7 consejos para evitar el contagio de la gripe en 2022

La gripe se contagia por el aire al toser y estornudar. Unos niveles adecuados de vitamina D, ventilar, lavarte a menudo las manos o no frotarte los ojos son algunas de las medidas que ayudan a evitar el contagio.

Actualizado a
Dr. Francisco Marin
Dr. Francisco Marín

Médico de Atención Primaria

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

7 consejos para evitar el contagio de la gripe en 2022
iStock by Getty Images

La gripe es una enfermedad que se transmite por virus (no por bacterias), por lo que no se puede curar con antibióticos. Se contagia por el aire al toser y estornudar y empiezan a notarse sus efectos un día o dos después de haberse contagiado. Aproximadamente un 20% de la población contrae el virus cada año.

No todos los contagiados reaccionan igual. Más de la mitad van a tener síntomas muy leves o casi imperceptibles. Un porcentaje algo menor, un 40%, la padece con los síntomas clásicos: fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares, estornudos, tos intensa, lagrimeo y ligera inflamación de la garganta. Y solo un pequeño porcentaje(que no pasa del 10%) sufre un cuadro más graveo complicado. Los siguiente consejos ayudan a evitar el contagio de la gripe y los resfriados

1. Asegúrate unos niveles adecuados de vitamina D

Auque siempre se ha dicho que la vitamina C ayuda a prevenir gripes y resfriados, se ha comprobado que es la vitamina D la que refuerza el sistema inmunitario. Nos resfriamos más en invierno, aparte de porque los virus son más frecuentes y se vuelven más resistentes, porque estamos menos al sol, básico para que el organismo sintetice esta vitamina D.

Para asegurarte una dosis adecuada de vitamina D debes exponerte al sol media hora al día sin protección solar (en invierno en las horas centrales del día y en verano evitando justo esas horas). Alimentos como el pescado, la yema de huevo, las setas y la leche enriquecida son las principales fuentes de vitamina D.

2. Limpia y ventila más

La saliva y las secreciones nasales que se expulsan al toser o estornudar quedan sobre los muebles y ordenadores. Por eso hay que limpiarlos a diario. También se deben ventilar más a menudo para que los microorganismos no se concentren. Los virus pueden vivir varios días en las manos del enfermo y sobreviven especialmente bien en superficies lisas (móviles, interruptores, mandos a distancia, pasamanos de escaleras), mejor que en ropa y pañuelos de papel.

3. No pongas la calefacción muy alta

La calefacción te hace la vida más confortable pero favorece los virus. Si está muy alta o muchas horas en marcha, el ambiente se reseca y con él las fosas nasales, lo que propicia el desarrollo de los microorganismos. Por eso es recomendable usar humidificadores o, si no tienes, mantener algún recipiente con agua.

4. Lávate a menudo las manos

Lavarse las manos es una de las principales medidas de prevención y no siempre lo hacemos bien. Según la OMS debes seguir estos pasos: el lavado debe durar 60 segundos, con agua y jabón, frotando las palmas, el dorso y entre los dedos, sin olvidar las muñecas. Hay que secarse con una toalla de un solo uso y utilizarla para cerrar el grifo sin que haya contacto con él.

Deben lavarse antes de comer, ir al baño y siempre tras volver de la calle, toser o estornudar. Si no hay lavabo cerca, pueden usarse toallitas que contengan alcohol.

5. Controla el estrés y duerme las horas necesarias

La falta de ánimo, la ansiedad y el estrés o si estás durmiendo menos de 6 horas, tu sistema inmunológico no funciona a pleno rendimiento. Es muy posible que, si no tienes un buen descanso nocturno, cojas antes la gripe. Un grupo de investigadores de la Universidad Erasmus de Rotterdam ha averiguado por qué: cada noche de insomnio resta fuerzas a los glóbulos blancos encargados de defendernos.

6. Toma precauciones en los lugares públicos

En los sitios donde se aglomera gente (cines, autobuses, etc.) es mucho más fácil el contagio. Sepárate en lo posible, procura que no te respiren cerca y toca lo menos posible, y en ningún caso ponte luego la mano en la cara sin lavarte antes.

7. No te frotes los ojos

Si tocamos algo contaminado y luego la boca o la nariz los virus nos invaden, pero olvidamos que sucede igual si nos frotamos los ojos. También ellos son una puerta de entrada de virus.

¿Cuánto te protege la vacuna de la gripe?

Además de medidas de prevención la medicina ha encontrado otra manera de luchar contra la gripe: la vacuna. Para componerla se recogen muestras de los virus más habituales que se han registrado en el otro lado del mundo, los países que acaban de pasar el invierno.

Se trata de un sistema de prevención envuelto en polémica, puesto que no garantiza la inmunidad total. De hecho, solo protege al 55-60% de la población adulta que se vacuna y, por tanto, hay muchos casos en los que se ha puesto y el paciente ha enfermado.

Pero leyendas urbanas, como que al ponerse la vacuna uno puede enfermar de ella, son falsas. Los virus que se ponen ya no son activos. Lo que puede pasar es que enfermes por contagio de otra variante del virus no incluida en la vacuna.

En opinión del doctor Antoni Trilla, director de la Unidad de Prevención del Hospital Clínico de Barcelona, “la vacuna es segura. Los efectos adversos son mayoritariamente leves y de corta duración (dolor en el punto de la inyección) y es razonablemente efectiva. Ya nos gustaría que cubriese mayor número de cepas del virus, pero la actual es la única medida preventiva junto a la higiene general. El 80-90% de los casos graves de gripe se producen en población de riesgo no vacunada.

Científicos británicos van a hacer un ensayo con una vacuna "universal" para la gripe. es decir, se va a probar una vacuna que no requiera cambiarla cada año para adaptarla a las cepas que más afectan cada temporada.

Se pretende conseguir este efecto "universal" con proteínas que están en el núcleo del virus y no en la superficie, que son los que cambian continuamente. El objetivo es conseguir una protección más eficaz y que dure más que la que ofrece la vacuna de la gripe estacional.

¿Quién debe vacunarse de la gripe?

Las personas que tienen más riesgo de que una gripe se complique son:

  • Los mayores de 60 años.
  • Personas con enfermedad pulmonar o cardiaca crónica.
  • Embarazadas
  • Personas con enfermedades graves inmunosupresoras (trasplantados, en tratamiento por un cáncer, etc).

Las personas mayores o con problemas respiratorios tienen un riesgo especialmente alto y son los casos que suelen requerir atención hospitalaria.

El Ministerio de Sanidad recomienda que se vacunen de la gripe los profesionales sanitarios. Pero no es tanto para su protección personal, sino por el riesgo de contagio a los pacientes.