Cómo funciona la ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible persigue el mismo objetivo que los brackets clásicos, pero con la ventaja de que apenas se ve o no se ve nada según el tipo que se elija. Te explicamos al detalle en qué consiste el tratamiento dental.

Actualizado a
Dr. Jorge Ferrús
Dr. Jorge Ferrús

Implantólogo y periodoncista

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

La ortodoncia invisible, cómo funciona y todo lo que tienes que saber
iStock by Getty Images

La ortodoncia invisible es la alternativa actual a los brackets convencionales. Son aparatos dentales que, como cualquier otro tipo de ortodoncia, permiten corregir la maloclusión y obtener una sonrisa funcional además de estética.

Pero su característica principal es que son sistemas muy sutiles y discretos, por eso este tipo de ortodoncia se ha convertido en la favorita de personas adultas que no desean que el tratamiento interfiera con su imagen. Y es que, obviamente, es una opción mucho más estética que la ortodoncia metálica clásica.

Los especialistas de la Clínica Ferrus & Bratos, el Dr. Jorge Ferrus y la Dra. Patricia Bratos, nos aclaran todas las dudas sobre la ortodoncia invisible.

tipos de ortodoncia invisible

Existen dos tipos de ortodoncia invisible: los alineadores invisibles y los brackets linguales.

Alineadores invisibles como Invisalign:

Es un sistema basado en férulas transparentes removibles hechas a medida, por lo que es la única ortodoncia sin brackets. Son prácticamente imperceptibles y solo se aprecian en distancias cortas.

Uno de los aspectos que hace más atractivo este tipo de ortodoncia es que el paciente puede retirar las férulas para comer y lavarse los dientes.

Eso sí: para que sea posible cumplir con los plazos planificados y conseguir la oclusión óptima dentro del periodo previsto, es imprescindible llevar puestas las férulas un mínimo de 22 horas diarias. A medida que se van realizando los micromovimientos dentales, el paciente va cambiando sus férulas, aproximadamente cada 2 semanas.

Brackets linguales:

Son aquellos que van pegados en la cara interna de los dientes. Esto hace que sea la única ortodoncia 100% invisible, ya que el aparato no se ve al hablar o al sonreír, ni siquiera en las distancias cortas.

Aunque hay diferentes marcas dentro de la ortodoncia lingual, la firma Incognito es el único sistema cuyos brackets se fabrican de manera personalizada de la boca del paciente, lo que lo convierte en un tratamiento muy preciso.

Cuándo está indicada la ortodoncia invisible

Cualquier aparato dental corrige las maloclusiones y problemas de apiñamiento, nivelación o malposiciones dentales. Por ello, optar por sistemas más tradicionales o por métodos invisibles depende enteramente de la persona en función de sus preferencias estéticas y económicas.

En qué consiste el tratamiento

Todo tratamiento de ortodoncia pasa por diferentes fases que, a grandes rasgos, son:

  • Estudio de ortodoncia.
  • Colocación del aparato.
  • Revisiones mensuales.
  • Retirada de la aparatología.
  • Fase de retención, para evitar que los dientes vuelvan a la posición inicial previa al tratamiento.

En el caso de los alineadores invisibles Invisalign hay, además, otro paso extra: dado que las férulas se confeccionan a medida de la boca del paciente, el ortodoncista debe realizar una simulación de todos los micromovimientos dentales. Para conseguir esta personalización, es necesario tomar las impresiones de su boca recurriendo a un escáner intraoral en 3D.

Las muestras virtuales obtenidas son enviadas telemáticamente a Estados Unidos, donde Align Technology –la marca que fabrica los alineadores– tiene su sede. Gracias a ClinCheck, el software informático desarrollado por la marca creadora de Invisalign, tanto el paciente como el ortodoncista pueden saber qué aspecto tendrá su sonrisa una vez haya finalizado el tratamiento.

Dependiendo de las necesidades de la persona, y del grado de apiñamiento, maloclusión o cualquier otro problema bucodental, es necesario optar por la versión de Invisalign Lite o Full.

  • El primer tipo está indicado para casos leves, normalmente para pacientes que ya han llevado ortodoncia pero las piezas dentales se han movido, por ejemplo, por no usar los retenedores.
  • En cambio, Invisalign Full es la versión más completa, pues consigue corregir cualquier malposición o problema de mordida. Como es lógico, para el tratamiento con Full será necesario que la persona use un mayor número de férulas.

Cuánto dura el tratamiento

La duración de un tratamiento de ortodoncia depende de si el grado de maloclusión es leve, moderado o severo. Es necesario realizar un estudio previo y una planificación para determinar cuánto tiempo será necesario llevar ortodoncia.

La media de estos tratamientos está en 18 meses, aunque puede haber ortodoncias de 12 meses y, en los casos más complejos, de 36.

¿La ortodoncia invisible es siempre aconsejable?

Los alineadores transparentes es la opción ideal para pacientes responsables con su tratamiento, ya que deben llevar las férulas al menos 22 horas diarias y cuidarlas adecuadamente para evitar su ruptura o pérdida.

Hay opciones de férulas para adolescentes (Invisalign Teen), que incorporan unos indicadores azules en la parte posterior y pierden gradualmente su color hasta convertirse en transparentes a medida que aumenta su tiempo de uso. Es un método de control tanto para el ortodoncista como para los padres.

Además, Invisalign está especialmente indicado en pacientes que tienen problemas de enfermedad periodontal (gingivitis y periodontitis), ya que las fuerzas que ejercen son menores que las de los brackets tradicionales. Y no solo eso, al ser removibles no dificultan en ningún caso tratamiento dental y son más higiénicos que otras clases de ortodoncia.

Sin embargo, en caso de pacientes que necesitan un tratamiento combinado de ortodoncia y cirugía ortognática, es preferible optar por la ortodoncia fija. Esta operación se realiza en pacientes adultos que tienen problemas de estructura ósea, por lo que es necesario modificar su posición y/o tamaño para corregir la maloclusión.

Ventajas y desventajas de la ortodoncia invisible

La principal ventaja de los alineadores es que, al ser removibles, no afecta ni a la dieta ni a la higiene oral diaria.

Es un sistema muy discreto que no interfiere con la imagen del paciente. Además, dado que no tiene ninguna parte metálica, es un sistema que no conlleva heridas, llagas ni urgencias relacionadas con caídas de brackets.

Otro aspecto positivo es que el paciente puede ver una simulación del resultado final incluso antes de haber iniciado el tratamiento. Sin embargo, requiere un mayor compromiso por su parte en referencia a las horas de uso.

En cuanto a la ortodoncia lingual, tiene la gran ventaja de ser completamente invisible. Además, al ser Incognito una marca que confecciona los brackets a medida, se adapta perfectamente a la boca del paciente.

Ahora bien, al ir pegados en la cara interna de los dientes, su periodo de adaptación es mayor que si hablamos de brackets metálicos y puede ocasionar dolor y llagas durante las 2 primeras semanas. Por último, al tratarse de una ortodoncia fija, debemos tener cuidado con ciertos alimentos, como las carnes fibrosas, comidas pegajosas y también evitar morder alimentos duros.