Otorrinolaringología

Nariz tapada por fumar o por exponerse a productos irritantes

Me cuesta respirar por la nariz y el médico me ha dicho que se debe a las vegetaciones (adenoides) y se agudiza porque fumo. ¿Puede ser así?

Dr. Jaime Viera

Miembro de la SEORL-CCC y especialista en Rinología

Popularmente conocidas como vegetaciones, las adenoides son una condensación de tejido linfático localizadas en la parte posterior de la nariz o la parte alta de la nasofaringe.

Es la causa más frecuente de obstrucción nasal durante la infancia, pero –aunque es poco común– ese crecimiento exagerado de tejido (hipertrofia adenoidea) también puede aparecer en la edad adulta. De hecho, creemos que es una causa de obstrucción nasal generalmente infradiagnosticada.

La presencia de adenoides hipertróficas está relacionada con:

  • Procesos de inflamación crónica.
  • Infecciones repetidas.
  • Alergias.
  • Exposición a irritantes.

Es por ello que, efectivamente, puede aparecer en hasta uno de cada tres grandes fumadores. Además, curiosamente, pueden volver a salir incluso aunque se hayan extirpado en la infancia.

El diagnóstico final lo lleva a cabo el otorrinolaringólogo a través de la exploración endoscópica de las fosas nasales, lo que permite la visualización de manera indirecta del tejido, pudiendo así valorar su aspecto y la obstrucción que ocasiona.

Solo es necesario tratarlo si la obstrucción y el goteo nasal posterior no mejoran con lavados nasales con suero fisiológico y con espráis a base de corticoides. En ese caso, está recomendada su extirpación quirúrgica bajo anestesia general.

A pesar de tratarse de una entidad benigna poco habitual en adultos, existen una serie de procesos malignos poco frecuentes que pueden estar relacionados y/o confundirse con adenoides, por lo que la valoración por el otorrinolaringólogo en caso de sospechar hipertrofia adenoidea en un adulto es fundamental.