Charo Sierra

Directora de la Revista Saber Vivir

Vive una etapa de cambios, entre otras cosas por haberse separado de su marido, Bertín Osborne y, sin embargo, responde a nuestras preguntas con un sosiego envidiable.

La participación en el concurso Miss Venezuela 1993 impulsó su carrera de modelo, aunque pudo haber sido médico: empezó la carrera de Medicina, que, confiesa, muchas veces piensa que debería haber terminado.

A punto de cumplir 49 años (nació el 28 de diciembre de 1972), Fabiola Martínez luce una mirada entusiasta, abierta a los nuevos proyectos que le proponga la vida. "Yo no quiero ser la mejor en lo que hago –dice–, sino darlo todo según mis capacidades".

Fabiola

1 / 8 Bertín y tú decidís separaros en plena pandemia. ¡Con la que estaba cayendo!

Es que la cosa estaba bastante clara. Durante mucho tiempo yo he intentado… pues (sopla)… ser menos yo para encajar, porque es verdad que la vida de Bertín es como es. Él podía haber puesto de su parte también, pero al final cada uno tira para su lado y yo cedí hasta que me cansé de ceder.

Fabiola2

2 / 8 ¿Sientes que has perdido mucho durante estos años?

Di prioridad a mi familia y no me arrepiento en absoluto. Lo volvería a hacer y, de hecho, lo sigo haciendo. Pero es verdad que en esos espacios familiares y de pareja que quedaban más al azar y en los que puedes escoger qué hacer, como por ejemplo ponerme a estudiar o dedicarme más tiempo a mí, no podía hacerlo porque siempre estaba al servicio de él, de acompañarlo a conciertos, a cenas con amigos… Llega un momento en que todo eso se te hace bola y te asfixia. Él, pobre, jamás me obligó a nada, pero es verdad que cuando salen los trapos te echas en cara cosas que en el día a día te callas. Y eso acaba desgastando mucho la relación.

 

Fabiola3

3 / 8 Has dicho alguna vez que eres más “tú” desde la separación…

Mira, una de las cosas de las que me di cuenta cuando me trasladé a mi nuevo piso, porque como te puedes imaginar en una mudanza aparecen todo tipo de recuerdos, es que yo antes era muy payasa, muy de la broma. En la mudanza salieron fotos de cuando yo era joven. Lo normal, puesto que era modelo, es que saliera posando. ¡Pues no encontré ni una así! En todas estaba haciendo el payaso. Siempre he sido muy bromista, pero en mi etapa con Bertín me enfoqué en otras cosas y dejé aparcada esa forma de ser. De ese tipo de cosas me he dado cuenta después de separarme. Ahora he recuperado la bromista que llevo dentro.

Fabiola4

4 / 8 ¿Te has sentido juzgada alguna vez tras separarte?

Es que la sociedad tiende a hacerlo. Si te rebelas frente a algunas cosas, es que no eres buena mujer. Me han llegado a decir por redes sociales que lo que tenía que hacer era volver con mi marido. ¿Perdona? En primer lugar, ¿quién es nadie para decirme cómo llevar mi vida?; y en segundo lugar, ¿acaso Bertín ha dicho “Me encantaría volver con Fabiola”? Nuestra separación ha sido cosa de dos.

Fabiola5

5 / 8 Hablemos del futuro. Si no me equivoco, estás estudiando dos másteres.

Sí, uno es de Administración y Dirección de Empresas. No es que me apasione pero me vendrá bien para seguir encargándome de la Fundación Bertín Osborne para familias de niños con daño cerebral. Y el segundo máster es de Inteligencia Emocional, Coaching y Programación Neurolingüística.

Fabiola6

6 / 8 ¿Te gustaría hacer un programa en alguna televisión?

Sí, la verdad es que sí. El mundo de la televisión me divierte mucho. Pronto se emitirá uno en Mediaset en el que he participado y solo te puedo adelantar que la cosa va de enfrentarte a tus miedos. Como te digo, me divierte hacer ese tipo de cosas. Y también intento aprovechar las oportunidades que aparecen y que encajan con mi forma de ser porque –como toda mujer separada– ahora estoy totalmente enfocada en sentir que tengo cierta estabilidad económica.

Fabiola7

7 / 8 ¿Cómo te cuidas?

Hacer ejercicio y estiramientos alivia mi espalda tras cuidar ami hijo Kike, que ya tiene 14 años. Y en cuanto a la alimentación, lo que comemos en casa lo cocinamos nosotros; no me gusta lo precocinado. Yo ahora cocino poco, pero se me da bien y combino la cocina venezolana con la española. Ya he conseguido que a mi hijo Carlos, el pequeño, le gusten las arepas, las tortas de maíz. Lo que pasa es que él es de sabores muy fuertes, como el padre. Le encanta el jamón, las aceitunas... ¡Fíjate si le gusta todo muy sabroso que incluso me pide boquerones en vinagre para merendar!”.

Fabiola8

8 / 8 ¡Estás imparable!

Hace años decidí vivir el día a día y disfrutar en el presente de lo que la vida me da o yo me procuro. Así se es más feliz. En realidad, no me gusta planificar el futuro porque hay mil variantes que te pueden estropear esos planes y dejarte frustrada. Mi lema es "No pares hasta que te sientas orgullosa de ti misma". Por eso me entrego tanto en todo lo que hago.

Fotografía: Paco Navarro • Estilismo: Verónica Miyún • Maquillaje y peluquería: Sonia Marina • Vestuario y complementos: Laura Bernal, Apparentia, Chiara Boni, Magrit, Evika