Asesorado por Rosa Sancho, coordinadora de la Comisión de Vacunación del Colegio de Enfermeras de Guipúzcoa

Por Soledad López, periodista especializada en salud

vacunas durante confinamiento

La COVID-19 acapara toda nuestra atención en lo que a salud se refiere y muchas otras cuestiones han quedado relegadas a un segundo plano.

Sin embargo, hay cosas que, a pesar de la crisis del coronavirus, deberían seguir siendo ineludibles.

Y una de ellas es acudir igualmente a tu centro de salud para recibir las vacunas que se consideran prioritarias. Y habalmos tanto de niños como de adultos.

Las vacunas salvan vidas

Los últimos días de abril se celebra la "Semana Mundial de la Inmunización" y este año el lema que eligió la Organización Mundial de la Salud es "Las vacunas funcionan para todos".

  • Desde la OMS recuerdan que cada año la inmunización salva millones de vidas pero que, aún así, todavía sigue habiendo en todo el mundo cerca de 20 millones de niños que no reciben las vacunas que necesitan.

20 millones de niños no reciben las vacunas que necesitan

"La vacunación es una de las herramientas más importantes que tenemos para prevenir los brotes epidemiológicos y preservar la seguridad mundial. Aunque hoy en día la mayoría de los niños se vacunan, son demasiados los que quedan rezagados", ha declarado el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

  • En los dos últimos años se han declarado en todo el mundo múltiples brotes de sarampión, difteria, tos ferina y otras enfermedades prevenibles mediante la vacunación.

Pues bien, coincidiendo con estos días en los que OMS nos recuerda la importancia de la vacunación y teniendo en cuenta la situación de confinamiento en la que vivimos, no está de más recordar aquellas vacunas que son esenciales y que hay que procurar no saltarse.

  • De ello hemos hablado con Rosa Sancho, coordinadora de la Comisión de Vacunación del Colegio de Enfermeras de Guipúzcoa.

Qué vacunas no hay que saltarse

"Actualmente la mayoría de los recursos están destinados a combatir la pandemia del coronavirus y podemos aplazar algunas vacunas, pero hay otras que es muy importante recibirlas cuando toca", afirma Rosa Sancho. Las vacunas que se consideran prioritarias son las siguientes:

  • Las del calendario infantil hasta los 15 meses de edad. El sistema inmunitario de los bebés es más susceptible a contraer estas enfermedades que se pueden prevenir con la vacunación. La OMS advierte que pueden aumentar los brotes de algunas patologías como el sarampión si la cobertura de vacunas disminuye en este grupo.
  • Las embarazadas deben vacunarse de la tos ferina para proteger al recién nacido (se viene haciendo desde 2013). Hay que ponerla justo entre las semanas 27 y 31 de gestación porque es justo cuando se produce el mayor paso de anticuerpos de la madre la bebé.
  • Las personas con enfermedades crónicas o prácticas de alto riesgo también deben recibir las vacunas que estipule su médico. Por ejemplo, las personas inmunodeprimidas y las que sufren diabetes o insuficiencia renal tienen que vacunarse igualmente contra el neumococo.

Qué debo hacer para recibirlas

Es tan sencillo como ponerte en contacto con tu centro de salud para que te den cita y recibir la vacuna que pertoca. "Ahora mucha gente teme acudir a un centro de salud o un hospital por temor al contagio, pero pueden estar tranquilos porque hay circuitos muy diferenciados entre los pacientes de COVID-19 y el resto de pacientes, por lo que el riesgo de contagio está totalmente minimizado", asegura la coordinadora de la Comisión de Vacunación del COEGI.

Entre las semana 27 y 31, las embarazas deben vacunarse de la tos ferina

"Además, la administración de este tipo de vacunas prioritarias funciona igual que siempre. Con la misma agilidad y sin demoras. Otra cosa son las dosis de recuerdo u otras vacunas que sí se están posponiendo porque pueden esperar", prosigue.

Rosa Sancho insiste en que "ahora más que nunca en que la ciencia está buscando una vacuna contra el SARS-CoV-2 (el virus que provoca la COVID-19) deberíamos ser conscientes de la importancia de las vacunas. Gracias a ellas hemos podido controlar muchas enfermedades que han provocado crisis como la actual. Las epidemias solo pueden controlarse gracias a las vacunación".

Tags relacionados