. Y eso sin tener en cuenta, que además, ya no hay seguimientos ni se hace test a todo el que es sospechoso.

Tampoco olvidemos que la covid sigue causando estragos en la zona de Asia. Esta pandemia, pese a la visión positiva, general, sigue teniendo muchas incógnitas.