Nefrología

¿Cómo hay que tratar un quiste renal?

Me han detectado uno, aunque me han dicho que es benigno. ¿Pueden aparecer más? ¿Es necesario seguir algún tratamiento?

Por el Dr. Fernando Simal - Vocal de Nefrología Clínica de la Soc. Esp. de Nefrología

Esta situación es más frecuente de lo que se cree: hasta la mitad de las personas mayores de 50 años, especialmente los varones, pueden tener un quiste renal. Lo más frecuente es que sean detectados al realizar una ecografía abdominal por otro motivo.

La inmensa mayoría son lesiones benignas, sin síntomas, y es muy raro que necesiten tratamiento. Los hay de dos clases:

  • Los quistes simples tienen un contorno redondeado, homogéneo y liso, agua en su interior y no requieren tratamiento ni seguimiento alguno.
  • Pasan a ser considerados quistes complejos cuando tienen alguna lesión (sangrados, calcificaciones, tabiques...) y ahí sí que se debe actuar, haciendo primero un escáner renal.

En cuanto a su número:

  • Hasta los 30 años se considera normal tener un máximo de dos quistes en un riñón o un quiste en cada uno de ellos;
  • Entre los 30 y 60 años, dos por riñón;
  • Y a partir de los 60, un máximo de cuatro en cada uno de estos órganos.

La presencia de dos o más formaciones de este tipo en cada riñón en personas menores de 30 años, o al menos cuatro quistes en cada riñón en mayores de 60, nos obliga a los especialistas a preguntar por antecedentes familiares de enfermedad renal por riñones poliquísticos (un trastorno hereditario que podría necesitar tratamientos especiales, incluida la diálisis), puesto que siguen aumentando en número y en cantidad y llega un momento en que sustituyen al tejido renal normal.

En resumen, y para tu tranquilidad, un quiste simple es muy difícil que produzca dolor si mide menos de 10 cm; también es poco frecuente que se infecte o sangre. Asimismo, es muy raro que sea necesario realizar una acción sobre él. Lo habitual es que no dé ningún problema.