Hiperplasia adiposa paradójica, una complicación de la criolipólisis
iStock by Getty Images

La hiperplasia adiposa paradójica es una complicación rara que puede aparecer después de realizar una criolipólisis, un novedoso tratamiento de reducción de grasa localizada no quirúrgico.

Es lo que le ha ocurrido a la top Linda Evangelista. La modelo ha explicado en su cuenta de Instagram que se sometió a CoolSculpting, el nombre comercial de la técnica de criolipólisis, hace cinco años y sufrió este raro efecto.

Así lo describe Evangelista: "Las células de grasa aumentaron no disminuyeron, y quedé permanentemente deformada incluso después de someterme a dos dolorosas e infructuosas cirugía correctivas. He quedado, como describen los medios de comunicación, irreconocible".

Qué es la criolipólisis

La criolipólisis es un procedimiento aprobado por la FDA de Estados Unidos en 2010.

Se trata de una técnica innovadora que utiliza aparatología para reducir la grasa localizada a través de la aplicación de temperaturas bajo cero, tanto en el cuerpo como el rostro.

  • El objetivo de la criolipólisis es congelar las células grasas de las zonas difíciles de eliminar para que mueran y sean expulsadas a través de la orina o el sudor en las semanas posteriores.
  • No requiere cirugía –simplemente se enfría cierta zona del cuerpo– por tanto es un procedimiento totalmente indoloro. No hay que aplicar anestesia, no hay que hacer reposo, no hay postoperatorio...

Cómo es una sesión de criolipólisis

Con la criolipólisis se puede actuar sobre la grasa localizada de muslos, abdomen, papada, cadera, brazos o glúteos.

  • Cabe señalar que se aplica donde hay grasa, no flacidez.

En una sesión se eliminan entre el 20 y el 25% de grasa en ese área y son necesarias varias.

  • Cada sesión dura entre 30 y 60 minutos.
  • Se delimita la zona a tratar y se aplica una membrana anticongelante para que la piel no sufra daños por las bajas temperaturas.
  • A continuación se aplica frío entre -5 y -10 grados sobre la zona a tratar con el aparato de criolipólisis.
  • Luego se hace un masaje sobre la zona.
  • El paciente puede hacer vida normal y en las semanas posteriores elimina la grasa por la orina o el sudor.

Qué es la hiperplasia adiposa paradójica

La hiperplasia adiposa paradójica es un efecto adverso raro de la criolipólisis en la que se desarrolla un área endurecida de grasa localizada después del tratamiento, dejando un bulto que requiere también de tratamiento para eliminarlo porque no desaparece por sí solo.

Así pues, puede aparecer "una masa indolora, más agrandada, firme y bien delimitada", advierte la Sociedad Americana de Cirujanos.

  • El fabricante del dispositivo para realizar la criolipólisis estimaba que esta hiperplasia aparecía en 1 de cada 4.000 casos.
  • Pero según un estudio realizado por investigadores del Miami Plastic Surgery y publicado en Plastic and Reconstructive Surgery, la incidencia de la hiperplasia adiposa paradójica es del 0,72% (uno de cada 138 tratamientos con criolipólisis).

Por tanto, la incidencia es baja pero no tanto como sugería el fabricante.

Cuando aparece esta hiperplasia, el paciente observa que la grasa crece en lugar de eliminarse.

  • Puede aparecer entre las 8 y las 24 semanas después de la criolipólisis. Y se produce justo en la zona tratada.

Por ejemplo si es la papada, en lugar de desaparecer aumenta aún más.

Soluciones a esta complicación

Se desconocen los factores que predisponen a sufrir esta hiperplasia después de someterse a un procedimiento de criolipólisis, aunque se sabe que sucede más en hombres.

El estudio realizado por investigadores del Miami Plastic Surgery revela que la mayoría de estas hiperplasias se solucionan con liposucción, aunque es necesario esperar unos meses para someterse a ella.

Solo en raras ocasiones hay que combinar la liposucción con cirugías correctivas como la abdominaplastia.

Pero en el caso de Linda Evangelista parece que nada ha funcionado, según afirma la modelo.